10.3 C
San Pedro
martes, mayo 17, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Un llamado a Randazzo por el paso a nivel de la escuela 10

Norberto Atrip se comunicó con la empresa NCA y pidió una audiencia con Guacone, tras un nuevo reclamo por parte de los vecinos. Cheyllada manifestó su preocupación por el tema, sobre todo luego de lo que pasó durante el temporal, con un tren que descarriló. Analizan ir directo al Ministro del Interior y Transporte para gestionar la reapertura.

 

El tren que descarriló durante el primer fin de semana del temporal volvió a poner en el tapete la problemática del paso a nivel de la escuela 10, que lleva décadas cerrado. Es que ante ese descarrilamiento, la ciudad quedó aislada hasta que removieron la formación, que obstruyó el único acceso desde Ruta 191.
Ya lo había manifestado el Secretario de Gobierno Raúl Cheyllada durante esos días: “Hay que hacer algo con el paso a nivel”. La semana pasada, el Vicepresidente del Concejo Deliberante Norberto Atrip tomó cartas en el asunto.
El concejal del Frente Renovador Oficial recibió los reclamos de vecinos de la zona, que hace 20 años se quejan por lo mismo, solicitó una audiencia con el Intendente Pablo Guacone, mantuvo conversaciones informales con Cheyllada y se comunicó con la empresa Nuevo Central Argentino (NCA), con asiento en Rosario, concesionaria del tramo San Pedro del Ferrocarril Mitre.
“El ingeniero que podría darnos respuestas está de vacaciones, pero quien sigue en responsabilidad nos explicó cómo actuar, cómo comenzar a hacer las primeras actuaciones y mantener un contacto permanente”, detalló el edil sobre la charla con la empresa.
Sin embargo, advirtió que desde NCA le dijeron que “eso no se considera un paso a nivel, por lo tanto no hablan de reapertura, sino que deben contemplarlo como una apertura”.
Conscientes del reclamo, le informaron que “consideran razonable incorporarlo” en el corto plazo, y atentos a las obras que comenzó el Ministerio del Interior y Transporte en todo el ramal, que renovará vías, durmientes y “hasta las piedras”, como señalaron a La Opinión desde la Unión Temporal de Empresas (UTE) que conforman las firmas Copymex y Rovella Carranza, a cargo de la obra.

Publicidad

Años de promesas
El 20 de julio de 2012, el Intendente Guacone viajó al Ministerio de Planificación para el lanzamiento del programa Más Cerca. Pasado el mediodía se bajó en la zona del paso a nivel de la fábrica Arcor, donde lo esperaba personal de NCA.
Allí analizaron la posibilidad de reabrir el paso de la escuela 10 e incluso hablaron de disponer un sistema de barreras inteligentes que operan ambas a la vez ante la llegada de una formación.
Luego, Guacone y su entonces Subsecretario de Legal y Técnica Daniel Porta viajaron a Rosario. Se reunieron con autoridades de NCA: Horacio Díaz Hermelo (Gerente General), Ernesto Gutiérrez (Gerente de Operaciones) y Cecilia Mariezcurrena (Gerenta de Relaciones Institucionales).
El Jefe Comunal informó en ese momento que había un compromiso de la empresa para las reparaciones necesarias. Hablaron de un “arreglo provisorio” para el de Ruta 191, lo que cumplieron.

El expediente y Randazzo
Las gestiones del Municipio ante NCA serán insuficientes, en la medida en que hacen faltas dos cosas fundamentales para esa obra: una autorización de la Comisión Nacional de Transporte; y dinero.
Sobre la primera, había que iniciar un expediente administrativo, que alguna vez pasó por Obras Púbicas, donde se debía dejar constancia del cumplimiento de la normativa vigente de lo que era la SeTOP (Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Nación).
En el Gobierno municipal nadie sabe si ese expediente finalmente salió del Municipio rumbo al Ministerio del Interior y Transporte que conduce Florencio Randazzo, a quien, de paso habrá que pedirle “una manito” para la obra.
En 2012, ello significaba 1.200.000 pesos. A un año y medio después, inflación y devaluación mediante, ese monto ya es irrisorio. En el Ejecutivo hay quienes se esperanzan en la posibilidad de que incluyan la reapertura del paso a nivel en las tareas de mejoramiento que lleva adelante la UTE citada.
Por otra parte, uno de los inconvenientes fundamentales para la reapertura de ese paso a nivel era el mal estado de las vías, que se supone en dos años estarán completamente renovadas.
Como el dinero para la obra debe aportarla el Estado municipal, hay quienes recordaron los buenos oficios del Intendente de San Nicolás Ismael Passaglia, que logró un subsidio del Gobierno nacional para una tarea similar.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias