12.9 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Una mujer denunció haber sido engañada tras jugar en una plataforma virtual

La damnificada acudió a la oficina de Defensa del Consumidor y la Comisaría. Informó lo sucedido y ahora aguarda poder cobrar el dinero que ganó en un supuesto bingo en el que jugaba por tercera vez.

Publicidad

 

Una mujer de 63 años denunció haber sido estafada en un juego virtual adonde había depositado una cifra de dinero que presuntamente ganó, pero no le pagaron. Ahora espera que sea la Justicia la que pueda aclararle algo más esta situación que en principio aparece como una estafa o al menos un engaño.  

Publicidad

La damnificada, que no estaba muy al tanto de cómo se jugaba porque era su hija quien lo hacía a menudo, efectuó una jugada el viernes 4 de junio en una plataforma virtual de la que no estaba muy segura si era un bingo o una apuesta, pero que lamentablemente ganó y no pudo cobrar.

 “Notros ingresábamos a una página que se llama Wala. Era la tercera vez que jugaba y mi hija lo hace desde un año más o menos”, contó Aida a La Opinión. “Ella llegó a ganar 11 mil pesos y se los pagaron”, afirmó. “Es una especie de bingo virtual, no es anónimo, pero nadie se hace cargo”.

La mujer explicó que depositó 3000 pesos en una Rapipago ubicado en el centro de la ciudad y que ganó 26.000 pesos. A la vez, quienes deciden jugar, obtienen nombre y apellido de los organizadores, un número de WhatsApp para informarse y un CBU adonde depositar el dinero a jugar.

Aida contó que se comunicaron con una mujer que habitualmente es parte de la organización, que les confirmó que había ganado: “La chica nos dijo que los sábados y domingos no depositaban y que recién lo iban hacer el lunes de hace una semana atrás. Esa misma mujer, el lunes nos dijo que había problemas con el sistema y por eso no nos pagaban. Pero el martes, cuando quisimos reclamar nos habían bloqueado y ya no pudimos comunicarnos más”.

Sin respuestas, la damnificada se dirigió a la oficina de Defensa al Consumidor pero allí le indicaron que el hecho estaba consumado y que no podían hacer nada, que la única opción que les quedaba era la de radicar la denuncia en la Comisaría y judicializar lo sucedido.

Allí expusieron lo sucedido y aportaron todos los datos con que contaban ya que además del número de teléfono tenían las identidades de los organizadores y número de cuenta en la que semanalmente depositaba el dinero que le permitía jugar en forma virtual.    

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias