5.7 C
San Pedro
lunes, agosto 2, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

Rastrean la procedencia del bebé abandonado sin vida

La Justicia determinó investigar los registros de control de embarazadas de los hospitales y clínicas del partido a raíz del hallazgo del cuerpo sin vida de un bebé recién nacido envuelto en un trapo en una zona descampada.

Publicidad

 

El hallazgo de un bebé de sexo masculino en plena zona rural despertó un repudio generalizado, pues no existen antecedentes de situaciones como estas, si bien se recuerdan casos parecidos pero jamás de las mismas características.
Cerca de las 18.30 del Sábado, un vecino que pasaba por calle Mateo Sbert, frente al circuito Panorámico del Oeste, divisó un elemento sospechoso en cuyo interior se encontraba el cuerpo y dio aviso al sistema 101 de la policía. Una vez en el lugar, personal de la Comisaría, Fiscalía Nº 5, Policía Científica y médico forense confirmaron las sospechas. Envuelto en una tela de roja, se halló un bebé en avanzado estado de descomposición debido al tiempo que llevaba abandonado en el lugar.
El pequeño envoltorio fue arrojado al costado del camino de tierra, sobre el lateral de la mano que viene en sentido a la ciudad. Si bien se trata de una zona muy desolada, es común que por allí transiten muchas personas, ya que es un sector de fácil acceso a distintos establecimientos rurales.
La Justicia investiga el hecho, aunque no existen mayores indicios que los rastros recogidos en el lugar y los resultados de la autopsia. Mientras se tratan de establecer mayores datos tomando contacto con los pocos vecinos que habitan por la zona, decidieron efectuar un rastreo de mujeres en condiciones de dar a luz. Esta tarea fue encomendada por la Justicia a través de los registros de controles que se tienen en cada uno de los Hospitales y clínicas del partido.
De esta forma, se le da curso a una investigación por demás de particular, que llevará su tiempo para buscar detalles que permitan llegar a la verdad.
Un embarazo a tiempo
El Dr. José Dubini fue quien tomó contacto en primer término con el pequeño cuerpo arrojado al costado del camino. El Bebé se encontraba boca arriba y con signos evidentes de haber sido presa de algunos animales.
“Es un feto nacido vivo”, aseguró con vehemencia el médico de policía. “Parte del cuerpo estaba en estado de descomposición entonces no se pudo determinar si es que hubo elemento de sofocación como para provocar asfixia”, adelantó Dubini respecto a los resultados obtenidos tras la autopsia, y agregó: “De la anatomía patológica que se tomaron se podrá determinar si fue una muerte rápida o por abandono”.
“El bebé muestra índices de haber nacido vivo, de haber respirado. Tenía el cordón umbilical bastante extenso, lo que da idea de que no hubo una práctica formal, que se ha producido un parto espontáneo y no se halló la placenta. Ha sido un parto sin asistencia”, explicó el forense.
Sobre los pasos a seguir, el profesional adelantó: “Se realizará un seguimiento de control de embarazadas. Es la única manera que existe para llegar a conocer su procedencia”. “Se tomaron muestras para un ADN, para eventual cotejo posterior y otros elementos de genética y tejidos del propio feto”, expuso.
El estado del cuerpo evidenciaba un tiempo importante de permanencia en el lugar o al menos de su muerte. “Estimo que llevaba más 48 horas de fallecido, pero el estudio de fauna cadavérica dará el tiempo exacto, parte del cuerpo mostraba signos de depredación, propio de la zona y los animales que por allí pasan”, detallaron.
El médico también se refirió a la actitud de quiénes o quién abandonó el bebé en el lugar: “No hubo ninguna intencionalidad de preservar la vida del bebe. Estaba envuelto por una tela roja, de una envoltura de un almohadón y se trata de un embarazo a tiempo”.
El caso consternó a toda la población y trajo recuerdos de otros hallazgos similares, como el ocurrido en el basural local hace algunos años.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias