7.9 C
San Pedro
domingo, mayo 16, 2021

Involucionamos

Publicidad

 

Como no dispongo de un tiempo ilimitado y habiendo observado de casualidad una nota del número anterior de LA OPINIIÓN, titulada con el antónimo de la que envío hoy, confieso que me ha llamado la atención algo que calificaría de desinformación, cuando peor sería faltar a la verdad o subestimar la capacidad del posible lector. Quizá también por mi profesión docente que dicen es como el sacerdocio, para toda la vida, la expresada nota habla de la evolución del ser humano desde el siglo XIX, como que siguió en el XX, pero en apenas nueve años del XXI ¿quién podría decir si se ha estancado?. Se cita a Marx y Engels (aunque le falte la S) cuando el más ignorante sabe del fracaso del comunismo
cuyo golpe de atención fue la segunda guerra mundial y el de gracia la recuperación de los pueblos devastados, aboliendo el colectivismo. La Reforma Universitaria en la Argentina data de 1918, año marcado por el fin de la 1ª guerra mundial, fue encabezada por socialistas como Carlos Sánchez Viamonte, pero ya habían egresado profesionales como el Dr. Juan Bautista Justo, fundador del Partido Socialista y la primer cooperativa del país “El hogar obrero”, quien ya electo diputado dijo, en aquellos tiempos, “Sé que tiro mi honra a los perros”. No se puede negar que la burguesía deriva de la palabra “burgo”,  que no era una ciudad como dice el autor de la nota, sino pequeñas poblaciones que dependían de otras más importantes (no es la primera vez que le recomiendo acudir al diccionario). También llama la atención que no se mencione en absoluto la Revolución Industrial, cuando los tejedores de Londres destruyeron la “Spinning Jenny”. Se sigue con las tierras que el Gral. Jujio A, Roca distribuyó entre sus oficiales, pero no se dice nada de unas tierras compradas a vil precio en Santa Cruz y vueltas a vender por un ex presidente hoy diputado, aumentando su patrimonio en seis millones de dólares, que lo hacen superar en más de 28 millones… el que declara… y se sigue investigando.
Pero llegó la revolución del Gral. Rawson el 4 de junio de 1943 y la aprovechó un desconocido coronel llamado Juan Domingo Perón, proclamando “La tierra para el que la trabaja” y sus seguidores “Alpargatas sí, libros no”,  llegó a ofrecer alambre de fardo para atar y luego darles leña a los opositores. Una respetable cantidad de trabajadores han dejado San Pedro en estos días para el laboreo de la manzana en Río Negro. Así está la tierra y la educación. Pero todos aquellos a quienes hizo creer que Buenos Aires era la reina del Plata,  hoy siguen incrementando la población de las villas miseria, rompen a ladrillazos parabrisas y coche que para lo saquean. Los piqueteros campan por sus fueros, puro populismo y clientelismo… mientras haya caja, pero de corrupción… vale más que no hablemos, o se acaba el papel del que dispongo.
No se puede decir que evolucionamos cuando es más que evidente que involucionamos, aunque falte para la edad de piedra, que no será mucho de seguir así.
Y de corrupción… vale más que no hablemos.
Miguel A. Bordoy.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias