8.8 C
San Pedro
miércoles, junio 16, 2021
spot_img

Manchone llegó con planes de mano dura

“Moto que no esté estacionada donde corresponda, será levantada”, dijo el Director de Seguridad y Tránsito que fue presentado la semana pasada. Tiene un plan de emergencia que confluirá en el programa de trabajo integral que había propuesto antes de salir del Gobierno de Guacone. Irá a Provincia y Nación por recursos. Más personal, presencia en las calles y férreos controles, entre sus primeras medidas.

Publicidad

 

Como adelantó La Opinión, mediados de febrero era la fecha para la asunción de Raúl Manchone al frente de la Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad. El viernes fue presentado y esa noche debutó como funcionario de la gestión Giovanettoni en la segunda marcha contra la inseguridad.
El intendente lo llamó en medio de su interinato y se reunieron en su casa. Allí charlaron largo y tendido, y se puso a disposición para ser parte de su equipo de trabajo. En ese marco, le ofreció respaldo político para los planes que había presentado para 2012, cuando se fue, y Manchone aceptó.
“Le dije que sí porque conozco su forma de trabajo, compartimos casi 25 años en Bomberos”, dijo el funcionario, que regresa al cargo luego de dejar una carpeta con proyectos que nunca fueron desarrollados.
Ahora, el Director de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad confía en que “las decisiones políticas están” y aunque sabe que el Municipio carece de recursos, considera que en Nación y Provincia hay puertas abiertas para ir a solicitarlos.

Publicidad

El plan de emergencia
Las prioridades de Manchone relacionadas al tránsito tienen que ver con la mayor presencia. Para recuperar la confianza de la población, pidió diez empleados de otras áreas, “con estudios secundarios”, para capacitarlos siete horas diarias durante una semana para “tenerlos en la calle”. Es optimista.
Sabe que los que tiene no dan abasto y que los que había le provocaron varios dolores de cabeza. En ese “plan de emergencia” aparece una idea que ya había expuesto para 2012, antes de irse: tener ocho motos en constante circulación, cuatro con inspectores y cuatro con policías, que patrullarán en parejas por toda la ciudad, mientras que los diez nuevos agentes, distribuidos en dos turnos, se abocarán al centro y la zona del boulevard.
Como la Municipalidad no está en condiciones de comprar las motocicletas, Manchone pidió a la asesora del intendente Victoria Vitale que prepare la ingeniería legal para hacer un relevamiento en los depósitos donde van los rodados secuestrados, hacer un inventario y, además de compactar y subastar, retirar algunas motos en buenas condiciones para ingresarlas como bienes del Estado.
Los inspectores y policías que circularán en moto tendrán la instrucción de detenerse para hacer infracciones y secuestrar vehículos en que caso que sea necesario.
Para el plan de “mano dura” que tiene Manchone en la cabeza, debe llevar adelante una exhaustiva tarea de mejoramiento de la señalética, incluida la necesidad de repintar los cordones amarillos. La máquina de pintura en caliente que el Municipio compró durante su gestión tuvo un uso mínimo, puesto que nunca tuvieron los recursos materiales para la tarea. El plan es pedir a Vialidad provincial o nacional, con cuyas autoridades el Director quiere reunirse en breve.
“Hay que aplicar los correctivos que corresponden”, repite Manchone, que sabe que una política de tolerancia cero en materia de tránsito generará no sólo la bronca de una población demasiado acostumbrada a no respetar las normas, sino además un incremento importante en la tarea del Tribunal de Faltas, que desde la jubilación de Adeff y el rechazo del pliego de designación de José Macchia en el Concejo Deliberante, carece de titular.
En esa intención de accionar con rigor, buscan poner en marcha, al fin, la ordenanza de Casini y Mosquera sobre la implementación de una grúa. La herramienta administrativa está, pero no el recurso material. Por ello, Manchone adelantó que hay gestiones con una empresa local para que haya un transporte de ese tipo a disposición del Gobierno.
La grúa se puede llevar cualquier vehículo que esté en infracción: no sólo los autos estacionados en cordones y veredas, sino además las motos que no estacionen en los lugares que serán delimitados para tal fin en el centro.
“Los estacionamientos de motos serían en las esquinas, después de las líneas amarillas, en el centro”, precisó el funcionario y aseguró: “Moto que no esté estacionada donde corresponda, será levantada”.
“La idea es que toda la zona céntrica esté ordenada. Luego abordaremos el tema del estacionamiento medido, porque hay que mejorarlo y muchísimo”, reconoció.
Sobre los caballos sueltos, fue contundente: animal que no tenga marca se irá a Provincia sin que nadie pueda reclamar propiedad.

“El bolsillo enseña”
Manchone está convencido de que “a todos nos duele cuando nos hacen una infracción” y considera que si hay prudencia al salir a la ruta o al ingresar a ciudades donde los controles son férreos, la población local debe comenzar a tomar conciencia al respecto.
Por supuesto, la problemática de la gran cantidad de motos que existe en la ciudad está en primer lugar a la hora de controlar, con el uso del casco como medida fundamental.
A pocas semanas del comienzo de clases, el nuevo funcionario prometió una actividad importante en inmediaciones de las escuelas para controlar que madres, padres y chicos usen el casco, y evitar lo que denomina “las motos colectivo”.
El Director de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad le dijo a La Opinión que en el Gobierno analizan la forma de impulsar el uso del transporte público para que los alumnos lleguen a los establecimientos escolares.
”La ley marca dos personas por moto y con casco. Vamos a ser muy estrictos con el tema de la documentación, y vamos a ser estrictos con las agencias, porque las motos no pueden salir de allí sin patente y sin casco”, dijo.
Las medidas de control sobre las motos tendrán una articulación con la policía, sobre todo ante la proliferación de la modalidad “motochorro” y ante la relevancia que tiene en el mercado negro la venta de partes de origen ilícito.

El viejo tema
de los camiones areneros
Desde que asumió Giovanettoni, los controles de peso a los camiones areneros recuperaron cierta regularidad, con la presencia de la balanza móvil de Vialidad provincial. El Gobierno tiene el discurso de que “las leyes están para cumplirlas y no las hacemos nosotros”, que repite cada vez que se le pregunta por los empresarios del sector, que sin sonrojarse sostienen que violan la ley por una cuestión de “rentabilidad”.
Los camiones areneros esperan horarios donde no haya controles, buscan caminos alternativos por el medio del campo, salen por la ruta 191 o por Gobernador Castro cuando está prohibido. Mal acostumbrados, patalean ante la presencia de inspectores y policía, que no siempre han tenido la mejor predisposición para con el respeto a la ley.
“La confianza de la comunidad se recupera demostrando que uno hace los controles y hace efectivas las sanciones a quienes están infringiendo la ley. Con presencia, controles y acciones, se recupera la credibilidad de la gente. No se puede controlar un camión y dejar pasar diez. Hay que controlarlos a todos”, sostuvo Manchone, él mismo denunciado alguna vez por un empleado del área en relación a los controles areneros. La balanza municipal necesita una homologación del Inti, que buscarán en los próximos días para tenerla operativa.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias