14.3 C
San Pedro
lunes, diciembre 6, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Pollerías y pescaderías en cuarentena: Cómo funcionan y las medidas que tomaron, con promociones incluidas, para enfrentar la crisis

La Opinión relevó comercios del rubro de venta de pollo y pescados y mariscos que están asociados a La Guía Club y sus propietarios relataron en qué situación se encuentran en el marco de las normas extraordinarias que debieron tomar por el coronavirus. Todos trabajan con delivery e implementan descuentos para que no bajen las ventas. Lo positivo para ellos es que al ser comercios de primera necesidad pudieron seguir trabajando en el aislamiento social preventivo y obligatorio.

 

Las pollerías y pescaderías son negocios de primera necesidad y, por eso, fueron de los exceptuados desde que el 20 de marzo comenzó la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus. En contrapartida, todos los comercios debieron adaptarse a un nuevo método de trabajo con puertas cerradas y delivery y el riesgo de descenso de ventas que ello conlleva en el marco de la crisis sanitaria y ecológica, variable que afrontan con promociones, tal relataron a La Opinión tres comerciantes socios de La Guía Club.

Publicidad

Jonathan trabaja en los dos rubros con El Pez Pollo en avenida Sarmiento 920 y admitió que andan "más o menos, como se puede": "Con el recorte de horario estamos abiertos de 8.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00. Antes teníamos el horario más extendido y mucha gente salía de trabajar o compraba más a la tardecita o ultima hora". Acerca del servicio que implementaron para con sus clientes, detalló que ellos mismos llevan los pedidos a las "personas mayores del barrio". Y agregó: "También utilizamos el servicio de mensajería porque por ahí te llaman por WhatsApp. Las ofertas y las promociones las hacemos y publicamos por las redes sociales".

Jonathan dejó en claro que es un "negocio familiar" y que hacen "más de ocho años" que trabajan con "pollo" y agregaron "pescado de mar y de río" junto a productos de almacén. Incluso, semanas atrás incorporaron "embutidos y fiambres" con los que también implementan promociones para que no disminuyan las ventas porque "el tráfico de gente" es menor. "Tomamos todas las medidas de prevención para el COVID-19. Colocamos un nylon transparente desde las heladeras hasta la balanza y caja y tenemos alcohol en spray para nuestros clientes. Continuamos con mucha limpieza durante todo el día y el ingreso es controlado, ingresan de a uno. La gente ya se acostumbró a eso", cerró.

Whats-App-Image-2020-01-14-at-18-25-20-0

Eugenia, por su parte, se desempeña en Loco por el Pollo en La Laguna 2445 en el que "un año antes" de que se desate la pandemia incorporó el "envío a domicilio sin cargo": "Lo implementamos cuando fue la crisis y los tarifazos de la luz donde aumentaba la luz y el alquiler. Ahora el 5 de mayo hace un año que trajimos el negocio al garaje de casa, dejamos de alquilar el local, nos quedamos sin garaje. Seguimos trabajando igual, esto del envió a domicilio fue una alternativa para brindar algo más. Antes lo hacía mi marido, ahora contratamos un motoquero exclusivo para nosotros que es mi sobrino, nos ayuda con el reparto y decidimos hacerlo así para nosotros evitar el contacto con mucha gente".

La mujer admitió que gracias a ese servicio de delivery gratis "se incrementaron las ventas". También, indicó que hacen "promociones" y que "cuanto más compran" cobran "menos" sin importar el producto que sea, desde milanesas y hamburguesas hasta artículos de despensa. "Hasta ahora nos mantenemos, logramos mantenernos con la suba del pollo, hubo un aumento muy grande de alrededor 500 pesos en el cajón de 20 kilogramos en menos de una semana. Esto pasó en los primeros días de la cuarentena, nosotros sabíamos que era temporaria esa suba e intentamos ganar menos, sin subir los precios y eso la gente lo vio de nuestra parte. Después el pollo volvió al precio que estaba, nuestros clientes lo vieron", agregó.

Por último, Eugenia explicó que el horario es "de corrido de 9.00 a 17.00" y que en los últimos días las ventas bajaron. En ese marco, contó que producen muchos productos y que, aunque siempre se aprovechan todas las presas del pollo, las "carcazas y menudos" no los están vendiendo porque lo donan a un comedor "para colaborar". "Hace mucho que estamos y siempre nos ingeniamos en qué hacer. Mi marido los fines de semana hace pizzas también. No quise entrar en pánico ni en paranoia para seguir trabajando. Estamos agradecidos por eso y es nuestro único ingreso", finalizó.

El Estuario está ubicado en Pellegrini 1099 y es de venta de pescados y mariscos. Lorena explicó que atienden "a puertas abiertas" pero hacen "servicio de delivery". "Está mucho más tranquilo. Estamos vendiendo merluza porque lomo de atún no conseguimos más pescados de río como pati, dorado y boga. Tenemos también sorrentinos, tartas, empanadas y pizzas, todo con pescado", indicó.

Para cerrar, señaló que trabajan de 9.00 a 12.30 y 16.00 a 19.30 y que "el mes pasado" cumplieron "un año" del "emprendimiento familiar" que llevan adelante y en el cual debieron tomar medidas para afrontar la crisis sanitaria y económica por la pandemia de coronavirus.

9dd59590-004b-4540-9bea-b99f3e45dbfa

Por el otro, la invitación a todos nuestros anunciantes para que, sin costo extra, aprovechen nuestros medios y redes para comunicar lo que necesiten a sus clientes, sobre todo aquello relacionado a la modalidad de trabajo en la actualidad, que es lo que más nos consultan a diario.

Hemos decidido que todos los que nos necesiten para comunicar de qué modo retoman tareas ya sea de manera veloz o mientras rearman un plan para poder volver a trabajar, nos tendrán a disposición, con sólo enviarnos un mensaje de WhatsApp o un e-mail.

Si sos anunciante de nuestros medios, envianos un mensaje de WhatsApp, breve y con datos precisos al 3329 56 9378 o un e-mail a [email protected] con tus novedades y alguna foto para que podamos comunicar en nuestros espacios tu modalidad de trabajo.

Por ejemplo una óptica, un odontólogo, un médico de cabecera de Pami o una tienda de ropa o indumentaria deportiva; una clase de gimnasia virtual o una sesión de terapia vía Skype u otra modalidad, serán parte de esta inversión de tiempo y trabajo que haremos con la intención de generar y afianzar este #SalimosEntreTodos sin esperar a nadie, porque parece que todo demora mucho más que lo que pueden soportar nuestros bolsillos.

Sabemos que muchos temen no tener en regla sus actividades o no han podido pagar su alquiler pero, ¿qué mejor que todos sepamos que todos estamos en la misma y que si nos ven como siempre trabajando y buscando nuestro sustento nos podamos levantar?

Laguiaclub-Publi

La edición impresa de La Guía Club formato revista fue  entregada gratuitamente a todos los adultos de la ciudad con todo lo que necesitan para poder quedarse en casa y cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio

Desde teléfonos útiles a bancos y deliverys forman parte de las 48 páginas que fueron financiadas por empresas y organizaciones para poder cancelar los costos de imprenta. Hemos incluido también contenidos y curiosidades para proporcionar entretenimiento y lectura.

Vale la pena intentarlo. #Estamos y si sos uno de nuestros anunciantes comunicate. Algo vamos a hacer y si ves que nos demoramos es porque andamos corriendo para cubir la cuenta bancaria o pagarle a ese proveedor que nos hace el aguante. Vale la pena.

Si sos un lector, oyente o navegante de nuestra redes también podés sumarte a nuestra campaña de suscriptores abonando mensualmente o por única vez la cifra que quieras.

wuiiddrr

Desde el Estado nacional, provincial y local están coordinando el funcionamiento de nuestro sistema sanitario y la ayuda económica ha sido destinada primero a urgencias que no comprenden aún toda la tarea que desempeñamos las pequeñas y medianas empresas, los monotributistas, los autónomos, los profesionales, los emprendedores que viven de su oficio o los que cada día abrían las puertas de su comercio arriesgando su escaso capital.

"De los bancos no esperemos nada, de los que prestan servicios públicos ni hablar; de los organismos de recaudación, menos y para peor muchos de nuestros representantes están pensando más en la foto y su prestigio que en dinamizar los resortes de la inovación para ayudarnos a subsistir", es el razonamiento al que llegamos tras esta larga cuarentena.

"No vivimos del Estado ni nos gusta pedir nada", fue otra de las razones que nos llevó a buscar en los archivos administrativos los listados de los centenares de anunciantes que siempre confiaron en La Opinión, Sin Galera Radio y La Guía Club o en las iniciativas periodísticas de transmisiones en vivo en las redes en las que este equipo incursiona en cada etapa.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias