10.6 C
San Pedro
jueves, septiembre 23, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Llevó a su beba a la Guardia de Pediatría en medio del apagón y le dijeron que no era nada: quedó internada en Baradero

La niña, de 17 meses, melliza y prematura, no saturaba bien y su madre decidió llevarla a la Guardia de Pediatría, que estaba a oscuras. Como le dijeron que "no pasaba nada" y que la atenderían cuando volviera la luz, decidió irse a Baradero, donde la dejaron internada hasta este viernes al mediodía con un cuadro de "convulsión febril, faringitis viral".

spot_img

 

Una mujer contó este viernes en Radio Cuarentena la experiencia que le tocó vivir en medio del apagón que afectó a la ciudad este jueves por la noche, momento en el que tuvo que llevar a su beba a la Guardia de Pediatría del Hospital y se encontró no sólo con que el nosocomio estaba a oscuras sino con una atención que, consideró, no fue la adecuada.

Publicidad

Ante la situación, decidió llevar a la niña al Hospital de Baradero, puesto que su pareja es oriundo de la vecina ciudad, donde la dejaron internada hasta este viernes al mediodía. La niña tiene un año y medio, es melliza y prematura.

Selene López estaba en su casa con su nena de 17 meses, Justina, sentada en la mesa. La beba estaba sin ánimos, no quería comer y de repente tuvo una especie de desmayo que la alertó, por lo que le midió el oxígeno en sangre con un oxímetro: con 85 de saturación, decidió ir de urgencia a la Guardia de Pediatría del Hospital local.

Llegó en medio del apagón que afectaba a buena parte de la ciudad y el nosocomio estaba a oscuras. Entró alumbrando con la linterna de su teléfono y la atendió una médica que no se identificó. “Me retó, me dijo que yo no era nadie para hacer eso”, contó que le espetó la profesional respecto del uso del oxímetro.

Así estaba el Hospital cuando Selene López llegó con su hija.

“La tocó con su dedo y me dijo que estaba respirando bien, la nena estaba pálida. Me dijo que esperara en la sala, a oscuras, que me iba a atender cuado volviera la luz. Le dije a mi marido que algo le pasaba”, relató. Como su esposo es oriundo de la vecina ciuda, decidieron llevar a la beba al Hospital Lino Piñeiro.

“Cuando llegamos nos estaban esperando los médicos en la puerta. Levantó fiebre, casi 40 grados. Ella se dormía y se puso tensa, se le iban los ojos para atrás. Nos dijeron que tuvo una convulsión, aunque no grave”, contó Selene desde el Hospital de Baradero antes de que les dieran el alta, horas después.

Finalmente, volvieron a San Pedro tras un diagnóstico de “convulsión febril, faringitis viral”, difundió Selene pasado el mediodía. “Agradecimiento eterno a la atención de las enfermeras y el doctor Julio Robledo del hospital Lino Piñeiro de Baradero”, agregó.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias