31 C
San Pedro
domingo, marzo 7, 2021

Mario Sánchez Negrete: “El objetivo es llegar a diciembre con déficit cero”

En exclusiva, el Secretario de Economía dialogó con La Opinión tras dos meses y medio de gestión. Ajuste, ahorro, recaudación, recorte de gastos y generación de confianza tras acuerdo con proveedores. Con 12 millones enviados por Provincia, cubrieron aguinaldos y planificaron el futuro. Si la estrategia de ahorro y control les resulta, esperan cerrar el año sin más deudas que las que dejaron Guacone y Giovanettoni. Dijo que con sólo ordenar el trabajo, pudo llegar a evitar el descubierto y preservar el dinero de los fondos de educación, el sojero y otros que están afectados.

Publicidad

 

Más de dos meses pasaron desde que Cecilio Salazar y su gabinete asumieron al frente del Gobierno. El Secretario de Economía y Hacienda Mario Sánchez Negrete llegó a La Opinión enfundado en mangas de camisa y dispuesto a contar cómo fueron estos más de 60 días de gestión en los que, según los datos publicados en la página web del Municipio y los que el propio funcionario vertió en la entrevista, lograron reducir el déficit estructural.

Publicidad

Abogado, Sánchez Negrete forma equipo con el Director de Rentas, el contador Hernán Abatángelo; el también contador Silvio Jaime, Director administrativo del Hospital; y se apoya en las tareas de la Oficina de Compras que conduce Gloria González y en el área de Contaduría de Oscar Corleto.

Para graficar sus pasos, el concejal electo por Cambiemos hoy en uso de licencia dice que a diario le toca decir muchas veces “no”, incluso a sus compañeros de gabinete, algunos de los cuales le han hecho planteos severos en las reuniones.

Prefiere la palabra “ahorro” a “ajuste” o “recorte”, y habla todo el tiempo de “gastar lo menos posible”. Sostiene, como lo hizo cuando era edil, que el Municipio está lleno de “gastos superfluos” y que ya pasó el bisturí por algunos de ellos, aunque reconoce que unos varios se le escapan todavía y que otros le son esquivos producto de la coyuntura política.

Responsable de que el Ejecutivo publique los salarios de funcionarios (ver página 4), la semana pasada, tras leer que La Opinión le recordó por segunda vez su antiguo ahínco para pedir publicaciones del Boletín Oficial que no tiene actualización desde octubre, instruyó al Director de Modernización Leonel De Ruba para que lo hiciera, aunque al cierre de esta nota todavía no habían cumplido.

Quiso publicar los recibos de sueldos de todos los empleados, pero no lo logró. Eso sí, subió los que corresponden a funcionarios políticos con todos los detalles. En campaña aseguró que todos debían pagar por los servicios y ahora monitorea la tarea de Abatángelo al respecto. Quiere terminar el año con equilibrio perfecto entre los ingresos y los egresos.

Los puntos del recorte

El panorama de la gestión económica del Gobierno es de ahorro. Salud, Obras Públicas y Seguridad son las áreas críticas a atender. El resto, tienen un control más exhaustivo. Entre los recortes más importantes, Sánchez Negrete nombra uno de los que fuera bandera suya de reclamo a las gestiones anteriores: la telefonía celular. “Era un gasto de 50 mil pesos mensuales que redujimos a 3 mil” aseguró.

El Secretario de Economía esgrime como un logro la reducción de las horas extras y guardias médicas. Sin mostrar las planillas, dijo a La Opinión que, en comparación con el mismo período del año pasado, gastaron casi el mismo dinero, lo que implica un ahorro teniendo en cuenta los incrementos salariales que elevaron esos costos.

“Todos los servicios están garantizados, pero se están pagando las guardias que se hacen”, disparó quien fuera una de las espadas y plumas de la trunca Comisión Investigadora contra Guacone y que hoy sigue de cerca la auditoría encargada a la empresa BDO, que puso el ojo en las guardias de la era Pichioni, cuando los médicos de ese servicio atendían en medio de los paros de Cicop, cuyos representantes denunciaron penalmente el tema.

Sostiene que las tercerizaciones como la seguridad del Hospital o en Servicios Sanitarios implican el mismo gasto que en horas extras pero ahora se hacen con personal capacitado.

El Gobierno prepara el desembarco de la Universidad de La Plata para la implementación de una serie de servicios, entre ellos los GPS para cada uno de los vehículos de la flota municipal, que permitirá saber dónde están y qué recorridos hacen, para calcular consumo de combustible. Además, quedó gestionada pero sin implementar la modalidad de tarjetas de carga de nafta, gasoil o GNC, con un monto asignado de acuerdo a las necesidades.

Sánchez Negrete quiere atacar hasta el consumo de agua en los dispensers. A tal punto, que alguna vez dijo que planeaba poner máquinas de café para que los empleados paguen con monedas, ya que para eso el Estado les abona un plus por refrigerio. “Se puede reformular y es un gasto superfluo que se puede eliminar. Pero tampoco queremos causar malestar entre los trabajadores”, dijo al respecto ante la consulta de La Opinión.

“El intendente sabe todo lo que se gasta”

Uno de los grandes problemas de la era Guacone fue la proliferación de oficinas de compras por áreas. Ello provocó un descalabro tal que nadie sabía con precisión cuánto se gastaba en cada cosa.

“Hasta el 31 de diciembre, uno sabía cuánto se gastaba en combustibles, en medicamentos, pero no había detalles”, aseguró Sánchez Negrete. “Fue la primera decisión que tomé: abrir el nomenclador, cargar absolutamente todo lo que se compra, identificar en detalle”, agregó.

Ahora, dice, el intendente tiene una planilla larga en la que puede saber “cuántos lápices, cuántas bayaspirinas, cuántos litros de combustible, en qué vehículo, etc.”.

El plan del Gobierno es que para la confección del Presupuesto 2017 haya “una estadística confiable”.
La Oficina de Compras fue reunificada y ahora todos los gastos deben ser autorizados por Presupuesto y la Secretaría de Economía, antes de que se ejecuten. Salazar no firma ningún cheque si antes no tiene la aprobación de esas áreas.

“Los proveedores tienen prohibido entregar cosas si no está la orden”, señaló el funcionario, quien dio de baja la modalidad de “reintegro”, en la que casi cualquiera en el Municipio ponía plata “de su bolsillo” para comprar lo que necesitaba y después recibía la devolución del dinero.

“Quizás no es tan práctico como ‘necesito esto, voy y lo compro’, pero el Estado no debe ser un almacén de barrio”, dice Sánchez Negrete, a tono con lo que le señalaba a las gestiones anteriores desde el Concejo Deliberante.

“Los proveedores bajaron los precios”

El Municipio asegura haber acordado con “los proveedores grandes” una refinanciación de las deudas, con un plan de diez cuotas sin interés. Quisieron hacer una quita, pero nadie aceptó, por lo que cerraron el acuerdo.

“Hoy tenemos para comprar insumos unos 10 proveedores, lo que hace que se pueda ahorrar, ya que hay diferencias de precios y competencia”, explicó el Secretario de Economía, quien destacó en ese sentido la tarea del administrador del Hospital Silvio Jaime.

“Cuando asumimos, había un solo proveedor porque las deudas con el resto hacían que no quisieran ni vender, porque no los atendían para cobrar. Los reunimos, regularizamos la deuda, y ahora tenemos muchos oferentes, el que había quedado solo tuvo que bajar sus valores porque no pudo vender en todo el mes ni un solo medicamento”, relató.

El plan, hasta el momento, es comprar con un esquema de pago de 30 días. “Tenemos previsión, sabemos la expectativa de coparticipación y lo que tenemos que pagar, con 30 días de anticipación sabemos lo que podemos gastar, lo hacemos a diario: si entran 100, no puedo pagar más de 100. El ahorro es interno, pagar lo que se debe, no pagar de más”, explicó el funcionario y aseguró: “Si hay más control, sabemos lo que compramos”.

Esta modalidad no cayó bien en todos y algunos ofrecieron resistencia. Pero el abogado se mantuvo firme: “Es la decisión y mientras esté a cargo de la Secretaría se tiene que hacer así”, disparó.

El proyecto “déficit cero”

El Gobierno contó en diciembre con 6 millones “de regalo” provincial, utilizados para pagar aguinaldos. Luego, en enero, recibió otros 6 millones en concepto de adelanto de coparticipación, que deberán ser reintegrados en cuotas a partir de abril.

“El resultado se va a ver al final del año, cuando paguemos los salarios y aguinaldos en tiempo y forma”, dice, optimista, Mario Sánchez Negrete, y desliza su objetivo primordial: “No tener deudas con los proveedores y cerrar con déficit cero”.

Asegura que hasta el momento no tuvo que recurrir a poner las cuentas en rojo y solicitar descubiertos bancarios. Atribuyó los desequilibrios y deudas de las gestiones pasadas a “mal control, mal gasto y falta de recaudación; un cocktail explosivo”.

Se jacta de haber reducido “a cero” el déficit estructural de entre 1,5 y 2 millones que tuvo su antecesor Roberto Borgo durante los dos últimos años y repite: “El plan es que 2016 no tenga deuda, que la ejecución no sea deficitaria, que cierre el año 100 de ingreso y 100 de egresos”, y que la deuda pendiente sea la que arrastra de ejercicios anteriores.

“Deuda va a haber porque la estamos pagando. Si pudiéramos endeudar al municipio en una obra, lo haríamos. Seguro tendremos apoyo de Nación y Provincia”, adelantó.

Por ejemplo, el lunes estuvo el Subsecretario de Asuntos Municipales Axel Campbell, quien anunció que habrá “10 mil millones de pesos para infraestructura y seguridad en los municipios”, de los que llegarían a San Pedro unos 60.

Sin usar fondos afectados

“No se ha tocado un solo peso que no sea para la finalidad que tiene”, dijo Sánchez Negrete, quien aseguró que el déficit cero de los meses que lleva de gestión el Gobierno de Salazar se logró “con ahorro y con ingresos”, sin echar mano a los fondos afectados para gastos corrientes como el educativo o el sojero.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias