11.8 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Otra familia víctima de los encapuchados

Nuevamente una vivienda del camino al Aeroclub y la localidad de Santa Lucía fueron escenarios de un robo calificado y abuso de armas.

Publicidad

 

Con alternativas similares a las de otros hechos registrados durante los últimos meses, el Sábado se produjeron dos ilícitos que bien podrían tener relación entre sí.
Esta vez, una o dos bandas de encapuchados protagonizaron los actos denunciados, acrecentando la preocupación de los investigadores ya que hasta ahora -y a pesar de los operativos registrados hasta el momento- no se ha podido dar con los delincuentes.
El primero de estos hechos sucedió el Sábado a las 20.30 Hs. aproximadamente, en un establecimiento ubicado sobre el camino al Aeroclub. A ese lugar arribaron tres sujetos, de los cuales dos ingresaron al perímetro de la vivienda, mientras que otro quedó en el acceso oficiando de “campana”. Por cuestiones que no fueron establecidas los delincuentes no llegaron a ingresar a la propiedad pero descerrajaron un disparo que hirió en un brazo a un joven que se encontraba en el interior de la casa.
Los delincuentes huyeron del lugar sin dejar ninguna clase de rastro, mientras que el hombre que salvó su vida milagrosamente fue auxiliado, detectándole una herida leve.
Una hora y media mas tarde, tres hombres encapuchados sorprendieron a un matrimonio que se encontraba descansando en un campamento momentáneo que habían montado sobre el campo de domas en Santa Lucía. Un hombre y una mujer oriundos de Monte Grande, habían arribado al lugar para participar como vendedores de artesanías en la fiesta patria que se iba a realizar a la mañana siguiente.
Los tres sujetos, empuñando armas de fuego, redujeron a la pareja a quienes ataron de pies y manos y los introdujeron en la camioneta Ford F100 roja en que se movilizaban. Tomándolos como rehenes transitaron por diferentes caminos hasta llegar a un sendero cercano al barrio La Tosquera, en donde dejaron gran parte de la mercadería que el matrimonio tenía para comercializar. Continuaron viaje hasta abandonarlos junto al rodado sobre un callejón próximo al cruce entre la Ruta 1001 y el camino que conduce al Retiro San Juan.
La pareja, se recompuso y retornó por la ruta hasta arribar a la estación de servicios Petrobrás en donde dieron aviso a la Policía. Allí se trazó un amplio operativo de rastrillaje pero no se pudo dar con ninguno de los integrantes de la banda. Ahora, la Fiscalía Nº 6 está investigando ambos hechos y tratando de establecer si tuvieron relación entre sí o se trató de dos bandas diferentes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias