28.1 C
San Pedro
miércoles, febrero 24, 2021

Polémica por suspensión de repartos “de la 11 de Septiembre para allá”

El robo a un camión de la distribuidora Esteban Greco desató la polémica, luego de que el expresidente del Centro de Comercio anunciara que no repartirá mercadería en la zona oeste de la ciudad, con la avenida 11 de Septiembre como límite. Su caso no es el único y las quejas por los asaltos son recurrentes. La estigmatización de los barrios, otra vez instalada.

Publicidad

 

Desde hace más de 15 años, San Pedro asiste cada tanto a un nuevo debate que instala un muro virtual en la avenida 11 de Septiembre y divide entre “nosotros y ellos” a los que están de uno u otro lado de la calle. La semana pasada, el tema volvió luego del asalto a un camión que repartía mercadería en la zona.

Publicidad

El robo fue en Lavalle y Ansaloni, a dos repartidores de la distribuidora de Esteban Greco, a quienes les robaron 200 pesos y un celular, a mano armada.

“Se bajó uno de los chicos y el otro se quedó sacando la mercadería, ahí se le acercaron dos delincuentes por la parte de atrás y lo encañonaron para que le dé la plata”, contó el empresario.

Ante este hecho, Greco informó el viernes la decisión de “suspender” la entrega de mercaderías a los comercios ubicados “más allá de 11 de Septiembre” hacia el oeste, zona en la que tanto esa como otras distribuidoras sufrieron asaltos. Uno de los más resonantes fue el que el año pasado tuvo como víctima a un camión de Admargus, cuya víctima resultó ser uno de los hijos del intendente Giovanettoni.

“Allá no vamos”

No es la primera vez que una empresa dice que sus empleados no irán “más allá de 11 de Septiembre”. Otros distribuidores han restringido los horarios y la frecuencia con que recorren esa zona. Hay agencias de remises que de noche no van a ciertos domicilios y servicios de delivery que desde hace mucho tiempo no llevan ni pizzas a esos y a otros barrios como si sus habitantes hubiesen perdido los derechos.

La decisión de Greco fue dejar de distribuir en “11 de Septiembre, cuatro cuadras para adentro”, porque “esa zona está bastante complicada”, dijo. Además, señaló que en invierno “amanece más tarde”, el día se acorta y “la situación empeora”.

Una polémica en puerta

Greco sostiene la decisión que hizo pública ante La Opinión. Otros empresarios que, como él, desde hace tiempo menean la cabeza cuando tienen pedidos que provienen desde el oeste, donde vive un altísimo porcentaje de los habitantes de la ciudad, no lo dicen, pero mantienen una postura similar.

Algunas empresas, optaron por modificar ciertas pautas, pero sin dejar de atender esos barrios. “Hay clientes con poder de compra y boliches que trabajan muy bien”, dijo un representante de una distribuidora que prefirió no entrar en la polémica.

“Hay gente que vive más allá de 11 de Septiembre. Uno entiende que hay que tomar medidas de seguridad, pero no se puede ser tan tajante” dijo un empleado de una firma que decidió hace bastante tiempo hacer su distribución sólo por la mañana en la “zona de conflicto”.

Desde el Centro de Comercio, su titular Daniel Biscia manifestó preocupación por el tema. En diálogo con La Opinión recordó que la cuestión ya había sido debatida con la policía hace un tiempo.

“Se habían dispuesto horarios de patrullaje para que los repartidores tengan más tranquilidad, pero es complicado, San Pedro es grande y los asaltos son en dos minutos”, indicó el dirigente.

La decisión que expuso Greco y que otros tomaron en silencio no cayó bien en algunos sectores políticos, que la consideraron “estigmatizante”. Aun así, no hubo expresión pública oficial al respecto, al menos hasta el cierre de esta nota.

Un problema de “legalidad”

Una de las dificultades mayores que tienen los empleados de las distribuidoras es que en los barrios muchos negocios no manejan cuentas corrientes como para pagar con cheques o transferencias bancarias, lo que los obliga a cobrar en efectivo.

“Hay muchos que no quieren cobrar para no andar con plata encima” dijo el presidente del Centro de Comercio, quien reconoció que ello muchas veces se da porque hay comercios que no están en las condiciones legales que deberían.

Hasta las ambulancias

Los médicos también manifestaron alguna vez su preocupación por tener que ir de noche a determinados lugares. Sobre todo desde que el servicio 107 carece de teléfono a bordo, por lo que cuando está en la calle queda incomunicada. Así se lo hicieron saber algunos médicos a sus representantes gremiales ayer, para que canalizaran el reclamo como corresponde.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias