12.8 C
San Pedro
domingo, septiembre 19, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Soldados de la pandemia: la historia de la enfermera que tuvo COVID y le descontaron esos días del sueldo

"Mis jefes no se preocuparon y tras de eso me descontaron los días de trabajo", reveló Ana Blanco, una enfermera que se contagió mientras trabajaba en un geriátrico durante la primera ola de coronavirus. "Me siento como un soldado de Malvinas, olvidado", dijo.

spot_img

 

Ana Blanco es una enfermera que se puso en contacto con La Opinión luego de que se publicara la nota de agradecimiento a trabajadores de la pandemia para contar su historia: el año pasado, en la primera ola del coronavirus COVID-19, trabaja en un geriátrico donde le descontaron el sueldo durante los días que estuvo aislada tras contagiarse.

Publicidad

En referencia a la nota “Soldados de la pandemia”, Ana aseguró que se siente como “un soldado de las Malvinas, olvidado” y que son “un montón” los que trabajaron en la pandemia y merecen su justo reconocimiento.

Ana Blanco contó que fue “la primera enfermera” en contraer coronavirus y que en su trabajo, donde estaba “en negro”, no le pagaron los días que estuvo aislada, puesto que no asistió al geriátrico. “Estuvo 15 días en cama, pasándola mal. Sólo me llamaron al día 14”, relató.

“Cuando veo que me habían descontado mi sueldo dije ‘listo, me voy de acá’. Tiré currículum y me fui a la Clínica San Pedro”

Ana Blanco

“Quiero aclarar que en donde estuve la conducta es excelente para con las personas que estaban internadas ahí. El tema es la plata, siempre: si faltaste un día, por más que llevaras un certificado, te descuentan”, destacó Ana Blanco.

“Nosotros lo dimos todo, es excelente la atención de ese lugar, pero con el tema de los empleados no valoran nada”, dijo sobre el centro de asistencia para adultos mayores en el que trabajaba, al que prefirió no identificar.

Ana resolvió dejar el geriátrico donde prestaba servicios y logró sumarse al personal de la clínica San Pedro. “Estaba súper contenta porque iba a enfrentar la batalla como se debía, aprendí un montón”, dijo y agregó: “También sufrí un montón”.

Respecto a la clínica San Pedro y las versiones sobre la desatención de los pacientes y la precariedad del lugar, Ana señaló que cree que “hay mucha gente que se fue contenta con la atención” del personal del sanatorio. “Sin conocernos, nos mandaban regalos”, aseguró.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias