31.3 C
San Pedro
viernes, febrero 26, 2021

Polémica por música fuerte en los autos: qué dice la ordenanza que regula el volumen

Un video con una queja sobre el alto volumen de la música que emanaba de un automóvil en el Paseo Público fue motivo de polémica en el Facebook de Sin Galera. Desde la agrupación StreetKings pidieron disculpas, dijeron que estaban dispuestos a bajar el sonido si se lo pedían y que ni la Policía Local ni inspectores de tránsito les llamaron la atención. Sin embargo, en San Pedro rige una ordenanza que prohíbe la actividad.

Publicidad

 

“Vine al Paseo Público a disfrutar la naturaleza y me echaron. ¿Nadie controla esto? El volumen de la música insoportable”, dijo un vecino en un mensaje que acompañó con un video en el que se veían automóviles equipados con imponentes equipos de audio.

Publicidad

Su mensaje provocó múltiples reacciones y debates en el Facebook de Sin Galera. Hubo voces a favor y en contra de su comentario. Hubo quienes consideraron que su queja era improcedente y otros que estimaron atendible el reclamo.

Lo que nadie aportó en el intercambio de opiniones es que en San Pedro rige una ordenanza, desde 2009, que reglamenta la “emisión sonora de caños de escape y música en diferentes vehículos”, en la que se establecen los límites para evitar “afectar a terceros, tanto en sitios públicos como privados”.

Entre la gran cantidad de mensajes en el video, figura el de un usuario registrado como “Sebaa Taboada”, quien se identificó como “administrador de la agrupación StreetKings, la cual estaba esta tarde disfrutando de la tarde entre amigos y fierros”, es decir los protagonistas del video.

De muy buena manera, el referente del grupo pidió “disculpas si le molestó a alguien” y aseguró: “No fue nuestra intención. Creo que no era necesario esta publicación, con tan solo decirnos ‘chicos, ¿pueden bajar la música?’ o ‘nos molesta el audiocar, por favor, bajen un poco’ bastaba”, en relación a su buena predisposición al respecto.

En su comentario, Taboada indicó que por la zona del Paseo Público donde se encontraban “circularon policías de la localidad tanto como también los inspectores de tránsito y no nos llamaron la atención”.
“Somos personas, no animales. Nadie iba a a insultar ni maltratar a nadie, si nos lo pedían. Sabemos que es un Paseo Público. Creímos que estábamos dando un buen espectáculo, no una molestia. Desde ya, disculpas del
grupo”, finalizó el mensaje.

La ordenanza que rige en San Pedro desde 2009 prohíbe “causar, producir o estimular ruidos innecesarios o excesivos, emanados de cualquier tipo de vehículos, sea que se encuentre detenido o en circulación que, propagándose, afecten o sean capaces de afectar a terceros, tanto en sitios públicos como privados, cualquiera sea el hecho o actividad de que se tratase”.

En el inciso e) de su artículo tercero, la ordenanza hace referencia al caso que generó polémica, al prohibir “ la emisión de música estridente que pueda afectar o molestar a los vecinos”. A los fines de definir “ruido excesivo”, la norma contiene una tabla de máximos decibeles (db) autorizados. Para los automóviles, el límite es de 85 db.

El texto de la ordenanza vigente prevé que los inspectores “con arreglo a la intensidad del ruido comprobado y teniendo en cuenta las circunstancias en que el mismo se produce” pueda “retener el vehículo causante de los sonidos molestos”. Las sanciones corren por cuenta del Tribunal de Faltas.
 

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias