16.8 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

Perdimos todo

Publicidad

 

Sra. Lili: Me dirijo a Ud. con el fin de contarle las malas gestiones que se están haciendo en acción social detallándole mi situación de la cual parte de ustedes ya están informados, hace dos meses aproximadamente perdimos nuestra casa y todo el material que poseíamos en un incendio ocurrido en San Lorenzo 2090, zona de la barranca, quedándonos sólo con lo puesto.
En su momento nos ofrecieron su ayuda y su apoyo al cual accedimos a colchones, frazadas, mercadería, artículos de limpieza, una cama de una plaza y la suma de $ 420 para un alquiler, eso solamente en este tiempo mencionado y con muy mala gana de parte de alguna asistente social importándole muy poco nuestra situación y el compromiso que la señora Marta Perret hizo públicamente.
Hoy me encuentro sin trabajo, sin casa y sin ayuda alguna, es por eso que le escribo contándole mi indignación y bronca hacia nuestros dirigentes sociales, cuando de su boca sale que los más importantes son los niños y que tienen prioridad, más cuando se trata de salud, yo tengo chicos y uno tiene insuficiencia respiratoria, para ser más preciso es crónico y necesita algunos cuidados y una buena alimentación, ¿cómo poder brindarle si no tengo trabajo ni ayuda social?, entonces pregunto ¿mi hijo no entra en esas prioridades de las que tanto hablan?
Sólo pido que tomen conciencia de que los pobres no somos escuchados y nuestros hijos olvidados por no decir marginados, es más, te expulsan de Desarrollo Humano, como lo hicieron conmigo simplemente por reclamar lo que ellos me ofrecieron, su ayuda sin olvidar que para eso están.
Desde ya muchas gracias por escucharnos y entendernos.
Víctor Menéndez, DNI: 33.880.895 y Nancy Navarro, DNI: 30.433.375. Martín Fierro 720, Cel. 15598417.

Publicidad

N de la R: Víctor en una charla que tuvo con La Radio, comentó que la mejor ayuda que se le puede suministrar es darle trabajo, se siente capaz de realizar cualquier tarea y está dispuesto a efectuar cualquier actividad que se le proponga. Decididamente, nada más digno puede tener un ser humano, que la posibilidad de trabajar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias