29.4 C
San Pedro
domingo, febrero 28, 2021

Intentaron estafar a una mujer diciendo que secuestraron a su hija y policía detuvo a una pareja que fue a retirar el dinero

Ocurrió este sábado a la madrugada y la víctima, de 65 años, logró, mientras hablaba por teléfono con un extorsionador, alertar a la Comisaría. Un móvil policial fue hasta Bozzano al 300, advirtió la maniobra y capturó a un hombre de 35 años y una femenina de 37 oriundos de Rosario que llegaron al lugar a agarrar los pesos y dólares que la mujer arrojó a la vereda.

Publicidad

 

Alrededor de las 2.30 de este sábado una mujer de 65 años que habita en una vivienda de Bozzano al 300 junto a su esposo recibió un llamado telefónica en el que una voz masculina le indicó que tenía secuestrada a su hija y le iban a cortar un dedo. Para ambientar la escena, le hicieron escuchar gritos y llantos de una femenina.

Publicidad

La odisea duró alrededor de una hora. Para que la víctima no pueda comunicarse con ningún familiar, ocuparon también sus teléfonos celulares y la obligaron a que permanezca en el baño y tire la cadena del inodoro continuamente, siempre en contacto vía la línea fija con el extorsionador.

En un momento, la mujer pidió auxilio a la Comisaría a través de su alarma (no tiene bocina sino que envía un mensaje de auxilio) y, enseguida, un móvil del Gabinete Criminológico se hizo presente en la cuadra. La víctima salió a la vereda, siempre en contacto telefónico con el delincuente, y, mientras pedía que no le hagan nada a su hija, dejó una bolsa con pesos argentinos, dólares y anillos y aros de oro.

Quien acudió al lugar fue el Jefe del Gabinete Criminológico, Guillermo Turci, junto a otro efectivo con quien se quedó en la zona y, cuando la sexagenaria dejó dinero, lo recolectaron. Instantes después, llegó a Bozzano al 300 un Peugeot 308 negro del que descendió una mujer de 37 años a buscar la plata y fue capturada por la Policía junto a su cómplice, un hombre de 35.

La víctima, en tanto, seguía en contacto telefónico con el extorsionador quien recién cortó el llamado cuando uno de los efectivos le dijo que habían sido atrapados. También, otra comitiva policial se encargó de ubicar a la hija de la víctima de quien aseguraron estaba secuestrada pero se encontraba en su casa en perfectas condiciones.

La pareja, oriunda de Rosario, fue trasladada a la Comisaría y se les secuestró el auto en el que se movilizaban sobre el cual no había pedido de secuestro y quedó a disposición de la Justicia. Durante el viernes, hubo denuncias de hechos similares en Gobernador Castro pero en ningún caso las víctimas fueron engañadas.

La causa recayó en la Fiscalía N° 5 de Marcelo Manso que dispuso la devolución de la gran suma de dinero a la familia damnificada.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias