10.1 C
San Pedro
miércoles, septiembre 22, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Mi descargo…

Escribo porque siento que es una de las tantas maneras que tengo para desahogarme, tal vez diciendo esto nadie entenderá nada, por eso he decidido contar que soy una simple mensajera de 22 años, que el lunes 7 me levanté como un día más a cumplir con mi trabajo, pero no fue tan fácil, tipo 08:30 de la mañana me pasan el segundo viaje (Mitre 2.380) “La casa del algarrobo”, voy entusiasmada ya que parecía ser un día de mucho trabajo, cuando entro a este negocio el dueño del lugar me da unos recibos para pagar con $150, pero sin que yo llegara darme vuelta para retirarme del lugar, una “persona” de sexo masculino me muestra el revólver y me pide que me mantenga tranquila, yo le dije que no me lastime, nos pidió que caminemos hacia atrás del negocio donde había una cama, una mesa de luz y una cajonera, este sujeto me dice que me acueste en la cama sin mirarlo, me acosté tapándome la cara y sólo escuchaba los gritos de Cruz (dueño del comercio) quien fue atado de las manos y golpeado por no parar de gritar (yo le pedía que se calmara) este sujeto sólo buscaba plata, se llevó $1.650 del comerciante y $150 que me sustrajo de la cartera. Nos amenazó de muerte si intentábamos hacer algo, me pidió tres minutos para irse, cuando lo miré tenía puesto mi casco y me dijo que no haga ninguna boludez porque conocía a mi familia, hasta ahí me había sentido muy nerviosa, pero después de que este sujeto ya se había retirado en su moto (que también desconozco) entré en un ataque de pánico que todavía lo estoy sufriendo, porque tuve que salir nuevamente a la calle tal vez como si nada hubiera pasado, a pesar de que en esos minutos o segundos, eternos para mí, en los que, el arma me apuntaba pensaba en las personas que amo, mis padres, hermanos, sobrinos, mi novio y amigos. Hoy me pregunto ¿por qué a mi? Si yo sólo cumplía con mi deber. Por eso esta carta está dedicada al Comisario o Capitán y a cada uno de los policías que están parados en las esquinas y que ser policía no es ponerse el uniforme, sino comprometerse con ello, y aclaro esto porque la policía tardó 40 minutos en llegar al lugar que está a cuatro cuadras de la comisaría. Bueno, gracias por darme un espacio para expresarme y agradecer la contención de los vecinos del comercio. Linda Altolaguirre, D.N.I:31.756.83

spot_img

 

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias