8 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

Barbieri con/sin Kirchner y todos a la plaza del SI

El próximo 25 de Mayo podría marcar una línea divisoria entre lo que muchos entendían como una política partidaria convencional y el desembarco pleno de la transversalidad en todos los niveles. Cualquier asociación parece posible bajo los designios del presidente y hasta el Intendente Barbieri que sorprendió en el palco del acto en Gualeguaychú, podría ser candidato por un ala del Frente para la Victoria “sin abandonar la Unión Cívica Radical”. Si encontrara lugar para aspirar a un cargo provincial o nacional, en el orden local podrían registrarse internas dentro de la interna. Los principales referentes políticos de la ciudad reflexionaron ante las consultas de La Opinión y está claro: “hoy nadie pone las manos en el fuego por nadie”.

Publicidad

 

Nadie está seguro de nada y muchos están lentamente entendiendo que con posturas cerradas podrán estar en paz con su conciencia, pero se quedarán afuera de muchas de las oportunidades que la política ofrece.
“¿El arte de lo posible?”. En realidad, “el arte de lo imposible”.
Desde hace varias semanas las declaraciones del Intendente diciendo que puede ser parte de un Frente Nacional y Popular con extracción de centro izquierda, habilita diversas interpretaciones. ¿Puede Barbieri ser candidato a la reelección por una lista kirchnerista radical? Sí, absolutamente. Ahora, ¿cuántos radicales estarían dispuestos a aceptarlo? Seguramente tantos, como peronistas dispuestos a digerir sin chistar, la foto de Barbieri el viernes pasado en Gualeguaychú al lado de Kirchner. Los “pases” están a la orden del día. Dicen que José María Díaz Bancalari, soldado duhaldista indiscutido devenido en ultra kirchnerista desembarcaría en el Ministerio del Interior y dicen también que junto a él llegaría Julio Pángaro, en algún cargo importante.
Dicen, dicen, y dicen. Y esta nota es eso. Un compendio de lo que dicen, a pocas horas de la confirmación de una fecha clave: 27 de Octubre de 2007: las elecciones presidenciales que también servirán para renovar Intendente y Gobernador. Salvo que en el acto del 25, se anuncie que los comicios se adelantan al mes de Marzo, para que K vuelva a asumir en Mayo. ¿Se entiende?

Publicidad

Panorama
En un año no electoral, Barbieri hizo un llamado para una comisión del centenario y entrelíneas anunció su intención para los próximos años: conformar un frente que analice los temas por su peso específico y su influencia en el futuro de la gente, más allá de lo político partidario. Algunos dicen y con razón que es cómodo hacer este llamado con un botín político ganado y que aquellos que están pugnando por llegar a tener su propio espacio de representatividad, buscarán cuestionarlo hasta desplazarlo.
Así se puede entender el futuro en dos grandes grupos. Los que “acepten” los méritos de Barbieri y estén dispuestos a ir detrás de lo que él decida, quedarán de un lado. Los que quieran ir “contra él” quedarán de otro. Y los dos sectores podrían tener un referente supremo común: El presidente Kirchner.
Un bocado difícil de digerir para Carlos Rotundo, Patricia Rocca y los concejales del FPV, es sin dudas ver a Barbieri tan cerca de Kirchner y no lo niegan. Por decoro y conciencia de los tiempos, dicen que esperarán para hablar y decir lo que tengan que decir, pero saben que si el Presidente encuentra en el Intendente de San Pedro méritos como para “ubicarlo” más arriba, podrían encontrarse en la delicada situación de tener que votar una lista seccional o nacional que tenga la plusvalía de representar al “jefe” y al “enemigo Nº1” al mismo tiempo.
Más cómodos y expectantes están los que se han acercado al kirchnerismo pero desde un lugar menos romántico. Los que han visto cómo “el líder” Eduardo cumple su promesa de cuarteles de invierno y los deja obligados a moverse por decisión propia para no perder el tren, Cecilio Salazar, Julio Pángaro y su esposa Ester Noat, Mariano Veiga y hasta el propio Daniel Monfasani, por caminos diferentes se encuentran dependiendo de alguien que depende de K.
Puede ser el camino sindical, la dependencia de un referente intermedio que se alinea, una pata kirchnerista en la provincia o un buen puesto de trabajo en una repartición. Haga el múltiple choice y encontrará para cada ítem una respuesta.

Ilusiones
Los nombres que van surgiendo como candidatos posibles para el 2007 tienen mucho de fantasía, pero el ejercicio es atractivo. Si Barbieri es candidato a Intendente y se conforma un frente con extracción kirchnerista en el que se integren todos los sectores, algunos ya deslizan, por ejemplo, la participación de Norberto Cachi Atrip como primer candidato a concejal. La relación funcionaría así: Intendente Radical, con 1º concejal peronista. Hacia arriba, fantaseando, podría ocurrir que Kirchner decida ser candidato a la reelección pero que su vice sea, por qué no, el actual gobernador radical de Mendoza.
En la Provincia, Solá no puede aspirar a la reelección y aunque algunos que no compran los “pases” lo vean como el candidato a vice natural para “K”, otros sostienen que sus rumbos podrían ser diferentes. Una fórmula con Cristina como gobernadora no es un disparate en un contexto en donde todo es disparatado. Pero la alquimia que propone la transversalidad podría traer consigo un candidato a vicegobernador radical, y allí crecen los nombres de los Intendentes de Mar del Plata o de Olavarría, cercanos al pensamiento de Barbieri en este nuevo y amplio marco. Otros nombres para la provincia, siempre que elija K: Pampuro, Randazzo y hasta Ballestrini. Si Barbieri fuera candidato a Senador Provincial o algo más, su designado para ser candidato a Intendente podría ser el ya mencionado Atrip y esa figura arrastraría a un sector del peronismo que le rinde honores al actual Secretario de Producción y Turismo. Atrip ha dicho que si tiene que ser será y que su futuro está jugado con Barbieri, como lo ha estado en otras épocas con otros referentes.
Los radicales de pura cepa no se quedarán cruzados de brazos y otras fuerzas políticas tampoco, pero el eje para todo lo determinará lo que hagan aquellos que movilizan a la mayor parte de la gente.
“Ahora es fácil ser kirchnerista” dicen los que acompañaban al actual presidente en sus días de ignominia, pero nadie se atreve a afirmar nada sin dejar abierto un margen de imponderables. Para kirchnerista histórico, el único que puede anotarse es el joven Silvio Corti, que apareció primero con la K pintada en la camiseta, cuando aún ni se perfilaba el futuro de Presidente.
“Salazar quiere ser Intendente”, dicen algunos. “Salviolo es el candidato natural de Barbieri”, “No se olviden de Polimante”, “¿Y Germán López?” “Mariano Veiga se quiere sumar”. “Monfasani vuelve”, “Hay que buscar una figura vecinal y esta vez puede ser una mujer”, “Rotundo si la ve muy complicada a nivel provincial y nacional no se lanza”, “Rotundo va a ser el próximo Intendente”, “Mario no se va ahora, se va después de dos años más en el 2009”. Todo esto y mucho más se dice hoy en la calle y también se analiza en ámbitos más formales. En un año no electoral en el que nadie debería distraerse un minuto con estas especulaciones, muchos están orejeando las cartas para que cuando el Presidente pegue el primer grito, tengan qué responder.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias