11.1 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

A 40 años de su récord argentino en maratón, Raúl Llusa recordó: “No me sobró nada, fue justo”

El 30 de septiembre de 1979 en Mar del Plata el mejor atleta de la historia de San Pedro bajó por cuatro segundos la marca en los 42,195 kilómetros que ostentaba Osvaldo Suárez. "A los 40 kilómetros me gritaron el parcial y yo iba mal pero todavía podía sacar cuentas. Calculé que tenía que rematar a fondo para lograr el récord, lo hice con lo poco que tenía, llegué y lo bajé", rememoró.

Publicidad

 

Un día como hoy pero de 1979 Raúl Llusa logró el récord argentino en maratón en Mar del Plata y entró en la historia del deporte nacional. Ese 30 de septiembre, completó los 42,195 kilómetros del circuito en 2 horas 21 minutos 22 segundos, cuatro más rápido que Osvaldo Suárez quien era una figura del atletismo en ese momento.

Publicidad

"Recuerdo que a los 40 kilómetros me gritaron el parcial y yo iba mal pero todavía podía sacar cuentas. Calculé que tenía que rematar a fondo para lograr el record, lo hice con lo poco que tenía, llegué y bajé en cuatro segundos una marca que era de 2 horas 21 minutos 26 segundos. No me sobró nada, fue justo", rememoró el mejor atleta de la historia de San Pedro ante La Opinión quien, al mismo tiempo, dejó en claro que su logro fue "en términos de velocidad" pero no en "importancia" porque hubo otros deportistas de Argentina que "ganaron medallas olímpicas en maratón" como las de oro de Juan Carlos Zabala en Los Ángeles 1932 y Delfo Cabrera en Londres 1948. "Eso es mucho más importante que el récord mío. En otra época se corría un poco más lento y yo en mi época superé todas las marcas anteriores", resaltó.

Además, Llusa se refirió a la previa a la carrera y detalló por qué se animó a afrontarla: "Yo venía corriendo en ese momento hasta 21 kilómetros y creí que podía hacer los 42, los tiempos me iban dando y los resultados también. Hicimos un selectivo un mes antes de 33 kilómetros y como salió todo bien me animé a hacerlo. Fui a Mar del Plata, corrí y lo hice. Lo bueno fue que se hizo en Mar del Plata porque es una de las federaciones más serias del país y estaba todo correcto y perfecto. Después un par de años me bajaron el record a mí como todos los records que tarde o temprano se bajan".

Más allá del dato crudo, el hombre que hoy tiene 60 años considera que lo "más importante" de lo conseguido fue haberle quebrado la marca a Suárez que poseía "todos los récords argentinos" desde 3 mil metros a 42, 195 kilómetros de los últimos años: "Se consideraba algo prohibido romperle un récord, era una barrera mental. Yo obviamente no decía nada para no tirarme a todos en contra, lo conversaba con gente cercana nada más y yo me animé porque los tiempos me daban. Eso es lo más rescatable de todo: el atrevimiento, el coraje y la decisión de hacer algo así, después que salga o no es otra cosa. Eso te pone en el título de corredor revolucionario que es lo que me gusta".

Por último, Raúl relató que continuó "corriendo maratones" y estima que en su vida completó "alrededor de diez". Incluso, fue autocrítico pero dejó en claro que se deben respetar las circunstancias: "Viendo hoy, creo que técnicamente no hice lo correcto, pero eso se habla con el diario del lunes. Hice lo mejor que pude con lo que tenía y la información y circunstancias de ese momento. Hoy es más fácil con los conocimientos que hay. Por eso hay que respetar siempre lo que la gente hace con sus circunstancias, juzgarlo desde afuera es fácil pero hay que estar adentro".

En 1980 Llusa, que se retiró a los 31 años con 18 de carrera, fue el primer extranjero en ganar el Mapoma Maratón Popular de Madrid, España; logro que ubica en la misma línea que el récord, palabra que definió para despejar dudas de a lo que hace referencia: "Un récord es que nunca nadie antes lo hizo tan bien como vos lo hiciste, aunque suene pedante la realidad es esa".

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias