22.6 C
San Pedro
sábado, septiembre 25, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Principio de acuerdo con los vecinos del barrio Paraná

Luego de la movilización efectuada la semana pasada, el Municipio se comprometió a mejorar la situación. Arreglarán calles y aumentarán el sistema de alumbrado.

spot_img

 

Las quejas y movilización de los vecinos del barrio Paraná tuvieron las respuestas esperadas por parte de las autoridades municipales.
La actitud de estos 40 ciudadanos, preocupados y alertados por la falta de reacción ante graves episodios sucedidos en el barrio, no hizo más que llamar la atención de quienes deberían haber intercedido mucho antes, que la situación alcanzara el punto máximo del reclamo.
La preocupación comenzó hace dos años, pero nunca les habían contestado. Se enviaron notas y reclamos, para el arreglo de las calles y la iluminación, pero nadie se hizo eco de esto.
Las exigencias siempre fueron las mismas.
Es un radio de la ciudad comprendido entre las calles Moisés Novillo, Irlanda, Salta y Avenida Sarmiento. Allí hay calles en muy mal estado, es escasa la iluminación y se encuentran dos inmensos terrenos pertenecientes a la empresa Papel Prensa. Esto trae de la mano hechos delictivos de todo tipo, robos, hurtos, arrebatos, allanamientos, agresiones y violaciones. Esta última situación quizás haya sido la gota que rebalsó el vaso y puso de pie a los vecinos que dijeron basta, pues se trata de un barrio de gente trabajadora, no es una solución encerrarse a las siete de la tarde para evitar delitos, hay cientos de chicos que juegan en la vereda, que van a la escuela o practican deportes en Paraná y no es el procedimiento acertado.
Las reuniones fueron tomando forma, con el correr de las semanas, llegando a la conclusión de que debían hacer algo para ganarse la atención de las autoridades y así poder sanear las anomalías del barrio. Fue así como, en la mañana del jueves pasado llevaron a cabo una protesta pasiva sobre la calle Almafuerte y Benito Urraco. Mostraron carteles y pancartas con algunas particulares leyendas como “Intendente camine mi barrio”, “No somos turistas, somos sampedrinos”, “Impuestos = Servicios”, “Seguridad, Iluminación, Pavimento” o hasta uno de los afiches que el Municipio reparte por toda la ciudad enmarcados en el programa Valores que decía “Responsabilidad”. La calle Almafuerte estuvo cortada por unos minutos nada más, pero sirvió para mostrar que por esa cuadra nadie puede pasar debido al avanzado estado de deterioro que presenta.

Publicidad

Principio de solución
En la misma mañana que los vecinos realizaron el corte simbólico, algunos funcionarios municipales se comunicaron con ellos para mantener una reunión entre las partes. Los ciudadanos fueron recibidos en el Municipio por el Secretario de Gobierno Juan Almada y los Directores Heriberto Juan Bennazar y Flavio Peiró.
Allí expusieron todos los problemas que el barrio padece y si bien algunas de las obras exigidas no se podrían concretar a la brevedad por sus altos costos, existió un serio compromiso por parte de las autoridades para emparejar y entoscar la calle Almafuerte entre Beaumont y Benito Urraco, ampliar la iluminación en todas las mitades de cuadra y colocar luminarias sobre los terrenos de Papel Prensa.
Los vecinos aceptaron la propuesta y aguardan que, con el correr de los días, se concreten las obras prometidas, igualmente están dispuestos a abonar el dinero necesario para que esas cuadras tengan pavimento e iluminación adecuada.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias