27.6 C
San Pedro
domingo, marzo 7, 2021

Serias acusaciones para dos conocidos policías

En distintas etapas, Adin Mindurry y Hugo Balagué se desempeñaron en la policía de nuestra ciudad. Ahora, un efectivo separado de la fuerza los denunció ante los medios nacionales.

Publicidad

 

El lunes, en una de las páginas del diario Tiempo Argentino, el subteniente de la Policía de la Provincia Mauricio Spahn denunció públicamente a dos policías.
Hasta allí se lo podría tomar como una denuncia similar a tantas otras que en muchos casos quedaron en la nada. Más allá de las sensaciones, para los sampedrinos tiene importancia ya que los dos efectivos denunciados se desempeñaron en la Comisaría local en distintas épocas.
Uno de ellos es el Comisario Adín Mindurry, quien trabajó en nuestra ciudad como oficial principal en el año 2001 y luego fue trasladado como titular del destacamento de Pérez Millán. El otro policía denunciado es el Comisario Hugo Balagué, quien se desempeñó en nuestra ciudad hasta no hace mucho tiempo. Balagué fue titular de la Comisaría haciendo algunos reemplazos pero nunca fue oficializado como jefe, siempre se desempeñó como segundo.
Los dos policías fueron señalados por el subteniente Mauricio Spahn como los autores de diversas irregularidades cometidas en usos de sus funciones. El caso trascendió el pasado lunes cuando fue publicado por la edición gráfica del diario Tiempo Argentino. En la nota realizada el policía aseguró que hace cinco años acusó a un superior de San Nicolás por el manejo oscuro de la caja chica y las horas extras. Actualmente, Spahn se encuentra separado de la policía provincial.

Publicidad

“Denuncié el manejo oscuro”
Según el policía, una vez conocida su denuncia le armaron una causa por atentado y resistencia contra la autoridad agravado, además asegura que el médico policial lo vio reja de por medio y en plena oscuridad.
“Hace cinco años denuncié al entonces titular de la comisaría 2ª de San Nicolás, el comisario Juan Pablo Adín Mindurry por el manejo oscuro de la caja chica y de las horas Cores”, expresó Spahn a Tiempo Argentino.
“A la semana me trasladaron a Pergamino, y de ahí en adelante nunca más pude volver a trabajar a mi ciudad. En todos los lugares adonde fui siempre denuncié las irregularidades que podía comprobar”, aseguró.
“Vi cómo recaudan dinero de la prostitución, del juego clandestino, los desarmaderos, los talleres mecánicos, las agencias de remises, las de venta de autos, de los hoteles alojamiento. Se llenan de plata. Después están los que cruzan la línea y transan con delincuentes o con narcos. Otros directamente arman bandas de piratas del asfalto, como pasó en Ramallo este año”, expresó. “Los integrantes del servicio de calle siempre se ven favorecidos porque trabajan para el comisario. Si el vigilante que anda todo el día en patrullero se queja, lo trasladan”.
“Desde hace dos años estaba trabajando en Pergamino. Pedí traslado y como represalia me mandaron más lejos, a vigilar calabozos en una comisaría de Arrecifes. Saqué carpeta médica por estrés. Cuando el médico me dio el alta, fui a retirar la pistola reglamentaria a la Jefatura Departamental de Pergamino, me atendió el jefe de turno, el comisario Hugo Balagué. Me dijo que volviera en media hora. Volví a su oficina, que está en el primer piso, y escuché que hablaba mal de mí. Lo encaré y le dije que sólo quería mi arma. En ese momento apareció una persona vestida de civil y me empezó a gritar: ‘Retírese de acá’, me amenazó. Pero no me fui y se me abalanzó. Me tiró al piso, me mordió el hombro y me dijo: ‘Mirá lo que te hago’, me estaban armando una causa. Después se sumó Balagué y entre los dos me golpearon. Me quedé quieto, pero él se golpeó la cabeza contra la pared y gritaba: ‘Mirá cómo me pega’”, relató y agregó: “Me esposaron, me bajaron a la comisaría y me mantuvieron incomunicado tres días”. “Creí que me mataban cuando Balagué me estaba apuntado con el arma. Menos mal que yo no tenía la mía. Porque me hubiesen ‘perreado’, me habrían matado y luego habrían simulado un enfrentamiento. Son capaces de todo”, denunció el policía.
Según Spahn, la causa sobre sus denuncias fue archivada por la Fiscalía Nº 4, a cargo de Omar Tempo. Habría sumado pruebas importantes como testimonios, audios y fotos de los integrantes del servicio de calle que iban a cobrarle a los talleristas. También habría presentado imágenes de cómo le sacaban gomas a los patrulleros y se las ponían a autos particulares.

Buscando talle
Adín Mindurry es el mismo que se desempeñó en nuestra ciudad y el que el año pasado protagonizó un hecho por demás de curioso. El policía fue detenido acusado de pretender robar ropa de un local del shopping Alto Palermo de la Capital Federal. El personal de seguridad requisó al hombre y se activó la alarma al salir, cuando se le encontró ropa del local. Mindurry fue desafectado por el Ministerio de Seguridad.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

¡Tobias cumplió 11 años!

Llave encontrada

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias