5.6 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

A mi novia eterna

Publicidad

 

Después de toda una vida / Compartida, los dos en soledad.
Hoy, al verme en el espejo, / Veo que pasaron los años…
De a poco he llagado a viejo, / Y me hará bien recordar.

Publicidad

Recuerdo que desde muy chicos, / Solos, queríamos jugar…/ Es que el destino nos enhebra / Co su reforzado hilo
Collar de años, que de uno en uno / Le iríamos agregando perlas.

Como yo, tú has cambiado… / -es que así debería ser-
De nena que entonces eras, / Te convertiste en mujer,
Y hoy al pasar de los años, / Para mí, amor, sos igual.

Es que al cerrar los ojos, / Adentro, en algún lugar, / Sigues siendo aquella niña / Que me supo conquistar. / Entonces viene el recuerdo / De aquel cuerpo virginal.

Aquellos ojos, morena, / Como dos profundos lagos / En los que yo hundí mi vida, / Y de lo que no me arrepiento,
Pues hoy sigo prisionero / De tu amor, que no fue juego.

Tu boca, clavel rojo reventón, / Que parecía que esperaba
Tan solo que me atreviera, / Y decidiera probar, / El libar entre esos “pétalos” / El néctar de tu besar

Y tu negra cabellera / En la que enredaba mis dedos, / Hoy se ha vuelto blanca nieve. / ¡Pasaron tantos inviernos… / Que poco a poco llegaron / A platear todo tu pelo!

Tanto hemos vivido juntos / Amontonando los años. / Una vida que ha pasado / En lo que dura un suspiro, / Y que nos fue regalando… / ¡Todo lo que merecimos!

Primero fueron los hijos, / Experiencia que a futuro / Usaríamos con los nietos; / Porque esos años trajeron, / Entre alegrías y rezos… / ¡Dos hijos y cuatro nietos!

Hoy transitamos despacio, / -el tiempo todo se lleva- / Nos llega otra alegría… / Llegó otro gajito tierno / Al árbol que un día plantamos… / ¡Y el brotito es, la bisnieta!

Y en el collar que los años / Fuimos formando despacio / Iríanse agregándose perlas, / Ya rubíes, ya topacios, / Y ahora para lucirnos… / Un “diamantito” agregamos.

Son regalos de la vida, / Yo nunca lo he de negar. / Lejos, allá al empezar / Ese tan feliz camino… / Si hubiera sido adivino / ¡Mejor no lo iba a pensar!

Perdóname, novia mía, / Que hoy te hiciera llorar… / Es que hace mucho yo lloro / De alegría al comprobar / Que nos pasaron los años… / ¡Y nos queremos igual!

Miguel Blas Cermelli- LE 4 660293

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias