5 C
San Pedro
lunes, junio 21, 2021
spot_img

Tras ser operada por segunda vez en Pergamino, Marisol regresó a San Pedro y fue internada en el Hospital

Está desde el lunes en una habitación del Shock Room aislada y sin contacto con familiares debido a que se restringieron las visitas por la segunda ola de coronavirus. "Es paciente de riesgo y no puede contagiarse de nada", aclaró su hermana Gabriela.

Publicidad

 

Marisol Riva Menéndez permanece internada desde el lunes en el Hospital Emilio Ruffa tras regresar de Pergamino donde la semana pasada fue intervenida quirúrgicamente de su cabeza por segunda vez a raíz del Accidente Cerebro Vascular que sufrió a fines de abril.

Publicidad

La mujer de 40 años está en una habitación del Shock Room. Hasta el martes la acompañaron familiares y tenía permitido recibir visitas pero desde este miércoles, por la compleja situación en la que está el nosocomio local a causa de la segunda ola de coronavirus, quedó sola a resguardo del personal médico.

“No está en terapia intensiva pero sí esta en una habitación sola para prevenirse de cualquier virus, ya que es paciente de riesgo y no puede contagiarse de nada”, contó a La Opinión su hermana Gabriela.

Próximamente Marisol debe regresar a Pergamino para ser evaluada por los cirujanos que la operaron en dos ocasiones en el Hospital San José, la segunda porque sufrió una descompensación mientras estaba en su casa: “Están evaluando su pronta recuperación hasta que tenga que volver a viajar a Pergamino, pero todavía no se sabe cuándo porque es día a día. Su estado es delicado, se requiere de muchísimo cuidado porque tiene una operación muy grande y al ser intervenida dos veces es mayor el cuidado que debe tener”.

El 25 de abril Marisol sufrió un ACV, fue internada en el Emilio Ruffa y dos días después, producto de las dificultades para conseguir cama en medio de la segunda ola de coronavirus, derivada al centro de mayor complejidad pergaminense donde fue sometida a una operación en su cabeza que duró más de seis horas y cuyo resultado fue satisfactorio.

Para la cirugía la familia hizo una campaña para juntar 280 mil pesos, costo de los materiales quirúrgicos, y gracias a la colaboración de los vecinos se consiguieron 53 mil hasta que la colecta se cortó porque intervino, tras un pedido del intendente, Cecilio Salazar, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires a través de Salvador Giorgi, el Jefe de Gabinete, el cual se hizo cargo de los gastos.

Días después, Riva Menéndez volvió a su casa para continuar con el proceso de recuperación y tenía programando un encuentro con su cirujano. Su hermana Gabriela aclaró por entonces que no había recibido el alta: “La mandaron a la casa porque hay mucho Covid-19 en el Hospital, por un tema de prevención y porque necesitan las camas. Para más que nada cuidarla a ella de que no se contagie”.

Sin embargo, mientras estaba en su vivienda sin recibir visitas y con un equipo médico que la monitoreaba, se descompensó e, inmediatamente, la trasladaron nuevamente al Hospital San José donde fue sometida a una segunda operación producto del ACV. Al igual que la primera, la intervención fue “exitosa”, dijeron familiares, y el 24 de mayo regresó a San Pedro aunque no a su casa sino al Emilio Ruffa.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias