29.9 C
San Pedro
jueves, enero 20, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Larga fila de jubilados en el banco Industrial: sin certificado de vacunación no se puede entrar

Este martes entró en vigencia la resolución provincial que establece la obligatoriedad del "pase sanitario" para diversas actividades, entre ellas el acceso a las entidades bancarias. Jubilados y pensionados que llegaron al banco Industrial para cobrar sus haberes y el bono de fin de año se encontraron con la novedad. En muchos casos tuvieron que volver a sus domicilios a buscar el certificado. Quienes no tengan dos dosis de vacuna contra el coronavirus no pueden entrar.

 

Este martes comenzó a regir el denominado “Pase Libre COVID” o “pase sanitario” en la provincia de Buenos Aires, que establece la obligatoriedad de acreditar dos dosis de vacunación contra el coronavirus para acceder a espacios públicos y privados de diversas actividades

Publicidad

Entre ellas aparecen las entidades bancarias, que deben solicitarlo a sus clientes para permitirles el acceso al edificio. En el Banco Industrial, donde cobran muchos jubilados y pensionados, había desde temprano una larga cola y la situación generó demoras.

Es que mucha gente llegó para hacer la fila para cobrar haberes y el bono extraordinario de 8 mil pesos que el Gobierno nacional dispuso para fin de año y se encontró con la novedad en la puerta del propio banco.

Personal policial estaba a cargo de la tarea de recibir a quienes llegaban, certificar que tenían las dos dosis de la vacuna, tomarles la temperatura y colocarles alcohol en gel.

Mientras una oficiala hacía esa tarea, otra recorría la larga fila para informarles a los jubilados que deben presentar el carnet, el cartón de la vacunación o las aplicaciones de celular que certifican que tienen las dos dosis.

Muchos tuvieron que volver a sus domicilios a buscar el certificado e incluso hubo quienes se quejaron porque habían llegado desde muy temprano desde Gobernador Castro o la zona rural y no estaban al tanto de la implementación de la medida.

En la puerta del banco, un cartel indicaba la obligatoriedad de acreditar la condición de vacunado, por lo que quienes no tenían el certificado lo iban a buscar pero también había quienes no se vacunaron, por lo que tenían que recurrir a apoderados para cobrar.

Ese fue el caso de Susana, una jubilada que se había comunicado con La Opinión para consultar si la dejarían entrar. Tras confirmar en la puerta del banco Industrial que sin vacuna no se puede entrar, la señora informó que le pediría a su hijo que cobre por ella.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias