14.1 C
San Pedro
jueves, junio 24, 2021
spot_img

Activan influencias ante posible ascenso de Monje

Una serie de cambios previstos generarían modificaciones en dependencias de toda la provincia, incluida la Departamental San Nicolás. En San Pedro, un ascenso de Monje abrirá el juego para su reemplazo en la Distrital, con el actual titular de la Comisaría Fabián Gallo como posibilidad. Fuentes del Ministerio de Seguridad sostienen que el poder político tendrá voz y voto.

Publicidad

 

El Ministerio de Seguridad provincial, que conduce Alejandro Granados, comenzó un proceso de nombramientos dentro de la estructura de la Policía Bonaerense, que en tiempos de elecciones siempre viene bien para contener. Son 14.760 los ascensos previstos, situación que provocará  movimientos diversos.
La medida comenzó con el personal de calle, desde Oficial de Policía hasta Mayor, para que en una segunda instancia haya ascensos en las jerarquías superiores.
Si bien se esperaba que el movimiento se produjera desde principios de enero pasado, todo se postergó para el mes de abril y así sucede. La situación genera cambios en todas las dependencias de la Provincia.

Publicidad

Primeros cambios en San Nicolás
En la Departamental San Nicolás, de la que depende San Pedro, ya hubo movimientos y se espera que continúen, incluso con repercusión en el ámbito local, donde las fichas comenzaron a moverse y los llamados al Ministerio de Seguridad no cesan desde hace días sobre todo de los que tienen línea directa.
Semanas atrás el Comisario Inspector Héctor Mauriño dejó la jefatura de la DDI para ascender como titular de la Superintendencia de Seguridad Zona Norte. Su lugar fue ocupado por el Comisario Inspector Carlos Pérez, quien dejó el cargo de segundo jefe en la Departamental.
Pérez es quien suplantó al Comisario Dante Paolini cuando dejó la ciudad el año pasado. Además fue quien estuvo presente en la asunción del Intendente Giovanettoni en febrero pasado.

Monje, cerca del premio
Entre los ascendidos aparece la figura del Comisario Juan Monje, actual titular de la Jefatura Distrital San Pedro, quien dejaría así su lugar vacante. Oficialmente aun no hay nada pero trascendió que la medida no pasaría de esta semana.

Hay quienes se ilusionan con que los ascensos también favorezcan al Comisario Fabián Gallo, titular de la Comisaría, lo que lo dejaría en condiciones de ocupar el cargo que deja Monje en la Distrital.

A pesar de algunos episodios puntuales, Gallo no es cuestionado por la comunidad y cuenta con el apoyo de varias entidades intermedias, incluso de las autoridades municipales: cuando sucedieron las marchas en febrero pasado, Giovanettoni lo respaldó públicamente.

En ese momento, en el Ministerio de Seguridad lo tenía en la mira producto de la repercusión en los medios de toda la provincia de la situación que se vivía en San Pedro. A ello se suma que Gallo no pertenece al círculo de Bonachera, muy afecto a nombrar en los cargos jerárquicos a personas de su confianza y con quienes tiene relación estrecha.

En aquella oportunidad, cuando con Monje de vacaciones (formales) fuera de la ciudad, una extraña ola de robos hizo tambalear al titular de la Comisaría, que sorteó la situación con trabajo en la calle que le granjeó el respaldo con el que cuenta hoy.

Juan Monje, por el contrario, no logró adhesión popular. La comparación con su antecesor Dante Paolini es inevitable y, como fue analizado a su llegada, esa sería la vara con la que se lo mediría. El listón fue muy alto para un Comisario más acostumbrado a mirar los conflictos por la ventana de su oficina que a salir de patrullaje.

“El exitoso fracaso de Monje, si se me permite el oxímoron, se explica por una sola razón: vino a buscar lo que quería y se va”, dijo un conocedor de los vaivenes institucionales de la Policía desde el propio riñón de la Bonaerense, quien sentenció: “Lo importante es que no caiga otro paracaidista buscando ascenso”.

Reuniones clave
Giovanettoni debe reunirse en los próximos días con autoridades del Ministerio de Seguridad provincial, aunque por temas relacionados con la gestión política. Aun así, esa será una buena oportunidad para dialogar sobre cómo afectarán los ascensos a la ciudad. Aunque la nominación de los últimos comisarios no pasó por el poder político sino por otras personas de trato diario con el Ministro, puede intentar preservar a quienes tienen mejor relación con la población.

Fuentes del Ministerio aseguran que el Jefe Comunal debería apurarse a manifestar sus predilecciones. Memorable fue el nombramiento de dos comisarios hace unos años, cuando Guacone rechazó al Comisario Murano y fue Paolini el que recaló en el Distrito, pero aun así el primero fue ascendido, nombrado por decreto y hasta habrían llegado recibos de sueldo por el cargo a su nombre a San Pedro.

En el Gobierno parecen no tener una decisión tomada, aunque no deja de ser tema de debate. Gallo fue respaldado en su momento pero nada garantiza que vayan a pedir por él, como sí hicieron ya algunas instituciones.

Como se dijo, la falta de “organicidad”, por llamarlo de alguna manera, de Fabián Gallo hacia el círculo íntimo de Bonachera podría depararle una suerte similar a la de Paolini, quien estuvo meses confinado a la jefatura de turno en la Departamental y ahora pasó a la zona del conurbano norte, con actividad en el corredor que va desde Campana a Escobar.

Río Tala y Mascetti complicaron a Bonachera
Al Jefe Departamental Gustavo Bonachera también le habría llegado el reto luego del robo que el jueves pasado tuvo lugar en el predio La Campiña (ver página 14), propiedad del reconocido periodista César Mascetti.

Su peso ante el Gobierno provincial provocó que el Jefe Departamental y el nuevo titular de la DDI se acercaran a Río Tala, algo que no hicieron nunca hasta el momento, a pesar de la sucesión de violentos hechos como el asesinato de Nicolás Castillo o el recordado accidente que le costó la vida a nueve personas.
La presencia de las máximas autoridades policiales de la región generó malestar en la comunidad talense, quienes reclamaron por su ausencia ante aquellos hechos de gravedad.

Como era de suponer, la situación generó algunos “chisporroteos” entre las propias autoridades y el caso se llevaría puesto al titular del Destacamento Río Tala Andrés Caretta y a un efectivo de la misma dependencia, producto del accionar que tuvo la policía tras el hecho en el que, de todas maneras, le correspondía actuar a la una vez más ausente Patrulla Rural.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias