16.7 C
San Pedro
lunes, abril 12, 2021

Juicio por “robo agravado” para la policía que le arrebató la bicicleta a una nena de 12 años

La sargenta Margarita Quintana irá al banquillo en Tribunales el lunes. En 2017, uniformada y mientras cubría servicio en un partido de fútbol, le sacó la bicicleta a una nena de 12 años porque aseguraba que era la que le habían robado a su hija. Desafectada de la policía desde entonces, se enfrenta ahora al riesgo de una condena de prisión por "robo agravado"

Publicidad

 

Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de San Nicolás decidirán el lunes próximo, en juicio oral y público, qué responsabilidades penales tiene la expolicía Margarita Quintana, acusada de arrebatarle la bicicleta a una nena de 12 años porque pensó que era la que le habían robado a su hija.

Publicidad

El hecho ocurrió en 2017 en inmediaciones del Estadio Municipal, donde Quintana cubría servicios adicionales en un partido de fútbol. Desde entonces, la sargenta de la Policía Bonaerense está desafectada de servicio y enfrenta, por un lado, la causa penal caratulada “robo agravado”, que se resolverá este lunes, y por el otro el sumario en Asuntos Internos.

El 12 de noviembre de 2017, en el Estadio municipal, Banfield y Alsina disputaban un partido del torneo de la Alianza San Pedro Baradero organizado por la Liga Deportiva Sampedrina. Margarita Quintana, que se desempeñaba como policía en el destacamento de El Paraíso, en Ramallo, había ido a cumplir horas adicionales para cubrir la seguridad del evento deportivo.

Entre los hinchas del Taladro estaba la mamá de una nena de 12 años, que jugaba con una amiguita con discapacidad en su bicicleta Olmo rosa, que le habían regalado en la familia hacía varios años. Quintana vio la bicicleta, pensó que era la que le habían robado a su hija en esos días y se acercó.

La sargenta de la Bonaerense increpó a la niña y su amiguita. A pesar de la negativa de la nena, que insistía en que la bici era de ella y que se la habían regalado en su casa hacía tiempo, Quintana se enojó y le quitó la bicicleta. La policía estaba trabajando, es decir que estaba uniformada y con el arma visible en el costado de su cuerpo.

Quintana se llevó la bicicleta a la Comisaría. La madre de la nena fue al otro día, el lunes, con la documentación que acreditaba la propiedad del rodado, pero la bici ya no estaba.

Tras la denuncia, el fiscal Marcelo Manso solicitó al Juzgado un allanamiento, que Prefectura llevó adelante en la casa de la sargenta, ubicada en Magliotti, entre Rivadavia y Almafuerte. Allí encontraron la bicicleta Olmo rosa de la nena, que fue secuestrada y restituida a su propietaria.

Ahora, a casi tres años y medio después del hecho, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de San Nicolás encabezará el juicio en el que Margarita Quintana podría ser condenada a prisión por haberle arrebatado por la fuerza la bicicleta a una niña de 12 años que estaba acompañada por otra nena discapacitada en un evento deportivo público, uniformada y armada.

La actitud de Quintana ni siquiera sería justificada en el caso de que la bicicleta que pensó que era la de su hija efectivamente lo fuera: no tenía autoridad alguna para quitarle a una persona un elemento que consideraba robado sin seguir los pasos correspondientes que por su rol como policía debería conocer muy bien.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias