11.7 C
San Pedro
lunes, abril 12, 2021

Se postergó el inicio del Apertura y cuatro clubes jugarán sin las seis divisiones

El certamen se pospuso una semana. San Roque, Banfield, Central Córdoba y Alsina podrán presentar una categoría menos con la condición de que jueguen con todas en el segundo torneo. Además, ajustaron el precio de las entradas.

Publicidad

 

El fútbol no volverá el fin de semana. El lunes, en la sesión ordinaria de la Liga Deportiva Sampedrinas (LDS) los clubes resolvieron posponer el inicio del Apertura para el 17 y 18 marzo, es decir, una semana después de lo previsto.

Publicidad

Además, dentro la habitual reunión hubo una Asamblea Extraordinaria para tratar la nota firmada por Central Córdoba, Agricultores, Las Palmeras, San Roque, América y Banfield en la que solicitaron revocar la obligatoriedad de presentar las seis categorías, aprobado por la misma vía en 2016.

El sufragio finalizó 5 a 5 ya que hubo diez de los doce votantes (ausentes el Taladro y el de Gobernador Castro) y, por ende, no se llegó a los dos tercios necesarios (ocho) para echar atrás la obligación de poseer los seis planteles, de primera a sexta. Paraná Mitre, La Esperanza, Independencia y General San Martín eligieron respetar lo pautado el año pasado mientras que el Sabalero, Defensores Unidos, el Santo más los de Río Tala y Santa Lucía, en su mayoría con inconvenientes para conformar las inferiores, se inclinaron por dar marcha atrás pero no tuvieron los adeptos necesarios.

Cuatro con beneficios

La Opinión adelantó en sus ediciones anteriores las dificultades de algunas instituciones para armar tercera, cuarta y quinta. Primera, reserva y sexta tienen todos los clubes.

Los beneficiados fueron San Roque, Banfield, Central Córdoba y Alsina, entidades que de empezar el Apertura el fin de semana, no podrían haberlo hecho. Pero los clubes, a pesar de que el presidente de la LDS, Hugo Cejas, dejó en claro que “el que no tenga las seis categorías no participará”, permitieron que lo hagan con la condición de que para el segundo campeonato del 2017 compitan en todas.

El Santo tenía claro de antemano que no iba a poder conformar las tres formativas y presentó a mediados de febrero una solicitud para que “el excedente de jugadores que no hayan sido incorporados en la lista de buena fe de cada club, sean cedidos a préstamo sin cargo ni costo económico” para que los demás puedan completar sus categorías. Sin embargo, la misma fue rechazada por los presidentes y le negó a la entidad que dirige Horacio Neyra la ocasión de captar jóvenes.

El Taladro pasó de no tener inferiores a presentar cuarta y quinta en los certámenes del año pasado pero carece de jugadores para llenar los planteles juveniles.

El Lobo era otro de los que estaba en problemas e impulsó la revocación que finalmente fue denegada el lunes. Aunque cumplió uno de sus objetivos, posponer el inicio del torneo. El presidente, Enio Llovera, admitió semanas atrás: “De no modificarse nos vemos obligado a no presentarnos, lo cual tendría un golpe muy duro en lo social porque quedarían más de cien chicos en la calle. Creemos y confiamos en la capacidad de los directivos que van a tomar la mejor decisión posible para resolver esto cuanto antes”.

Por último, los de la Villa parecían tener todo encaminado hacia la conformación de los tres planteles pero se beneficiaron con la prórroga. Desde la institución aseguraron a La Opinión que tenían inconvenientes para armar la cuarta que dirigirá Cristian Fusi pero llegarían con los plazos establecidos. El impasse le dará medio año más.

Un diferente, tres similares

Hay dos causas fundamentales en la problemática que engloban a los cuatro auxiliados. Central Córdoba regresó a los campeonatos a mediados de 2016 y tuvo que, dealguna manera, arrancar de cero. Es entendible que todavía estén en pleno proceso de rearmado de los planteles juveniles a diferencia del resto.

Banfield fue en los últimos años uno de los mejores clubes de San Pedro tanto en primera como reserva. Incluso sumó dos categorías en 2016 luego de varias temporadas

pero no le alcanzó para llegar a las cuatro necesarias (de tercera a sexta).
San Roque, con un rodaje superior al Taladro en formativas, aposó sus fichas a certámenes nacionales (Federal C en 2014) y provinciales (Torneo Federación en 2016 y 2017) en la división superior y también descuidó el futuro.

Por último, Alsina fue campeón en primera en el Clausura 2016 y desde hace varias temporadas presenta, además de reserva y sexta, dos inferiores.

La LDS les dio una nueva posibilidad y todos tendrán que rendir cuentas al finalizar el Apertura. De lo contrario, peligrará su estadía en los certámenes de la Unión Regional de Ligas (URL).

Aumentaron en las entradas

Al igual que al inicio de cada temporada la Liga Deportiva Sampedrina (LDS) realizó un ajuste en el valor de las ingresos a los partidos.

Para la tira de primera, reserva y sexta que normalmente tiene lugar el domingo el pase general costará 70 pesos mientras que para damas y jubilados estará 40 al igual que el sábado para inferiores. El seguro, incluido, es de 10 pesos.

En 2016 los montos fueron menores. La general para los duelos más importantes llegó a 50 y 30 pesos la general y para damas y jubilados respectivamente. En formativas tuvo un valor de 30 pesos

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias