12.7 C
San Pedro
lunes, mayo 10, 2021

Robaron a mano armada una boutique

Un sujeto armado con un revólver irrumpió en un comercio del centro de la ciudad y se llevó dinero, y un equipo de música. Redujo a la propietaria y a las clientas y escapó en bicicleta sin que nadie pueda advertir su presencia.

Publicidad

 

El objetivo fue una tienda ubicada en Pellegrini y O. Cézar, un lugar sumamente transitado y concurrido, más aun un sábado a la tarde. Después de las siete aproximadamente, mientras cientos de personas recorrían los comercios de la zona y sin que ningún transeúnte pueda advertir lo que estaba sucediendo, un sujeto entró a una tienda y robó la recaudación del día. El delincuente arribó al lugar a bordo de una bicicleta tipo playera, ingresó sorpresivamente al local y redujo a las cuatro mujeres que se encontraban en el interior utilizando un arma de fuego. Exigió a la propietaria que le entregara el dinero que tenía en la caja y cuando ésta cumplió su cometido, le dijo “que siguiera buscando que a lo mejor tenía algo más”. Mientras tanto y con total tranquilidad, les indicó a las clientas que se encontraban en el comercio que se dirigieran a uno de los cambiadores y se escondieran en él hasta que terminara el atraco. Mientras tanto, un matrimonio miraba la vidriera sin darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. Una vez entregado el dinero que había en la caja también se apoderó de un equipo de música que estaba a su alcance y se dio rápidamente a la fuga. Como si nada hubiera pasado subió a su bicicleta y con el electrodoméstico debajo del brazo, emprendió camino en dirección a la calle Mitre. Según relataron los testigos, se trataba de una persona joven, de unos 25 años de edad y cubría su rostro con la visera de una gorra que vestía. Parecía estar bajo los efectos del alcohol o droga. Este no fue el único imprevisto que vivió la propietaria del comercio por esos días, ya que había sorprendido unos días atrás a una pequeña de 10 años intentando llevarse el dinero que había en la caja. La menor aprovechó que nadie había advertido su presencia y que la dueña estaba ocupada, pero finalmente no pudo cometer el robo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias