11 C
San Pedro
viernes, mayo 14, 2021

#8M: Florentina Gómez Miranda, ser mujer, no “señora de” y hacer política en tiempos menos convenientes

"Maestra por vocación, abogada por elección y política por pasión", así pasó por la vida quien se abrió camino en la Argentina sin más estridencias que la convicción de su justa lucha por los derechos de las mujeres. Su batalla por la despenalización del aborto en caso de mujeres violadas la llevó al injusto ostracismo de un país que durante décadas escondió sus debates más importantes. Cuando ingresó al Congreso de la Nación como legisladora sólo había seis mujeres en sus bancas. La patria potestad compartida, la ley de divorcio y un resumen de sus luchas en la memoria de un video que resume el extenso y el solitario tránsito que abrió caminos a quienes hoy pueden alzar la voz en procura de más y mejores derechos. "A mi nunca nadie me pidió una coima... y por que nadie me la pidió?: Por que le iba a decir que no".

Publicidad

 

El 14 de Febrero hubiese cumplido 108 años y su tiempo en la vida social y política argentina estuvo marcado por la adversidad en la temprana época en que la actividad legislativa estaba reservada a los hombres. Alguna vez, cuando habló de la médica socialista y pionera en los derechos femeninos, Alicia Moreau de Justo, no dudó y dijo: 'Sí, qué gran mujer. A los socialistas les digo ‘ustedes de socialistas no tienen nada porque tenían a la Moreau de Justo y nunca le eligieron de diputada ni nada, entró al Congreso porque nosotros le llevamos el cajón’.

Publicidad

Sus 10 mandamientos siempre circularon entre las legisladoras: ”Tener vocación de servicio; ser inflexibles en los principios y dúctiles en los procedimientos” y "dar al partido en el que se milita, generosamente, tiempo trabajo, ideas, energías, renunciando si fuera necesario, a distracciones, comodidades, seguridad y bienestar”.

Entre sus tantas máximas, hoy hay una que sobresale y conviene reiterar: “Recordar que el pueblo, al que tanto se invoca, no necesita halagos, sino verdades, porque el halago debilita y la verdad fortifica".

Florentina falleció en Agosto de 2011, pero sigue viva en el alma de las millones de mujeres que la inscriben entre las pioneras de la defensa de sus derechos en tiempos en que sus voces eran "inconvenientes".

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias