14 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

Matías Erbin y el empate de Brian Castaño con Charlo: “Paró un país para que lo vean pelear y revivió el boxeo argentino”

El preparador físico sampedrino habló con La Opinión y contó que la pelea fue como la planeo el equipo. "Cada uno que se sentó a ver la pelea se sintió orgulloso, bien representado y robado y va a alentar a Brian en su próxima batalla", aseguró.

Publicidad

 

Matías Erbin fue parte importante del histórico empate de Brian Castaño con Jermell Charlo el sábado por la noche en San Antonio, Estados Unidos, y, recién llegado a Los Ángeles donde está radicado, resumió lo que significó la pelea y las sensaciones que le quedaron: “Brian revivió el boxeo argentino y rememoró las viejas épocas de (Lucas) Mathysse, (Marcos) Maidana y “Maravilla” (Sergio Martínez). Paró un país para que lo vea pelear. Cada uno que se sentó a ver la pelea se sintió orgulloso, bien representado y robado y va a alentar a Brian en su próxima batalla”.

Publicidad

La polémica parda dejó todo como en la previa: el deportista de Isidro Casanova conservó su título superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y el estadounidense los de la Asociación Mundial (AMB), Consejo Mundial (CMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB). El preparador físico aseguró a La Opinión que “el mundo” conoció a Castaño: “Pelearon los dos mejores de la categoría y Brian demostró porque Charlo no es considerado el mejor libra por libra como él quería. Brian demostró que él se merece ese espacio, que fue mejor que él y lo vio todo el mundo. El estadio se puso a favor de él y la posibilidad de revancha está”.

Erbin junto a Castaño y su esposa, Pamela Lecuona.

Sobre la contienda a doce rounds en el AT&t Center, el estadio en el que tantas veces brilló Emanuel Ginóbili en la NBA, el sampedrino analizó que fue “muy dura”: “Brian se presentó más fuerte, más sólido y sin tanto volumen de golpes que la pelea anterior (N. de R.: ante el brasileño Patrick Teixeira). Estadísticamente tiró la mitad de los golpes, pero había que se más solidos, más consistentes. Creo que fuimos amplios dominadores”.

“Brian estuvo sentido algunos rounds por los golpes de Charlo que sabíamos que era muy fuerte, pero siguió de pie, no amarró ni ensució la pelea. Se paró como un guerrero, inclusive en el decimo round respondió cuando Charlo lo quiso noquear. Respondió parado y firme, contratacando para decirle que tenía vida, que estaba. Hubo 3-4 rounds que perdió, pero fue un amplio dominador”, agregó.

Matías reconoció que “en la casa de ellos” los “patotearon” y quisieron imponerse “como si fueran una patota” o “una mafia”, que es “lo que ellos son”. “Nos plantamos y un empate en Texas es una victoria como se vio reflejado en todos los medios periodísticos mundiales y grandes estrellas del deporte lo han dicho”, recalcó.

Por último, dejo abierta la puerta a una revancha aunque aclaró que de eso se debe encargar el manager Sebastián Contursi y no es sencillo: “Contursi guio a Brian a esta oportunidad que fue única y que sabemos que es difícil que vuelva a dar esto de unificar los cinturones porque cada uno tiene sus boxeadores mandatarios para pelear. El tiempo dirá y nuestro manager decidirá los tiempos a seguir”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias