13.7 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

“Abusaron de mi hija y los presos somos nosotros”

Un caso denunciado en el año 2007 tiene a mal traer a toda una familia. La Justicia marcha lenta mientras el supuesto abusador anda suelto.

Publicidad

 

Del desesperado relato de un padre cuya hija de apenas5 años fue abusada cuando tenía 3, supuestamente, por la actual pareja de su ex mujer, se desprenden algunas decisiones incompresibles por parte de la Justicia. El hombre es, además, padre de tres varones de 7, 10 y 15 años.
El caso se produjo en el año 2007, pero la causa marcha lenta y sin decisiones concretas. Según el damnificado, los únicos comprometidos son él y sus hijos, porque la persona que abusó de su hija deambula tranquila por la calle, trabaja en una reconocida fábrica y tiene una estrecha relación con un club de fútbol infantil.
“Esto sucedió hace dos años, cuando mi hija tenía 3 años –relató el padre– Yo me separé y mi mujer se fue a vivir con otra persona. Tras volver de uno de los días de régimen de visitas mi hija me contó que J…… la había manoseado. Yo se lo venía anticipando a mi ex mujer, porque la nena volvía con la bombachita cambiada y eso no me gustaba”.
Según contó el hombre, la causa está en manos de la Fiscalía Nº 6 a cargo del Dr. Martín Mariezcurrena y hasta el momento no se han producido novedades importantes. “Esto es un calvario, no lo puedo creer, porque abusaron de mi hija y los presos somos nosotros, no nos podemos mover de mi casa. Mientras tanto el abusador anda como si nada”, relató.
“Mi ex mujer acusó a mi sobrino para salvar a su pareja, y por los dichos de mi hija, el chico no tiene nada que ver. El se tuvo que ir a vivir a otro lado, me partieron la familia en dos… ¡Estoy desesperado!”, aseguró.
“Tuve que sacar a mis hijos de jugar a la pelota porque la jueza me exigió que no tuviéramos más contacto, cuando en realidad se debería castigar al abusador. Lo único bueno que hizo fue cortar con el régimen de visitas y que los chicos se queden conmigo. En realidad siempre estuvieron en mi casa porque ella de un día a otro se mandó a mudar y los abandonó. Ella se fue un día y me los dejó. En realidad la nena más chica era la que tenía régimen de visitas porque los otros tres no la querían ver”, contó el hombre con respecto a los pormenores de esta triste historia.
“La nena siempre dijo que fue el novio de su madre, pero esta acusó a mi sobrino. La nena me contó que la madre la llevó a un lado y la obligó a decir que era mi sobrino de 21 años el que la tocaba, cuando mi hija siempre dijo que era el novio de la madre. Además, por algo a la casa de ella no quiso ir más. Hasta tuve que ir a declarar porque él dice que le pegué. Es algo increíble lo que me está tocando vivir”, describió compungido el protagonista del caso que la Justicia no resulte.

Publicidad

Sin restricciones
“En el club en donde los chicos jugaban se portaron muy mal. Cuando pasó esto yo les pedí el pase para que no tuvieran contacto con el abusador, era entendible, pero me dieron vueltas y nunca me los dieron, ahora quedaron libres pero porque pasó el tiempo reglamentario. Además la liga podría haber intervenido porque es un caso particular”, dijo el padre, angustiado por la decisión de esta prestigiosa institución de la que pidió no dar su nombre por el momento.
“Ellos saben todo lo que pasó porque en alguna oportunidad, cuando yo observé al abusador de mi hija en la cancha, se lo dije y todos escucharon, pero nadie dijo nada. Saben en todas partes, en la liga y muchos clubes, pero nadie hace nada. No puede ser que esta persona pueda entrar a las canchas como si nada”, reclamó.
“Resulta que mis hijos jugaban al fútbol con sus hijos y allí se generó esta relación. El se hacía el amigo mío, aprovechaba cuando yo estaba trabajando y con la excusa de que llevaba a jugar sus hijos a mi casa se encontraba con mi ex mujer. Yo me enteré al tiempo, nunca sospeché nada”, detalló.
“Ahora me lo hacen a propósito, porque cuando él se separó dejó de ir a la cancha, y mi mujer nunca había ido. Después que pasó esto empezaron a ir juntos y yo me tengo que quedar en mi casa porque la Justicia me impide que los chicos estén cerca de él. Los chicos no tienen ningún derecho, no tienen libertad”, expuso.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias