7.2 C
San Pedro
martes, mayo 11, 2021

Sigue la investigación por los robos sobre el Paraná

Se espera la declaración de los siete isleños imputados en la causa. La denuncia del robo de boyas fue realizada por la empresa Hidrovías. Sospechan que las pérdidas son cuantiosas porque han robado elementos en todo el recorrido.

Publicidad

 

Desde la realización de los ocho operativos registrados en la zona de islas (hace una semana atrás) no se han producido mayores novedades. Se espera que en el transcurso de esta semana el Juzgado Federal y Correccional Nº 2 de la ciudad de San Nicolás, a cargo del Juez Carlos Villafuerte Ruzo, cite a los imputados a declarar y que desde allí partan nuevas pautas de investigación que le permitan avanzar.
Hasta el momento, las siete personas que fueron trasladadas desde la zona de islas a las dependencias de la Prefectura en nuestra ciudad, lo hicieron en carácter de aprehendidos y solo una vez que se presenten en los tribunales podría modificarse la situación de cada uno.
La declaración de estos será de suma importancia ya que podrá determinar porque tenían en su poder los elementos que habían sido robados en diferentes períodos y que en Enero pasado fueron denunciados por la empresa Hidrovía S. A., concesionaria del troncal del río Paraná y responsable del mantenimiento del balizado y boyado del principal canal de navegación. La hipótesis hasta el momento, señala que estas personas han adquirido los elementos de buena fe o bien que directamente sean los autores, no solo de los robos sino también del vandalismo producido en el lugar. También se investiga la posibilidad que éstas personas sean ajenas a la situación y que en realidad se trate de una verdadera banda organizada que opera a lo largo de todo el río Paraná, pues aquí se puntualizan las denuncia realizadas en esta región, pero es sabido que otras dependencias también han recibido quejas similares.
Este caso tomó trascendencia la semana pasada cuando una patrulla de la Prefectura San Pedro realizó ocho allanamientos en la zona de islas, siete sobre territorio bonaerense y uno dentro de la provincia de Entre Ríos.
Tras las requisas desarrolladas en humildes viviendas se lograron recuperar varios de los elementos pertenecientes a la empresa denunciante. Las investigaciones en la zona de San Pedro, desde Marzo del presente año venía siendo investigado. Una vez que se tuvieron certezas sobre el destino que habían tenido los elementos, se determinó la realización de este gigantesco operativo que arrojó resultados positivos en siete de los ocho allanamientos.

Publicidad

Valor incalculable
En los procedimientos realizados lograron recuperar un total de once paneles solares, cinco baterías de alimentación con sus respectivos reguladores de voltaje y otros elementos de menor valor. Estos paneles, en muchos casos, son utilizados para la carga de celulares, pues se trata de baterías de nueve voltios que tienen una conexión normal aunque no son las habituales para dar energía a una casa o un auto. Además se debe utilizar el panel solar que está habilitado para eso y en este caso coincidían. En otras situaciones se utilizan para algún sistema de iluminación o tarea similar.
Se trata de elementos muy caros aunque todavía no se han precisado los valores que se manejan, se estima que una vez que los aprehendidos declaren se pueda confirmar en que suma se comercializan ilegalmente estos artefactos.
Son todos de vital importancia para la guía, demarcación y señalización de la navegación para buques de variado tamaño. Tras los allanamientos quedaron a cargo del juzgado interviniente y cuando el Juez lo disponga serán reintegrados a la empresa que resultó víctima de estos episodios.

El Río y la oscuridad como escenario
Los operativosde Prefectura, han ido cobrando relevancia en los últimos tiempos. Los ladrones o las bandas ya han extendido los límites de sus atracos, fuera del perímetro que se encuentra en tierra firme. Así, desde el resonado caso de contrabando de cigarrillos a la banda de los Piratas del Río, la actividad ha ido aumentando a punto tal, que este episodio ya requiere de malvivientes dotados de herramientas y destreza especial para cortar los cables y desarmar las boyas que son de propiedad de Hidrovías.
Más allá del perjuicio económico, la empresa cuida la señalización por el peligro que puede ocasionar a las embarcaciones de gran porte, no contar con los indicadores que les permitan efectuar ciertas maniobras.
Según explicó el Prefecto, Sergio Jesús Claro, las responsabilidades que ocasiona la balización exceden ampliamente cualquier justificación de quien desarticule las vías navegables.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias