22.3 C
San Pedro
lunes, enero 18, 2021

Sonreír CR, el emprendimiento de una sampedrina: le hackearon la cuenta de Instagram en la cual tenía 35 mil seguidores

Sus cuatro años de intenso trabajo los perdió pero no fue un impedimento para ella: La emprendedora Camila Rivas, creadora de Sonreír CR, contó cómo fue que perdió su cuenta de Instagram con 35mil seguidores y cómo logró tener el éxito que hoy tiene su marca.

Publicidad

 

Camila Rivas, de 27 años, tuvo su primer contacto con el hilo y la aguja cuando solía cruzarse a lo de Nelly, la modista que vive enfrente de su casa: Cada prenda que quería ponerse y le quedaba grande de cintura o de largo, iba para que la ayudara a arreglarla hasta que un día la modista la sentó y le dijo: “Vas a aprender vos”. Desde ahí le empezó a gustar la costura.

Publicidad

La emprendedora crea billeteras, estuches, cartucheras hasta bolsos, mochilas y próximamente incorporará valijas. Sus modelos y diseños son únicos y los diferencia con nombres inspirados en el Lago Di Garda, en donde estuvo viviendo. “Apuesto a esto, amo lo que hago”, remarcó constantemente Camila.

Mochila Sorriso

Como toda persona emprendedora, empezó de a poco y fue creciendo a medida que pasaba el tiempo. Se ponía contenta cuando llegaba a los mil seguidores. Después fueron 22mil. Hasta ayer, que llegó a los 35.600 en su cuenta de Instagram. Pero lo que comenzó siendo una alegría, terminó en una tristeza y bronca profunda: le hackearon la cuenta.

En sus comienzos, Camila vivió un tiempo en Buenos Aires junto a Nicolás, su actual pareja. Comenzó la carrera de Diseño de Indumentaria en la Escuela Argentina de Moda, pero se dio cuenta que no era exactamente lo que le gustaba: “Ahí era más dibujar y lo que yo quería era la máquina de coser”, dijo la emprendedora.

Entre gente que fue conociendo se encontró con el taller de Marina Orcoyen, en donde estuvo aprendiendo durante un año y medio.

Como tenía que renovar contrato, decidió volver a San Pedro y armó su propio taller. “Empecé a crecer haciendo sorteos, apostando a las publicidades y entre colegas nos fuimos ayudando”, garantizó Rivas y agregó: “En lo que va de estos nueve meses que estamos acá intenté pedir el tilde azul que tienen todos los famosos y las marcas con muchos seguidores”.

Intentó dos veces hasta que se dio por vencida. Ayer por la mañana entró a Instagram y vio que tenía una solicitud de mensaje. Era una cuenta de Instagram que le había enviado el mismo formulario para pedir la insignia azul. Confiada, automáticamente llenó los datos. Pero no era lo que ella esperaba.

“Me empezó a hacer ruido cuando me dicen que no cambie ninguna configuración. Me pongo a subir historias hasta que se me tilda y me llega un mensaje que estaban intentando entrar a mi cuenta desde Buenos Aires. Me robaron la cuenta”, afirmó la emprendedora.

En cuanto a cómo se puede ayudarla, Camila dijo qué le pidió a la gente que entren a las conversaciones que tuvieron con ella y que desde ahí, entren al usuario y le manden capturas. A su vez, agregó: “Te soy sincera, los seguidores uno los va juntando con el tiempo brindando buen contenido. Si al público realmente le gusta, eso es lo que suma”.

Su nueva cuenta de Instagram es: Sonreírcr_ y además, pueden ver todos sus productos en www.sonreircr.com

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias