31.7 C
San Pedro
miércoles, marzo 3, 2021

Un año después, el ultraje en un cumpleaños de 15 tendrá juicio

El caso ocurrido durante la madrugada del 15 de marzo de 2015 en un predio denominado La Quinta del Nono tiene a tres acusados y un sobreseído. El Fiscal aguarda la confirmación de Cámara para saber la fecha del juicio al que someterán a dos adultos imputados. El menor, por su parte, tendrá otra modalidad judicial.

Publicidad

 

Este martes se cumplió un año del caso de ultraje sexual del que fueron víctimas una adolescente de 15 años y su novio de 18, cuando estaban en el predio denominado la Quinta del Nono en una fiesta de otra quinceañera y fueron atacados por un grupo de delincuentes, cuando se encontraban en un sector alejado del salón donde se desarrollaba el evento.

Publicidad

El hecho es uno de los más recordados de la historia policial local. Por un lado, por el grado de violencia de los delincuentes; pero por otro, por la irresponsabilidad e improvisación de quienes a la hora de intervenir y asistir a las víctimas mostraron ciertas flaquezas y deficiencias. A ello, debe sumarse además el debate necesario acerca de las medidas de seguridad en los salones de fiesta.

La Justicia, en este caso a cargo del Fiscal de Menores Alejandro López, se manejó con firmeza y la celeridad posible. Con los elementos que tuvo a mano, el instructor judicial avanzó y al llegar al año de perpetrado el hecho, la causa ya fue elevada a juicio.

Dentro de los tiempos normales de la Justicia se aguarda que la Cámara que se encarga de los mayores y el Tribunal que evaluará la situación del menor detenido aprueben la presentación de la Fiscalía actuante y fijen el tipo de juicio y la fecha en que se realizarán los debates para condenar a los culpables.

Todos presos y uno liberado

Las primeras dos personas detenidas por el caso fueron atrapadas la misma madrugada del hecho, por los propios concurrentes al cumpleaños: Silvio Palacios, de 25 años, y un menor de 17, quienes intentaron por todos los medios despegarse de la situación, pero las pruebas en su contra eran demasiadas. Ambos fueron imputados rápidamente como partícipes directos bajo la carátula “Abuso Sexual Ultrajante Agravado, Robo Agravado por el uso de Arma de Fuego en Despoblado y en Banda”.

Siempre se evaluó la hipótesis de que fueron entre cuatro y cinco las personas las que participaron del aberrante episodio, todos con domicilio en el barrio La Tosquera y en su mayoría con antecedentes.

La Justicia ordenó diversas medidas, hubo peritajes posteriores, un arma que apareció a las pocas semanas en el mismo lugar del hecho y varios allanamientos en busca del resto de la banda.

Un año después, serán tres las personas que irán a juicio para ser condenadas con la mayor de las penas que les quepa para este tipo de delitos: el menor de 17 años, Silvio Palacios y Leandro Pedernera de 19, quien fue detenido el pasado 9 de enero, después de permanecer 10 meses prófugo.

Por su parte, la Justicia de menores tuvo que liberar y sobreseer a José Angel Weis, de 41 años, quien fue detenido el 24 de abril mientras trabajaba en un campo de batatas del paraje La Buena Moza.

A pesar de las sospechas y el parentesco con uno de los detenidos, no se pudieron reunir las pruebas suficientes como para imputarlo; no quedó otra alternativa que excarcelarlo y desestimar su participación en la causa.

La pena máxima

El menor de los tres detenidos será con seguridad el primero en ser condenado, debido a que la Justicia de Menores transitó todos los pasos correspondientes durante la instrucción y la causa ya está en poder del Tribunal de Menores que se constituyó para establecer la sanción.

Trascendió que el Fiscal Alejandro López solicitará la mayor de las penas existentes en el ámbito juvenil de las posibles para un caso de estas características.

Si quienes lo juzgan están de acuerdo, la condena que se le impondría rondaría los ocho años con prisión de cumplimiento efectivo.

Un recuerdo terrible

Dos adolescentes de 15 y 18 años que estaban en el predio como invitados a una fiesta fueron ultrajados por delincuentes que los sorprendieron cuando se habían alejado del sector más concurrido, pero siempre dentro de los límites del predio.

El aberrante episodio se desencadenó en La Quinta del Nono mientras se celebraba un cumpleaños de 15, cuando al menos cinco sujetos armados sorprendieron a la pareja para someterlos a prácticas sexuales.
El lugar se encuentra ubicado sobre Crucero General Belgrano, a pocos metros del cruce con la Ruta 1001. Esa noche, muchos de los adolescentes invitados prefirieron dejar el salón y salir a bailar al aire libre.

El joven de 18 años y la menor de 15 fueron amenazados y obligados a trasladarse hasta un sector más alejado y oscuro. Allí les robaron varias pertenencias, tales como celulares, llaves, una cadenita, un encendedor, un llavero destapador y una camisa. En la causa también figura el relato de otra joven que aseguró haber sido abordada por uno de los delincuentes armados, pero logró escapar y dar aviso a los demás.

En ese momento varios de los concurrentes fueron a ver lo que sucedía y al comprobar el aberrante cuadro buscaron hacer justicia por mano propia. No sólo alcanzaron a detener a dos de los imputados, sino que además les propinaron una feroz golpiza que, de no prevalecer la cordura en algunos de los protagonistas, podría haber tenido un desenlace lamentable.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias