5.6 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

La familia de Franco Rodríguez reclama justicia

Un joven de 19 años fue herido de gravedad en un confuso episodio luego de que un grupo de personas arribaran lo acusaran por la tenencia de un animal en inmediaciones de su casa. Por el hecho hay tres personas detenidas y les secuestraron armas de variadas marcas y calibres. La carátula de la causa por lesiones graves es insuficente para la familia.

Publicidad

 

En un violento incidente ocurrido el fin de semana un joven que fue herido con un arma blanca lucha por sobrevivir mientras permanece alojado en una habitación del Hospital Emilio Ruffa. Su familia reclama a la justicia que recaratule la causa bajo la figura de “intento de homicidio” y no como “lesiones graves”, que es la calificación legal impuesta hasta el momento, ya que sostienen que los agresores fueron directamente a asesinarlo.

Publicidad

El episodio se produjo el sábado a las 17:00 horas aproximadamente, en una vivienda de la calle 60 del Barrio Futuro. Al parecer el motivo de semejante agresión habría sido la disputa por un chivo que le habían robado a uno de los imputados.

Fue por eso que al menos tres personas llegaron al domicilio de Franco Agustín Rodríguez acusándolo por el animal que presuntamente les habían sustraído de la vereda de su casa, dónde estaba atado. Según relatan, prácticamente no hubo intercambio de palabras. Sin más, uno de los sujetos extrajo un arma blanca y le asestó un certero puntazo a la víctima de 19 años, quien quedó malherida en la vía pública.

Una ambulancia del Servicio de Emergencias 107 lo trasladó hasta la guardia del Hospital y tras ser asistido e intervenido quirúrgicamente el joven se encuentra internado con pronóstico reservado y riesgo de vida.

Por este caso, el mismo día pero en horas de la noche, personal de la Comisaría San Pedro encabezó un operativo que tenía como objetivo dar con los agresores.
La Dra. Gabriela Ates ordenó dos allanamientos, uno en una propiedad del Cuartel Cuarto en el Bajo Tala, y otro en una vivienda de la calle Independencia al 4000.

En el primero de los operativos lograron dar con un hombre de 56 años que sería quien reclamaba airadamente al joven. Allí secuestraron catorce cuchillas, cartuchos de escopeta de diferentes calibres y dos escopetas de distinta marca. Puntualmente se halló un revólver calibre 32 largo, dos escopetas calibre12/70, una carabina automática calibre 22 largo con cargador, un cinturón de cuero negro, cartuchos de diferentes calibres, una boina y una funda de cuerina.

En el otro allanamiento se arrestó a un hombre de 33 años, que sería quien manejaba el auto que los condujo hasta la casa de la víctima, y en ese lugar también se incautaron cuchillos, armas de fuego, un automóvil Volkswagen Gacel y la cédula de identificación del rodado.

Luego de las inspecciones se presentó en forma espontánea en la Comisaría local un joven de 22 años quien se autoincriminó como uno de los participantes en el incidente, pues es el señalado por la familia Rodríguez como el que hirió al joven. Rápidamente se decidió que quedara alojado en la dependencia y a disposición de la fiscalía que instruye la causa.

“A MI HIJO LO QUIEREN MATAR”
Karen, la madre de Franco Rodríguez, fue contundente con sus apreciaciones, y no dudó en asegurar que a su hijo lo quisieron asesinar. “A mi hijo lo fueron a matar”, destacó en una charla mantenida con La Opinión Semanario.

“El me contó que lo vinieron a buscar, salió y se encontró con estos tres hombres, uno se quedó en el auto y los otros dos se bajaron”.

La mujer, aún en el Hospital y en medio de la impotencia que le produjo el hecho, relató lo sucedido. “El hombre mayor y su hijo, el de 22 años, le empezaron a gritar cosas y decirle… chorro!! Me robaste el chivo!! Porque había un chivo atado en la vereda pero nosotros no sabemos de quien es”.

“Supuestamente a este hombre le robaron un montón de chivos y como mi hijo trabaja con animales y anda en una camioneta, algo le dijeron y se fue a reclamarle a mi hijo”, señaló Karen. “Empezaron a discutir y enseguida una de estas personas le pega una piña, mi hijo se defiende pero queda contra las rejas y ahí es cuando lo apuñala en el abdomen. Fue todo muy rápido, además contó que el hombre mayor, cuando él estaba herido en el piso y se desangraba, le pegaba patadas”.

“Franco está todo marcado, con varios cortes más, porque antes había esquivado varios puntazos que le habían tirado. Las heridas son graves, le cortaron el intestino grueso y tiene peligro de infección”, relató la mujer.

“Yo llegué al lugar y le preguntaba a esta gente qué habían hecho y me reconocían en la cara que lo habían apuñalado por un chivo. Se me reían en la cara, pero además se cargaron el chivo al hombro, lo subieron al auto y se lo llevaron”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias