14.9 C
San Pedro
domingo, mayo 16, 2021

Robo y persecución

El hecho se produjo en el boulevard. Dos sujetos a bordo de una motocicleta redujeron a cuatro turistas que habían llegado en un Fiat Uno, y les robaron el auto secuestrando al conductor. Las otras tres víctimas avisaron a la policía y se produjo una persecución que terminó en el barrio Casini, cuando el ladrón chocó el auto. Se trata de un delincuente con antecedentes de robo calificado.

Publicidad

 

En la madrugada del sábado, cuatro turistas que habían llegado a San Pedro con las intenciones de pasar un fin de semana pescando en el río, sufrieron un asalto que seguramente les resultará inolvidable.
Aunque la policía no ofreció edades ni identidades de las víctimas, trascendió que eran cuatro hombres mayores de edad oriundos de Quilmes que se encontraban en el boulevard costanero admirando el paisaje nocturno. Alrededor de las 2,30 horas, cuando estaban estacionados en el Fiat Uno en el que habían viajado sobre el mirador de la plazoleta Fray Cayetano Rodríguez, dos sujetos se acercaron en una motocicleta. Bajaron del rodado y empuñando un arma, los redujeron. El conductor de la motocicleta permaneció en el lugar apuntando a tres de los turistas mientras el segundo delincuente, obligó al conductor y propietario del Fiat a subir a éste, para huir de allí. Lo increíble del caso es que el ladrón que quedó en el lugar, al constatar que las tres víctimas que tenía ante él no poseían dinero en efectivo o pertenencias de valor, decidió marcharse. Esto les permitió a los turistas dar aviso inmediato a la policía, para rescatar a su compañero que había sido secuestrado en su propio automóvil. Inmediatamente se inició una persecución al mejor estilo “Poliladron”.

Publicidad

Huida y choque
Como primer medida, la policía organizó un operativo cerrojo intentando evitar que el ladrón huyera por algunas de las salidas de la ciudad. Los testigos habían comentado que el vehículo había tomado el camino al centro de la ciudad, seguramente para llegar hasta la ruta, pero a la altura de la fábrica Arcor el automóvil fue avistado. En esa zona, el delincuente decidió abandonar al conductor y propietario del Fiat Uno, después de robarle el dinero que llevaba encima. Siguió su camino en el auto, y a la altura del barrio Casini la policía lo cercó. Aparentemente, el automóvil sufrió primero una rotura en una de sus ruedas lo que derivó en un despiste y posterior choque a la altura de Benefactora Sampedrina y Martín Fierro. El ladrón bajó del vehículo e intentó huir a pie, pero los efectivos lo alcanzaron y a pesar de su resistencia fue trasladado a la Comisaría. En el Fiat se halló el arma utilizada, un revólver calibre 22 con cuatro proyectiles intactos y dos vainas servidas, aunque no se pudo determinar cuándo se descerrajaron los disparos porque en ningún momento se produjo un tiroteo entre los policías y los delincuentes.
El detenido por este robo calificado se llama César Fernández y hacía pocos días que había salido de la cárcel. Según trascendió, es oriundo de San Pedro y tiene antecedentes de robo calificado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias