8.5 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

“Si hubiera sido una víctima más, no hubiese estado presa”

El Dr. Naldo Gómez, profesional que patrocina a la madre del menor por el caso del secuestro dijo que la Justicia demostró que “está en liquidación” por haber sentenciado sólo a seis años de prisión a Mercedes Fusi y Oscar Branchini, y posibilitarles la libertad. El abogado ratificó la inocencia de su clienta y dijo que seguirá adelante con la acción civil contra los imputados, pero no por ambición económica sino para respetar los intereses del menor que fue víctima del hecho.

Publicidad

 

Las declaraciones vertidas por Mercedes Fusi a este medio, quien por primera vez habló ante la prensa diez días después de recuperar su libertad, produjeron las primeras reacciones en torno a un caso que parece que recién ha cumplido su primer capítulo.
El Dr. Naldo Gómez, abogado que patrocina a la familia Pascual – Bernardotti, damnificada por el caso del secuestro extorsivo ocurrido en 2002, reconoció que no había leído la nota publicada en la anterior edición de La Opinión, pero rápidamente respondió a las acusaciones que Fusi sigue haciendo a la madre del menor que fue protagonista del hecho.
“Si (Mercedes Fusi) fuera una víctima más como dijo, no hubiera estado presa todo este tiempo”, dijo el letrado. “Es como si me detuvieran por robo y yo dijera que fui y robé, pero porque alguien me dijo que lo hiciera. Igual soy responsable”.
Gómez reiteró, como ya lo había hecho en otras oportunidades, que las declaraciones de Fusi eran “un manotazo de ahogado” porque según su opinión, la Justicia debería haber considerado como agravante del hecho que ella era amiga íntima de su clienta. “Este caso fue agravado por el grado de confianza que ella tenía con la madre de la víctima”, dijo. “Ella le brindó su casa y su amistad, y le salió secuestrando a su hijo”.
Por el momento, el abogado no expuso intenciones de llevar a cabo nuevas acciones legales contra la acusada, pero comentó que continuarán adelante con la demanda civil por la que piden un resarcimiento económico.

Publicidad

“Es una Justicia de liquidación”
En diálogo con La Opinión, el Dr. Gómez dijo que la parte damnificada no apeló la decisión del Tribunal en el juicio abreviado que se realizó el año pasado, pero consideró que fue mínima la pena aplicada a Fusi y Branchini.
“Le voy a decir lo mismo que le dije al Fiscal Ariel Tempo. Me parece que abreviar un secuestro extorsivo a seis años de pena, con cumplimiento efectivo de cuatro, es como decir que las penas de la Justicia están en liquidación, que aprovechemos que están de oferta. Un secuestro es un delito de mucha gravedad, debemos medirlo moralmente. Pudo haberle pasado cualquier cosa a ese chico y les dieron seis años solamente. Lamentablemente, el sistema está colapsado, pero me parece un despropósito. Deberían estar muchos años más detenidos”, dijo el abogado.
“Esto es un resorte del fiscal y el Tribunal. Hubo gestiones del propio fiscal para que el particular damnificado no protestara por este tema, pero nosotros más que condenar públicamente esto no podemos hacer”, expresó con respecto a la posibilidad de revertir la decisión del Tribunal. Según el abogado, el argumento de Fusi no tiene sustento ni tampoco su actual pedido para que se investigue “a la otra parte” en clara alusión a la madre del menor, a quien acusa. “Si la señora Fusi hubiera sido guiada en su accionar por Clide Pascual, hubiera ido al juicio pleno para acreditar lo que decía. Pero eligió el beneficio de un juicio abreviado”, reiteró. “A nosotros nos tiene sin cuidado el tema.
A Clide y a mí nos tiene sin cuidado porque para mí la intención de culpabilizarla no tiene la menor lógica. Creo que ella quiere repartir culpas porque está fuera de toda posibilidad. La señora Pascual es una persona abocada a su familia y su trabajo, eso lo pueden investigar cien veces si quieren. Pero lo lamentable es que el menor tiene una exposición pública que le pesa. Diego cambió su forma vivir a raíz de esto”, sintetizó el abogado sin extenderse en lo que considera que son cuestiones privadas de sus clientes.

“No lo hacemos por dinero”
La demanda presentada por el Dr. Naldo Gómez en el fuero civil, por la que piden una indemnización de $ 100.000 por el perjuicio que significó el secuestro para sus clientes, sigue su curso en un Juzgado de San Nicolás. Pero el abogado reitera que el dinero no es el objetivo de esta acción legal.
“Ni siquiera es importante el dinero, hay otras cosas, como la responsabilidad de los padres respecto del hijo. Esta es una acción del hijo, porque los padres lo ejercen en representación del hijo incapaz. Ante la ley, ellos tienen la obligación de demandar a la mujer, porque es un interés del menor. El día de mañana, él les puede reclamar por qué no la demandaron a tiempo. Pero por eso el resultado no es lo importante. Que sea el que sea”, dijo el abogado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias