5.5 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Juicio abreviado para motochorra que asaltó un maxikiosco

El defensor oficial y el fiscal Manso acordaron una pena de 6 años y 7 meses de prisión efectiva para Manuela Ruiz, de 19 años, quien en julio del año pasado asaltó a mano armada un comercio ubicado en Quiroga y Belgrano.

Publicidad

 

A través del sistema de trámite abreviado, que evita el juicio oral y público, el fiscal Marcelo Manso y el defensor oficial Alejandro Ares acordaron una pena de seis años y ocho meses de prisión efectiva para una joven acusada de “motochorra”. Se trata de Manuela Ruíz, quien protagonizó un violento robo en un maxikiosco céntrico el año pasado, junto a un cómplice que nunca pudo ser identificado.

Publicidad

El fiscal Marcelo Manso y la Defensoría Oficial acordaron la sanción mínima que le cabe a un delito de este tipo y la joven deberá cumplir la pena por completo. Había sido detenida momentos después de cometer el hecho por el que fue acusada.

Manuela Ruiz fue apresada el 18 de julio del año pasado al mediodía, luego de que, junto a otro joven, irrumpió en el maxikiosco 505, ubicado en la intersección de Quiroga y Belgrano con fines de robo. Empuñando un arma de fuego, un cuchillo y un destornillador, redujeron a la mujer que atendía el comercio, robaron dinero y chocolates, y huyeron.

En la fuga, fueron interceptados por un agente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que se encontraba en las puertas de la clínica San Pedro, quien al advertir lo que sucedía se interpuso en el momento en que los ladrones intentaban escapar en moto.

El agente del SPB pudo retener a la joven hasta que llegó la policía, mientras que su cómplice logró evadirse del lugar sin ser identificado. Ruiz fue detenida e imputada por el hecho, que primero fue caratulado “tentativa de robo” y luego pasó a “robo calificado”, porque el acompañante de la joven se llevó parte del botín.

Las imágenes de las cámaras de seguridad permitieron establecer que había sido ella la que empuñó el arma: decidida y sin ponerse nerviosa, apunta a la empleada para pedirle el dinero de la caja que contenía la recaudación del día.

Manuela Ruiz cometió el robo que le valió ser detenida y ahora condenada poco después de haber cumplido 18 años. No era el primer hecho ilícito en el que se veía involucrada. En su familia aseguran que todo está vinculado a una trayectoria de adicción que la arrastró al delito.

Su padre, empleado de un empaque de frutas donde ella supo ir a trabajar tras terminar sus estudios secundarios en la escuela Normal, había expresado su preocupación por el consumo de drogas.

Sus hermanas plantearon lo mismo en la redacción de La Opinión y apuntaron contra la Justicia por haber tenido a su familiar detenida lejos de San Pedro: Ruiz estuvo en Quilmes y en Los Hornos, hasta que fue trasladada a San Nicolás.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias