8.3 C
San Pedro
martes, septiembre 21, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

A 25 años del único partido de Ludmila Manicler en la Liga Infantil: La apartaron, se fue de San Pedro para poder jugar e hizo historia

El 10 de junio de 1995 la actual deportista de Boca Juniors se puso la camiseta de Villa Igoillo en la penúltima fecha del Apertura y se dio el lujo de compartir un juego con varones, hecho inédito a niel local. La situación tuvo una gran repercusión pero la niña de 8 años no pudo volver a estar adentro de una cancha porque la Comisión Directiva de la entidad organizadora se lo prohibió. Con el apoyo de su familia, se mudó a una filial de River y construyó su magnífica carrera.

spot_img

 

Ludmila Manicler es, por lejos, la mejor futbolista mujer de San Pedro con mucha distancia por sobre las demás. Su carrera incluyó pasos por, entre otros clubes, Independiente, River, Barcelona y Boca donde está actualmente y es parte del plantel que lideraba el primer certamen profesional de la historia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) hasta que se suspendió por la pandemia de coronavirus.

Publicidad

Como toda deportista, su amor por la pelota tuvo un principio y fue cuando era una niña. Su papá, Jorge, la llevó a practicar con los varones a Villa Igoillo y el 10 de junio de 1995, hace 25 años y ella con apenas 8, disputó su primer partido en la Liga Infantil (LDI) contra Los Andes, hecho que revolucionó a la ciudad y la ubicó en los primeros planos de las noticias ese fin de semana. “Jugamos en los Andes. Me acuerdo de haber hecho una chilena que pegó en el travesaño y haberle pegado una patada a Leonardo Laurino que fue mí compañero de primaria”, recordó en diálogo con La Opinión.

El cotejo de quinta división lo ganó el conjunto local y correspondió a la penúltima fecha del Apertura. Manicler usó la camiseta número 9 y en su edición impresa N° 167 este medio publicó: “Un caso que si no es único, debe ser uno de los pocos en el país, se produce en el medio de un gran debate acerca dela viabilidad de este tipo de fútbol mixto los equipos mayores. En este caso está permitido ya que hasta los doce años no se exigen demasiadas normas competitivas”.

Ludmila-en-la-tapa

-Manicler cuando jugó con Villa Igoillo. Foto: El Imparcial.

Sobre su performance, La Opinión comentó que tuvo “unas cuantas intervenciones” y contó con “libertad de movimientos ya que muchos chicos no se animaban a marcarla por miedo a poder lastimarla”. Curiosamente, la pequeña nota se cerró con una pregunta que en un par de días tuvo respuesta y fue negativa: “¿Será esta la primera de una larga lista de chicas que querrán meterse en el fútbol infantil?”.

La inclusión de la niña en un partido de niños generó polémica y entre semana la Comisión Directiva de la LDI dio marcha atrás en su decisión inicial y le prohibió continuar jugando en la quinta de Villa Igoillo. La miseria humana puso el ojo en los “pro y contras” de que una pequeña patee una pelota con pequeños y su ilusión de seguir jugando se esfumó.

“Tuve un partido solo en Villa Igoillo y después se armó todo ese revuelo que todos saben en SP y no pude competir mas. El presidente de la LDI no quiso que siguiera compitiendo con los hombres Hoy en día hay miles de casos de nenas que juegan con los chicos”, recordó Manicler quien continuó entrenando con sus compañeros y, por eso, sostuvo que está “agradecida” con ellos y con el club naranja y negro porque le abrieron las puertas que, después, dirigentes le cerraron.

Lejos de dejar el fútbol, Ludmila, siempre con el apoyo de su familia y especialmente el de su papá, Jorge, quien es un reconocido exjugador y entrenador; insistió y encontró lugar fuera de San Pedro, tal relató: “Con mi papá tuvimos que empezar a buscar donde tuviera nenas porque yo tenía 8 años. Ahí dimos con la filial de River que yo iba solo a jugar porque obviamente iba a la escuela en San Pedro y era imposible. Ahí jugué, después pasé a la Liga Rosarina donde representaba a un club de San Nicolás hasta que después ya me surgió la chance de volver a River y, de más grande, a Independiente”.

La carrera que construyó la sampedrina luego de ese mal trago es inobjetable. Además de representar a diferentes entidades, integró en reiteradas ocasiones selecciones de Argentina y anotó el primer y único tanto de la historia albiceleste en los Juegos Olímpicos en Beijing 2008. Su secreto fue no bajar los brazos y pelear por lo que quería, algo que quizás no hicieras otras chicas que sufrieron lo mismo que ella: “Fue una piedra en la rueda como otras muchas más que se me han puesto como también se le puso a otras chicas. Sepan que hay que seguir por lo que uno quiere y lucha y, por eso, conseguí todo lo que conseguí. No me quedé con eso de que no me dejaban jugar, sino que seguí apostando a lo que me gustaba con el apoyo de la familia que eso es primordial”.

25 años después, el fútbol femenino en Argentina se hizo profesional y, aunque no igualó la línea de los hombres, las mujeres luchan por eso. En San Pedro, desde 2019 hay competencia oficial en la Liga Sampedrina (LDS) que a su primer torneo le puso el nombre de Ludmila Manicler. Y en 2020 se sumó la Liga Infantil (LDI) quien con Eduardo Oilher de presidente le abrió las puertas a las chicas, las mismas que un antecesor suyo hace casi tres décadas le cerró en la cara a una chica de 8 años que solo quería divertirse.

publi-gran-parana-tapa-gu-a

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias