24.8 C
San Pedro
sábado, abril 17, 2021

Piden que liberen a un hombre “detenido por error”

Este sábado por la mañana llegó a la redacción de La Opinión el hijo de Sixto Paz, Matías, apresado la semana pasada producto de un operativo antidrogas encabezado por la Fiscal Viviana Ramos. Familiares asegura que “todo fue un error” y que continúa detenido “por portación de apellido”.

Publicidad

 

Promediando las 10.00 de este sábado arribó a la redacción de La Opinión, Liniers 71, Matías Paz un reconocido futbolista local que según relató hace cinco días vive “un calvario”.

Publicidad

Su padre fue apresado el viernes de la semana pasada cuando personal del GAD, DDA y de la Fiscalía Nº 11 cumplieron con un operativo en inmediaciones de la Escuela 11. Por la causa enmarcada en la venta de drogas fueron detenidos hace meses Griselda Merlo y Arturo “el Cabezón” Paz.

En este último procedimiento fueron varios los aprehendidos entre ellos el padre de Matías, Sixto Paz. Quien, según relata su familia, “no tiene nada que ver con la causa”.

Matías redactó una carta en la que detalla de manera pormenorizada cómo fue el día en el que apresaron a su padre y las jornadas posteriores en las que tuvo que declarar:

“El viernes 12 de junio del 2015 7.30 me despierto con gritos de mi madre, aclaro que yo vivo en la casa de al lado y hacía una hora y media que había llegado de trabajar, gritos   diciendo ‘hay una criatura’ ella era mi sobrina la cual esa noche se había quedado a dormir con mis padres. Me levanté en el aire pero no pude hacer nada mis piernas temblaban porque no sabía que estaba pasando, solo pude ver un patrullero con personal de San Nicolás.

Por lo que percibí en ese momento habían entrado a la casa de mi papá de manera muy brusca, rompiendo la puerta cuando no lo era necesario porque mi padre estaba afuera y les ofreció abrir la puerta ya que él tenía su llave, el personal siguió con el procedimiento sin importar lo que mi padre le decía, entraron rompiendo la puerta”, comienza relatando Matías para luego continuar: “Dos horas más tarde, llega una de mis hermanas y mi novia, ellas se acercan a la casa de mis padres pero no pudieron entrar ya que un policía les aclara que estaban en un allanamiento  y que los miembros de esa casa estaban en la casa del vecino donde también se llevaba a cabo el mismo procedimiento”.

“Desde las 7.30 hasta las 15.30 mis padres y sobrina de tan solo 7 años permanecieron aprehendidos en esa casa donde jamás antes habían entrado o, tenido algún tipo de relación con estas personas, salvo algún saludo como vecinos”, se quejó y remarcó que su hermana reclamó que le entreguen a la menor que “ni si quiera había desayunado y por la tarde debía ir a la escuela, después de insistir varias veces logramos al menos darle algo para comer y tomar”.

“También en ese mismo transcurso de horas con un testigo, inician el proceso, mi papá tenía 3 mil pesos que había cobrado de su trabajo, él trabaja de albañil y tenemos de testigo a la persona que le había entregado algo de dinero por el trabajo que empezó a hacer pero que aún no puede terminar. Él busca su dinero con un oficial se los entrega a ellos y continúan revisando toda la casa, salen vuelven a entrar y sustraen de la misma una balanza (para despensa), lo cual esa misma era mía tenemos los papeles donde el desarrollo social me otorga la balanza, una cortadora de fiambre y un freezer para un micro emprendimiento, yo no la había llegado a concretar pero mi hermana ese mismo día a una cuadra de lo de mis padres iba a abrir una despensa e iba a utilizar todos estas herramientas”, contó.

“Pasadas varias horas de lo sucedido, 15.30 hs terminan con el allanamiento y nos llevamos la sorpresa más grande y dura de nuestras vidas, se llevaban a mi papá aprehendido. Tratamos en un primer momento de tranquilizarnos y entender que lo llevaban por averiguación de antecedentes que vale aclarar que jamás antes había entrado a la comisaria, es decir, no tiene antecedentes y que debían realizar todos los papeles necesarios. Pero con el correr de los días no entendíamos ni entendemos que es lo que pasa, hablamos con abogados con varios conocidos todos desesperados buscando una solución, con conocidos de mi papá y nadie lo puede creer también contamos con una abogada que nos va informando”, dice en otro párrafo.

Según contó el domingo pasado fue la declaración: “Teníamos la esperanza de que ese día el problema iba a estar resuelto porque no tienen ninguna prueba para que él siga en ese lugar. Nos angustiamos mucho cuando lo volvieron a llevar a la comisaria. Debíamos tener paciencia, estar tranquilos que fue lo que cada uno de nosotros a su manera pudo ir logrando para darle fuerzas a él a que este igual”.

En la segunda página del extenso texto que entregó a este medio asegura: “Todos los días abríamos los ojos con la esperanza de tener una buena noticia, pero lo único que escuchábamos era que había que esperar 5 días después de la declaración, que la fiscal tenia esos días para decidir. Pasaban las horas del día y sin noticias pero siempre con mucha fe ‘Dios quiera que mañana salga’ nos cansamos de decir esa frase”.

Por último remarcó: “Luego de la detención de nuestro papá solo acatamos ordenes, y cumplimos con lo que nos iban diciendo no queremos perjudicarlo a él, pero ya no tenemos más fuerzas es por eso que recurrimos a estos medios porque necesitamos ayuda tenemos todo para comprobar que nuestro papá es inocente.

Queremos a nuestro papá en libertad porque sabemos que no se merece estar en se lugar….fue todo un error y todos se lavan las manos… nos dijeron por ‘portación de apellido’ de ser así tenemos que estar todos con él pero no hay pruebas porque nuestro papá Sixto Paz es inocente…. “

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias