10.6 C
San Pedro
martes, septiembre 28, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Proponen aumento de tasas menor y preparan reducción drástica de horas extras

El Ejecutivo presentó el nuevo proyecto de ordenanza fiscal e impositiva. Bajaron el porcentaje de incremento de todas las tasas y derechos, respecto al polémico proyecto original. El promedio es del 40 por ciento, contra el 60 que había sido rechazado. Además, preparan un decreto de emergencia económica para reducir horas extras. Calculan un ahorro de casi 400 mil pesos mensuales.

 

Guacone asumió sin más la crisis financiera que atraviesa el Municipio y tomó decisiones políticas que demoraron pero tienden por un lado a mejorar la recaudación sin que haya una protesta generalizada, y por otro a reducir el gasto más importante que tiene el Estado local: los sueldos.
El Ejecutivo presentó ayer el nuevo proyecto de ordenanza fiscal e impositiva, luego de semanas de ardua tarea en la Secretaría de Economía, con Jorge Gil a la cabeza de una propuesta que reconoce el fracaso político del impuestazo original y dejó atrás el incremento del 60 por ciento promedio de tasas y derechos, además de abandonar la fustigada idea de gravar con sumas exorbitantes al sector turístico.
Además, la Subsecretaría de Recursos Humanos que coordina Daniel Porta terminó el diagrama de un nuevo esquema de horas extras que reduce drásticamente el gasto en ese ítem, al establecer un cupo máximo mensual, que incluye guardias médicas y la suspensión del ingreso de personal por 180 días.

Publicidad

Un aumento para funcionar
Como anticipó La Opinión la semana pasada, dentro del Gobierno barajaban dos propuestas para disminuir el aumento de tasas propuesto en los proyectos que el Intendente pidió retirar del Concejo Deliberante. Entre ambas, el equipo económico de Guacone buscó un equilibrio entre la necesidad de recaudar más y contener políticamente la situación.
“Se bajaron los incrementos en un promedio del 15 y el 20 por ciento”, dijo a La Opinión el Secretario de Economía Jorge Gil ayer, antes de entregar al Concejo Deliberante el nuevo proyecto para que lo trate. Agregó además que “con la parte de turismo hubo un achique en general”, por lo que resta analizar el “detalle fino”.
Si bien van a gravar al sector turístico de cualquier manera, la idea fue reducir para que el Municipio pueda contar con un ingreso por esa actividad económica, pero que a la vez represente un porcentaje que los empresarios estén dispuestos a pagar sin cumplir con la advertencia de ir a la Justicia y poner a la comuna en situación de haber dictado una norma que resulta a todas luces inconstitucional por su espíritu confiscatorio.

No más horas extras
El intendente tiene en su escritorio, para la firma, un decreto de emergencia económica que apunta directamente al corazón del gasto municipal. Si Gil dijo que el 90 por ciento del egreso monetario se va en salarios, le correspondía al Subsecretario de Recursos Humanos Daniel Porta recoger el guante y actuar en consecuencia.
El decreto fija “lineamientos de aplicación obligatoria” para establecer un cupo máximo mensual de 4.000 horas extras, contra las 10.000 actuales, que supieron ser 15.000 antes de que Recursos Humanos pusiera en marcha la primera reducción.
Consultado respecto a cuánto implica en dinero, Porta explicó que “es muy variable porque depende del valor de la hora, según quién la haga”. El funcionario calculó que “a un promedio de 35 pesos, son 525.000 contra 140.000”. Es decir que la reducción comportará un ahorro del orden de los 385.000 pesos mensuales.
La Subsecretaría de Recursos Humanos tendrá la responsabilidad de autorizar y distribuir las horas extras entre las áreas del gobierno que “por la modalidad de la prestación laboral, requieran de la extensión de las jornadas de trabajo del personal a su cargo”.
El decreto establece que las horas extras al 100 por ciento distribuidas los domingos y feriados “no podrán superar la cantidad de 1.000”, dentro del nuevo cupo.
De la misma manera, fija un tope de guardias médicas que incluye las de reemplazos para cubrir las necesidades tanto en el hospital local como en las localidades y los centros de salud.
En ese sentido, la Subsecretaría de Salud deberá adoptar medidas para que los médicos “distribuyan la cantidad de horas que les corresponde trabajar según el régimen horario al que pertenecen, de manera de suplir la realización de las guardias médicas y de esa manera mantener y mejorar el nivel de atención médica y hospitalaria”.

No más ingresos
La oposición ha cuestionado incansablemente el ingreso de personal durante los años de Gobierno de Guacone. Ello también forma parte de la “emergencia económica” que reconocen el Intendente y su gabinete. Así, dispone “suspender por el término de 180 días el ingreso de nuevo personal al ámbito municipal”. Exceptúa reemplazos de empleados que cesen en sus puestos y “requieran ser cubiertos previa fundamentación del responsable máximo del área”.
La Agencia Municipal de Empleo relevará a todo el personal municipal, tarea para la que se tomará 90 días desde firmado el decreto, con la idea de “alimentar y actualizar una base de datos unificada informativa”. Además, Porta tendrá 30 días para implementar el servicio de medicina laboral que permita tener un seguimiento y control efectivo sobre las enfermedades y accidentes laborales de los trabajadores municipales.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias