15.2 C
San Pedro
sábado, marzo 6, 2021

Joven madre se encadenó en la Municipalidad para pedir una casa donde vivir

Anahí tiene 25 años y este lunes por la mañana se ató con una cadena en la puerta de acceso al palacio municipal para que las autoridades atiendan sus necesidades. "No hay otra manera de llamar la atención", aseguró.

Publicidad

 

Anahí García tiene 25 años y es madre de un niño de 7 y una nena de 5. Este lunes por la mañana se encadenó en la puerta de la Municipalidad, en Pellegrini 150, para pedir que le faciliten una casa donde vivir porque no puede seguir en la que comparte actualmente con la familia de su pareja.

Publicidad

“Vivo en la casa de mis suegros, vivimos todos apretados, nos peleamos mucho y me echan en cara que no es mi casa. Me cansé de buscar alquileres y te piden recibo de sueldo y muchos requisitos. No pido que me regalen nada, quiero que me den a pagar”, manifestó a La Opinión mientras estaba sentada y atada con una cadena a la baranda de la rampa de acceso al Palacio.

En el lugar se hicieron presentes dos trabajadoras sociales de la Dirección de Asistencia Directa que conduce José Luis Franchini, quien también estuvo en el lugar. Consultado por este medio, explicó cómo se actuó en la cuestión.

“Le tomamos los datos, le pedimos que traiga una propuesta de alquiler porque ella dice que tiene un dinero ahorrado, entonces con su propuesta veremos qué contribución se puede hacer. Le ofrecimos ayuda para los niños, ella dijo que tiene una propuesta para alquilar y nosotros vamos a colaborar para que pueda salir de la casa donde está en un círculo de violencia”, señaló.

“Es importante que denuncie el problema de violencia familiar para canalizar la asistencia, porque ahí se activan otros canales”, destacó Franchini.

Respecto de la medida que tomó para reclamar, García sostuvo: “No hay otra manera de llamar la atención. Vine, hablé bien, pedí una audiencia con (Cecilio) Salazar y la secretaria me dice que no está autorizada a hablar con Salazar. Publique en Facebook, pedí ayuda en Desarrollo Humano para que me den un refugio pero me dijeron que está lleno. Tengo dos criaturas y no puedo estar viviendo la situación que estoy viviendo”.

Anahí aseguró que sus hijos “están bien” porque “no les hace falta un lugar” pero sostuvo que no quiere seguir viviendo en esas condiciones: “A mí no me gusta vivir apretado y recibir los maltratos que recibimos de parte de la familia de mi marido”.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias