0.2 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

7.124 infracciones se labraron en 2006

El Inspector Guillermo Babbini, que asumió hace dos meses, asegura que la problemática del tránsito es muy compleja y que depende de la conciencia de la gente. “Somos argentinos y no nos gusta cumplir con la Ley”, dijo. Asegura que en el primer mes de gestión, se erradicó la palabra caos de las calles pero que los resultados se verán a largo plazo. “Ahora tenemos un desorden organizado”, agregó. Las motos sin documentación son el centro del problema porque diariamente se secuestran entre 3 y 5 rodados. Las estadísticas del Juzgado de Faltas indican un crecimiento de infracciones durante el 2006.

Publicidad

 

El nuevo director de Tránsito, Guillermo Babbini, cumplió el viernes de la semana pasada exactamente 60 días en el cargo. En esa misma jornada, habló con La Opinión y dijo sentirse conforme con lo realizado hasta ahora.
“Cuando yo llegué el tránsito en San Pedro era considerado un caos. A los 30 días de gestión, creo que esa palabra había desaparecido”, afirmó el funcionario. Reconoció sin embargo, que recién es el comienzo de un objetivo que se logrará a muy largo plazo. “Podríamos decir que el tránsito ahora es un desorden organizado”, comentó risueño.
El funcionario se mostró entusiasmado con su tarea pero explicó que la opinión pública tiene mucho que ver en la percepción del problema. Aunque reconoció que sigue siendo alarmante el número de muertos y heridos que se registran semana tras semana por accidentes. “Todo suma porque al estado cada accidente le significa un gran costo. Desde la utilización de la camioneta municipal para realizar un operativo hasta la atención del Hospital”, dijo.
La estrategia de Babbini se basa en dos ejes definidos. Por un lado el trabajo preventivo que se hace en forma diaria en calles y diferentes operativos. Por otro lado el que se enfoca en la educación, y que la municipalidad ideó el año pasado mediante el denominado Plan “Transitando con Buena Letra”.
Este programa está en manos de la Secretaría de Desarrollo Humano y se pondrá este año en marcha en las escuelas del partido. La Dirección de Tránsito colaborará con la organización de talleres y con otros proyectos para llevar esas clases a “la calle”.
“Sigo haciendo hincapié en la educación, no puede ser que a los chicos que cobran el estacionamiento, y a los inspectores, se los esté constantemente agrediendo. En el lugar delimitado para las motos, ningún vehículo puede estacionar ahí, sin embargo constantemente lo hacen. Cuando va el inspector para infraccionar, encima el automovilista se enoja, como si tuviera derecho a enojarse”, explicó Babbini.
A diferencia de su antecesor, el Inspector Rodolfo Verdón, que renunció al considerar que la única forma de mejorar el tránsito era que el área contara con más recursos humanos y económicos, Babbini dijo que todo lo que hizo hasta ahora fue “con lo que había”. “Seguimos con 12 inspectores, porque el control de las calles no es un problema cuantitativo sino cualitativo. El personal trabaja muy bien, cumple con su horario y con su función como corresponde”, aseguró.
Pero sigue apuntando a la conciencia de la gente. “La sociedad está agresiva, está mal educada, no obstante eso, creo que se necesita tiempo porque de a poco la gente va tomando conciencia”.

Publicidad

Las problemáticas motitos
Los rodados menores que comprenden las bicilcletas, los ciclomotores y motos en general, siguen engrosando las estadísticas de multas, secuestros y accidentes graves. Por eso los operativos se enfocan en este tipo de controles, con resultados alarmantes.
Babbini reconoció que diariamente se secuestran entre 3 y 5 motos, y que de esos cinco “tres son menores y dos no tienen documentación”. El funcionario apuntó a los padres de esos mismos adolescentes que incluso, luego reclaman en el área para recuperar el rodado. “Por qué no les compran una computadora en vez de poner en riesgo su vida?”, se preguntó el Inspector.
“La semana pasada entre las 12 y las dos de la tarde hubo tres accidentes. Uno fue insólito, una señora embarazada con dos chicos arriba de una moto, y sin ningún documento, nada que pueda decir que era suya, ni carnet. Pero qué le hacés, embarazada y con dos chicos? Encima nos preguntó si le podíamos devolver la moto. Después apuntan al inspector”.
Antes de la asunción de Babbini el área realizó reuniones con los agencieros que comercializan motos en la ciudad. El objetivo era acordar medidas para reducir el desorden legal en la gran plaza de motos que circula en San Pedro. “Nos parece lógico que si venden algo que vale $ 4.000 ó más, puedan agregar a la inversión un casco cuesta $ 60 a $ 70”, explicó el par de Babbini, Mario Mezquida. El funcionario que tiene mayor trayectoria en el sector, dijo que uno de los escollos legales más grandes en el tema de las motos, es que los compradores deben aguardar 20 días para terminar el trámite de inscripción a través del formulario 01. A esto se suman otras dificultades con las aseguradoras. “Nosotros contemplamos los problemas administrativos pero tenemos que estimar un tiempo de no más de 15 días para que una moto circule sin documentación”, explican.

435 motos a remate
En el galpón que la municipalidad alquila sobre la calle Saavedra, están alineadas más de 400 motocicletas de distinta cilindrada, marca y modelo. Son los rodados secuestrados en los distintos operativos que se han realizado en los últimos cinco años, pero todavía quedan algunos que llevan mucho más tiempo arrumbados allí.
El número de unidades es fluctuante –la semana pasada había 435- porque ingresan constantemente, y los funcionarios reconocen que “el colmo” fue cuando tuvieron que suspender los secuestros porque no había más lugar en el galpón. “Hay que evaluar lo que le cuesta al municipio mantener un lugar como éste”, dijo el Inspector Mario Mezquida, seguramente recordando el robo de varias motos que el año pasado se registró en el mismo galpón.
El área está tramitando, conjuntamente con la Secretaría de Gobierno, la autorización de un remate judicial masivo. “La fiscalía de estado dice que no hay lugar allá porque la ley dice que todo debería ser trasladado a San Nicolás. Estamos buscando una forma legal que se autorice el remate y que se pueda hacer incluso en San Pedro. Queremos limpiar el galpón”, dijo Mezquida. Lo ideal, sería que el dinero de ese remate quedara en San Pedro y se destinara a obras benéficas, pero esa autorización quizá lleve aún más tiempo y trámites.
“Hay que recordar que todas la motos que hay dentro del galpón son las que tienen problemas de documentación, pero las que tenían pedido de secuestro policial están en la Comisaría”, dijo Mezquida.
De todas maneras, ambas cuestiones se rozan porque hay muchos compradores de buena fe que, por negligencia o desconocimiento, descubren grandes problemas legales después que adquirió un rodado usado. “Hay motos dentro del galpón que tienen documentación pero con una cadena de siete u ocho ventas, dueños que fallecieron en el medio y complicaciones imposibles de resolver”, reconocen los funcionarios.

Estadísticas 2006
Los números elaborados por el Juzgado de Faltas municipal sobre el último período, muestran un crecimiento notable de las infracciones durante el año pasado y con respecto a los anteriores períodos. Por ejemplo, en el 2006 se realizaron 4.435 infracciones más que en el 2005. Y sólo en el 2006 se realizaron el 32,28% del total de infracciones de los últimos 8 años.
La tendencia es conocida pero es cierto, como se ha publicado en otras oportunidades, que en un gran porcentaje las multas corresponden a las labradas por el destacamento de la Policía Vial situado en la autopista.
El año pasado, conformaron exactamente el 74.48 % de los expedientes. Es decir, de un total de 7.124 infracciones, 5.306 correspondieron a la Policía Vial contra 1.816 que se labraron en la ciudad (1.645 en Inspección General; 65 en la Comisaría; 76 en Bromatología; 11 en el Juzgado de Faltas; 19 en Dirección de Obras).
En cuanto al tipo de multas, las más frecuentes corresponden a infracciones comunes como estacionar o circular por zonas no permitidas. Es decir, tomar contramano, pasar vehículos por mano izquierda, estacionar en doble fila, ochavas o líneas amarillas. Un total de 4.927 multas (un 69.16%) se hicieron por este motivo en el 2006, mientras que 833 fueron labradas por falta de documentación (o vencimiento de los mismos) como la cédula verde, seguro, licencia de conductor, etcétera.
En las estadísticas, el control de las motocicletas no aparece reflejado entre las infracciones, porque de las 7.124 sólo 416 fueron aplicadas a estos rodados. Aquí es donde aparecen la mayor cantidad de multas en la autopista que se centran en camiones y acoplados sumando un total de 4.273 sobre este tipo de vehículos. Los siguen los automóviles (no está discriminado si corresponden a controles en autopista o en la ciudad) con 1.507 multas.
En cuanto a los secuestros, en el 2006 se concretaron un total de 242, un promedio de 20 incautaciones por mes. Sí se puede deducir que corresponden a secuestros de motocicletas, porque 202 fueron hechos por Inspección General en la ciudad y 37 por Comisaría, mientras que la Policía Vial sólo incautó dos vehículos en todo el año.
Entre Enero y Febrero de 2007, el Juzgado de Faltas tiene contabilizadas otras 1.040 multas. De ellas, 220 corresponden a Inspección General y 807 al Destacamento Policial de Servicios Viales de San Pedro (se completan con 1 de la Dirección de Obras, 6 de Bromatología, y 6 de la Comisaría San Pedro).
Los secuestros también fueron abundantes porque en dos meses, se registraron 27 secuestros. Sólo 6 en Enero y otras 21 en Febrero que fueron en su mayoría efectuadas por el área que dirige el Inspector Guillermo Babbini.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias