{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Domingo, Agosto 12, 2018 - 09:30

Positivo-Negativo: La crónica policial semanal de "El Cebita"

El Cebita es el pseudónimo del autor de las crónicas semanales de La Opinión en su edición impresa. Sus historias circulan en todos los rincones de la ciudad, con un relato, que con especial mirada, tienen en cada ejemplar un capítulo. La columna completa.

Todo bien con mis amigos de la Policía Local, ¿pero era necesario meter un operativo de tránsito en la avenida costanera a las seis de la tarde cuando miles de sampedrinos salen a dar la vuelta del perro? ¡Qué ganas de hacerse putear al divino botón, cuando el circo se podía armar otro día o en otro lugar". Para colmo paraban a varias mamás o familias que iban con sus hijitos. Seguro que estaba en infracción, pero a pocas cuadras, arriba, andaban cientos de motos con pibes sin casco, boludeando y haciendo contra explosiones.

¡Ah, me olvidaba!. Algunos vecinos de Romulo Naón y Caseros nos chusmearon sobre algunos movimientos extraños que vieron durante las últimas noches. Cuentan que han aparecido autos abandonados y en algunos casos hasta prendidos fuego. Nadie sabe a qué obedece, pero el domingo fueron varios los vecinos que vieron cómo dejaban un auto y lo prendían fuego al lado del galpón de la ex Scaduto. ¿Qué está pasando?

¡Qué jugado el loco este que se afanó dos garrafas y una tele en Castro! Lo más lindo fue que lo agarraron y lo encerraron en la Comisaria, pero al día siguiente lo largaron. Pero parece que extrañaba a sus compañeros de celda y a la hora cayó otra vez. No bien salió se afanó una cartera de arriba de un auto y lo pescaron de nuevo.

La Terminal sigue siendo un quilombo y cualquiera hace lo que se le cruza por la cabeza. Ahora son los choferes de colectivos los que pusieron el grito en el cielo. Los muchachos reclaman seguridad o al menos la presencia de algún policía que les garantice trabajar con tranquilidad. Hace algún tiempo que el lugar es una boca de lobo y varios malandras van ahí para esconderse y hacer de las suyas. El otro día, un tipo andaba armado y les hizo pegar un julepe bárbaro.

¡Con los bomberos, no! Por más que los vecinos tengan razón y digan que la culpa la tuvo la policía, nada justificará los gritos y la pedrada contra el autobomba. Iban a apagar un auto prendido fuego pero como había quilombo entre los dueños y los inspectores varios pibes no querían que se apagara. Ahora, ojo: no sea cosa que algún día los necesiten y tengan que usar globos bombuchas para apagar el fuego.

Me rompo y me rompo la cabeza y sigo sin comprender qué hacía la ambulancia del Hospital en contramano. ¡Flor de tortazo se pegó contra otra camioneta! Es cierto que iban a socorrer a un pibe que habían robado, ¿pero era necesario arriesgar tanto por una cuadra de más que había que hacer? Para colmo dicen que era la misma ambulancia y el mismo chofer que se había chocado una columna adentro de la Guardia. 

Escuché por ahí que el secretario de Seguridad decía que era necesario que la Policía Federal tenga también asiento en San Pedro. Ahora me pregunto: ¿Qué más quiere Roleri? Hoy San Pedro está batiendo un récord histórico en materia de fuerzas de seguridad.

Comisaría, Jefatura Distrital, Policía Local, Grupo GAD, DDI, DDA, Policía Rural, Centro de Monitoreo, Secretaría de Seguridad y Dirección de Coordinación Policial, ¿y ahora quieren sumar a la Federal? Antes eso no pasaba y se las tenían que arreglar con lo que tenían. Evidentemente algo está funcionando mal. Antes que nada, yo apoyaría con todo a la gente de la DDA para reforzar la lucha contra las drogas en la ciudad.

Che, qué le pasó a un exfuncionario del Ejecutivo y el Legislativo que protagonizó un accidente el lunes, que no fue una tragedia de casualidad: hizo marcha atrás y se chocó el blindex de la estación de servicio de Pellegrin y 3 de Febrero. ¿Habrá soplado la pipeta? ¡Más cuidado por favor!

EDICION IMPRESA #1393
Miércoles 12 Diciembre 2018

Comentarios