23 C
San Pedro
domingo, octubre 17, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Tras el reclamo de rampas, pospusieron el aumento del boleto de transporte público

La madre de una joven que se desplaza en silla de ruedas expuso la problemática ante los concejales y pidió que no se apruebe el incremento hasta que la empresa se comprometa a reparar la rampa del colectivo de Río Tala. El oficialismo acompañó una propuesta de la oposición y devolvieron el proyecto a comisión. Vercelli repuso el dispositivo el lunes.

 

Aunque tenía dictamen favorable y el visto bueno del oficialismo, el aumento del boleto del servicio de transporte que tiene a su cargo la empresa Vercelli Hermanos no fue tratado en sesión y el expediente volvió a la Comisión de Servicios Públicos.

Publicidad

El incremento previsto había sido solicitado por la empresa al gobierno, que con la firma del intendente Cecilio Salazar elevó el proyecto de ordenanza. Una intervención en Banca Abierta para solicitar que la firma concesionaria del servicio garantice la accesibilidad a personas con discapacidad frenó el tratamiento del aumento.

Valentina Golonechea es la madre de Andrea, una adolescente de 16 años que se desplaza en silla de ruedas. Desde hace tiempo, encabeza un reclamo para que la empresa del servicio de transporte público disponga, tal como lo establece la ley, rampas que faciliten el acceso a los colectivos a personas con movilidad reducida.

“Ella concurre a la secundaria 9 de Río Tala. Debe concurrir a San Pedro a realizar tareas, paseos y trámites. Mi hija debería ser una usuaria más de servicio de transporte público. No puede usarlo en este momento porque no permite la accesibilidad de una adolescente que se moviliza en silla de ruedas”, expuso.

La familia depende de un decreto de 6.000 pesos y cada viaje en remis cuesta $ 200. “Les pido que no se vote el aumento hasta que se cumpla con la ley”, dijo Golonechea, que pidió “no sólo Andrea, sino por todas las personas que necesitan que se cumpla con la ley”.

“Pónganse en el lugar de Andrea”, solicitó y agregó: “Ella tiene proyectos, sueños, pero hoy tiene derechos que no se cumplen, que no están garantizados. Yo, como mamá, la acompaño, y les exijo que me ayuden en este reclamo. Están acá para ayudar al pueblo”.

La oposición, que tenía decidido no acompañar el aumento solicitado, propuso que el expediente volviera a comisión “para citar a la empresa, tratar este tema puntual y, también, analizar las notas que hemos recibido por parte de vecinos sobre la imposibilidad de pagar el boleto a estos valores”, según explicó Martín Baraybar.

Desde Cambiemos, el concejal Pando recordó que el transporte es un servicio público monopólico que implica “una serie de beneficios que el Estado otorga a los prestadores” en forma de subsidios para la prestación de esos servicios, considerados esenciales.

Además, recordó que “la accesibilidad para todos, y especialmente para quienes tiene movilidad reducida”, es una obligación de la empresa, por lo que pidió un cuarto intermedio para analizar el pedido de la oposición, que finalmente fue aprobado.

Así, el Concejo Deliberante pospuso la aprobación del aumento de tarifas solicitado por Vercelli, que preveía un aumento, en dos tramos, de un total del 28,83 por ciento, que llevarán los boletos más caros, que son los que se pagan para ir o venir desde o hacia Santa Lucía y Gobernador Castro, de $ 35,90 a $ 40,93, primero, y a $ 46,25, después. Para el servicio de Río Tala, pasará de $30,10 a $ 34,31 y $ 38,77. Para Vuelta de Obligado, de $
33,10 a $ 37,73 y $ 42,64.

El presidente de la Comisión de Servicios Públicos, Gerardo Pelletier, anunció la convocatoria a Vercelli para que deje su compromiso “formal y por escrito” sobre “cuándo va a estar a disposición de quien lo necesite la rampa que ha sido reclamada en Banca Abierta y con justa razón”.

Recordó que el pliego de licitación es del año 2013 y que la rampa para el colectivo de Río Tala “entró en funcionamiento en 2016” —en realidad fue en septiembre de 2017—, tras el reclamo de Golonechea, que fue canalizado por la comisión que preside. El dispositivo se rompió y todavía no fue repuesto.

De todas maneras, la obligatoriedad de disponer rampas corre para todas y cada una de las unidades de transporte con las que la empresa lleva adelante el servicio, tanto en las localidades como en los recorridos locales.
Pelletier volvió a llamar la atención por las condiciones que figura en el pliego de adjudicación, porque “ata de pies y manos” al Estado frente a la empresa.

El lunes, la empresa informó en Comisión que ya había repuesto la rampa de la unidad de Río Tala, que se había roto en un accidente.
 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias