{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1439
Publicado el: Jueves, Octubre 31, 2019 - 15:51

Asesinato en pleno centro

El sábado, alrededor de las 4.30 de la madrugada, un joven de 29 años identificado como Sebastián Dotti asesinó a puñaladas a Elías Chávez, de 40, frente al banco Macro, en Mitre al 800. Habían tenido un altercado previo y en ese lugar se encontraron para protagonizar el conflicto que terminó en crimen. El imputado está en libertad y se aguardan medidas del juez de Garantías. El arma homicida fue secuestrada en su casa.

El sábado por la madrugada, en pleno centro de la ciudad, un joven de 29 años asesinó a un hombre de 40 en medio de un altercado que comenzó en Boulevard Moreno e Ituzaingó, según los testimonios recabados, y terminó en Mitre al 800.

Sebastián Dotti, de 29 años, está imputado por homicidio. La policía secuestró el Peugeot 207 negro que conducía; un pantalón que llevaba puesto esa noche, con manchas de sangre; y el arma blanca que utilizó para apuñalar a Elías Chávez, de 40 años, oriundo de Baradero y que desde hacía dos años vivía en San Pedro, donde trabajaba para una contratista de Arcor.

La fiscala Viviana Ramos, que el domingo explicó la situación a La Opinión, pidió la detención de Dotti, con las pruebas colectadas. El juez de Garantías Ricardo Pratti, sin embargo, no ordenó su captura y el imputado continúa en libertad, a la espera de una resolución al respecto.

Sebastián Dotti no está detenido porque su abogado defensor particular, Mauricio Gugger, solicitó una eximición de prisión, medida que el juez debe evaluar y sobre la que todavía no se expidió. Cuando lo haga, además, el imputado podrá apelar la decisión, por lo que el análisis respecto del pedido de detención seguirá demorado y el acusado en libertad.

Para Ramos, está acreditado que Dotti asesinó a Chávez. La fiscala, incluso, considera que Prati debe denegar la eximición de prisión y ordenar la detención de Dotti porque sospecha que hay riesgo de fuga, a partir de la conducta del imputado luego del episodio.

Elías Chávez y Sebastián Dotti tuvieron un altercado en Boulevard Moreno e Ituzaingó, refirieron testigos. En calle Mitre, entre Obligado y Las Heras, Chávez cruzó su Renault Megane delante del Peugeot 207 de Dotti para obligarlo a detenerse.

Las imágenes de las cámaras de seguridad muestran que el automóvil negro se detiene y que Chávez se bajó y comenzó a increparlo. Dos mujeres que iban en el Megane, que serían la madre y la pareja de Chávez, también se bajaron del coche. Hubo patadas contra el Peugeot hasta que Dotti descendió, recibió golpes de puño y atacó al otro con un arma blanca.

La herida en el tórax fue mortal. Chávez falleció en el Hospital, donde fue trasladado por una ambulancia del Servicio de Emergencias SAME. Había caminado unos metros desde el lugar donde fue herido hasta su automóvil, que quedó con manchas de sangre, al igual que la calle, frente a la academia Dante Alighieri.

Sebastián Dotti, un reconocido joven hincha de Boca que organizaba viajes a la cancha para ver al Xeneixe, también estaba acompañado por otras personas en el Peugeot 207. Huyó de la escena y se dirigió a la casa de sus padres, donde vive. Dejó el auto en el garage y llamó un remis. Junto a familiares, que serían su madre y su hermana, viajó a San Nicolás. Paró en un reconocido estudio jurídico penalista de esa ciudad, donde permaneció por el lapso de alrededor de una hora.

El remisero los esperó y luego los llevó a los tres a Rosario. En esa ciudad descendieron en inmediaciones del Parque de la Independencia. La mujer que sería la madre de Dotti pagó el viaje y aunque el plan era volver a San Pedro, el conductor del remis recibió la orden de regresar solo. Cuando arribó, conoció la noticia del asesinato y supo que la persona que había trasladado era el responsable del crimen. Lo informó a sus superiores en la agencia en la que se desempeña y puso su testimonio a disposición de la Justicia.

Para la fiscala Viviana Ramos, todo ese trajín constituye un agravante de la situación de Dotti: considera que su decisión de huir de la escena y viajar primero a San Nicolás y luego a Rosario para quedarse allí es señal de que podría intentar fugarse mientras dure el proceso de instrucción de la causa en su contra, razón por la que espera que el juez Prati no sólo ordene su detención sino que acceda a un eventual pedido de prisión preventiva.

El hecho ocurrió alrededor de las 4.30 de la madrugada del sábado. “La rápida acción del personal policial, de la Comisaría y la DDI, más la colaboración de mucha gente, vecinos y gerentes de los bancos que pusieron las imágenes de sus cámaras de seguridad a disposición”, destacó el secretario de Seguridad, Eduardo Roleri.
Así fue: a las 10.00 de la mañana, el vehículo y su propietario estaban identificados. Alrededor de las 14.00 terminó el operativo en la casa de Dotti, ubicada en Ayacucho al 700, casi 11 de Septiembre, ordenado por el juez de Garantías a solicitud de Ramos, del que participaron efectivos de la Comisaría, la DDI y la Policía Científica.

Se llevaron el auto, en el que había manchas de sangre. También secuestraron el pantalón que usó Dotti cuando asesinó a Chávez y el arma homicida que utilizó para ultimar a la víctima.

En la casa, el que abrió la puerta y prestó colaboración para el allanamiento fue el padre de Sebastián Dotti, un reconocido excolectivero.

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios