13.2 C
San Pedro
lunes, mayo 16, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Tres años después, Melgar mantuvo reuniones para destrabar el conflicto por la calle

La familia que resistió el desalojo en la esquina de 9 de Julio y el Nuevo Boulevard se reunió con Matías y Daniel Monfasani. Aseguraron que los funcionarios “reconocieron el derecho” sobre la propiedad y que hay avances para que finalmente, a casi diez años desde la ordenanza, la avenida que bordea la barranca quede finalizada.

 

El panorama de la “avenida Melgar” sigue tal como quedó a principios de 2010, cuando la familia decidió de motu propio dejar el espacio que le reclamaba la Municipalidad para que pase la calle que continúa el Nuevo Boulevard, proyecto iniciado en 2004, bajo el gobierno de Mario Barbieri.
Corrió mucha agua desde aquella época. Lo más extraño es que a tres años del derrumbe de dos habitaciones y dos baños que formaban parte de la primigenia vivienda de los Melgar, la calle no está, la continuidad del Boulevard es un camino de tierra sin mejoras, con baches y polvo, y no pareciera haber visos de que fuera a cambiar.

Publicidad

Reuniones para avanzar
Esto era así hasta la semana pasada, cuando los hermanos Sandro y Fabián mantuvieron una reunión con el Secretario de Coordinación General Matías Monfasani, primero, y con el titular del Concejo Deliberante Daniel Monfasani, después.
“Daniel se iba a comprometer para abrir el camino cuando viniera (Pedro) Restelli de vacaciones, para ponernos de acuerdo”, dijo Sandro Melgar y relató: “Con Gordó arreglaron, según me dijeron iban a pasar por al lado de la pileta, así que si va a pasar por ahí, que pasen por acá”.
El Secretario de Obras Públicas sostuvo que habló “en más de una oportunidad” con esta familia y que hasta estuvo en la casa donde viven. En ese sentido, señaló que siempre estuvo en debate el espacio liberado para abrir la calle, “el ancho que se quería disponer”, dijo y agregó: “No estaba liberado el ancho necesario”.
Restelli también se refirió a que “con Gordó hay posibilidades de que se termine el litigio”, e indicó que había disponibilidad de los titulares de la vivienda cuyo patio está ubicado donde debería pasar la calle.
Como un mantra, Fabián Melgar no ceja en repetir: “El tema es que tienen que desatar un nudo marinero que está entre la Municipalidad y la manga de delincuentes que tienen estos terrenos”. Cuando lo repite, se enerva y dispara: “El que gobierna San Pedro tiene que poner las pelotas en el suelo y terminar con la mafia inmobiliaria”.

Con juicio por desalojo
Cuando el Gobierno municipal avanzó en la apertura del Nuevo Boulevard se encontró con dos escollos: las viviendas de las familias Melgar y Gordó, ubicadas en donde debía pasar la calle.
Pero los Melgar enfrentan además una demanda por usurpación, presentada por la extraña empresa Construvic, una sociedad anónima de la que nunca se supo qué actividad desarrollaba y cuyos testigos en la causa eran siempre funcionarios.
Los Melgar sostienen que el juicio iniciado es por “otra manzana”, la “quinta 49” que “no existe”, según explicaron los hermanos. El plano de geodesia que la familia blande como prueba identifica como “manzana 49” y no “quinta 49” el predio en cuestión. La “quinta 49” –un espacio que cubre cuatro manzanas– aparece en otro sector de la ciudad. En los planos actuales, por otra parte, la manzana figura con el número 251, lo que siempre generó confusión.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias