10.1 C
San Pedro
jueves, junio 24, 2021
spot_img

Intendente y concejales con más de 300 % de aumento en sus sueldos

Desde que asumió Guacone en 2011, los empleados municipales obtuvieron un 306,22 por ciento de aumento. La crisis económico financiera del Gobierno obligó a reducir salarios en la planta política, por lo que los funcionarios no gozaron del incremento. Sí lo hicieron sus vecinos del HCD: pasaron de 8 mil pesos a más de 24.500. El Jefe Comunal pasó de 66 mil a 108 mil, con gastos de representación. La “paritaria” para el trabajador común en los últimos cuatro años, apenas si sumó un 25% anual.

Publicidad

 

El Gobierno nacional trata de combatir el proceso inflacionario con paritarias que habilitan la discusión salarial todos los años, de manera tal que los puntos que anualmente suben bienes y servicios se vean equiparados con incrementos directos en el bolsillo de los trabajadores aunque nunca lleguen al mismo parámetro. El sector público no es la excepción y los sindicatos municipales de San Pedro han encabezado medidas de acción directa cada año para lograr aumentos.

Publicidad

Eso sí, cada uno de esos incrementos hay que agregárselos a los políticos, que se ven beneficiados cada vez que los trabajadores piden una mejora en sus ingresos.

Lo paradójico es que ellos, intendente, concejales y funcionarios, son los que más ganan en la pirámide municipal.

Desde diciembre de 2011 a marzo de 2015, fecha de liquidación de la primera cuota del último aumento salarial, el porcentaje de incremento fue de 306,22 por ciento.

El sueldo básico de un trabajador con 40 horas, el que se usa para calcular lo que debe liquidarse al Jefe Comunal y a los ediles, quedó a marzo en 7.036,42 pesos.

Para calcular lo que le toca al intendente hay que multiplicar por 14 y para los concejales por 3,5.

111 mil para Giovanettoni
Así las cosas, el salario básico nominal del máximo mandatario municipal es a marzo de este año de $ 98.509,88, a lo que hay que sumarle el diez por ciento de gastos de representación, otros $ 9.850,98. El total es de $ 108,360.77. Una cifra que Pablo Guacone siempre negó pero que es producto del cálculo puro sobre la normativa vigente para la liquidación de haberes.

De acuerdo a la última liquidación, a cuyo recibo de sueldo tuvo acceso La Opinión, al intendente Fabio Giovanettoni le liquidaron un total bruto de 111.316,06 pesos (la suma consignada más 2.955,29 de antigüedad). Le descontaron unos 47.374,18 (de los cuales 26.446,76 corresponden a impuesto a las ganancias) y, según ese documento, percibió tras las deducciones la suma de $ 63.941,88.

El Tribunal de Cuentas obliga al Municipio a liquidar al intendente tal como corresponde por ley –lo que provocó que haya una deuda con Guacone–, por lo que Giovanettoni no puede cobrar como concejal por decreto, tal como era su deseo cuando asumió. El mecanismo administrativo que encontraron fue el de liquidarle todo y que luego el intendente devolviera en concepto de donación una suma cercana a los 40 mil pesos.

Sin embargo, hay antecedentes de esa donación en diciembre, enero y febrero. Ya no en marzo, por lo que cobró efectivamente casi 64 mil pesos.

Cuando asumió en diciembre de 2011, tras ganar las elecciones, Guacone cobraba $ 50,551.02. La diferencia a marzo de este año implica un aumento acumulado del 214,36 por ciento. El porcentaje es menor al 306,22 porque el exintendente ordenó que no le pagaran incrementos durante dos períodos, aunque el Tribunal de

Cuentas estableció que él no tenía esa potestad y que el Municipio tiene una deuda con Guacone, que ronda los 55 mil pesos.

Los concejales a 24 mil
La dieta de los concejales, sin antigüedad –algunos tiene más de 30 años–, está a la liquidación de marzo en $ 24.627,45 por cabeza. En la de mayo percibirán un seis por ciento de aumento y en la de junio, aguinaldo incluido –aunque todavía no les pagaron los del año pasado–, otro 10 por ciento.

La evolución de lo que percibieron permite establecer que fueron los más favorecidos de todo el Estado local. En efecto, percibieron el 306,22 por ciento acumulado, que llevó a los más de 24.500 pesos que cobran hoy los 8.042,21 con que ingresaron lo que se van a fin de año.

“Da un numerito bastante llamativo eso de ‘ajustemos’ pero el bolsillo de los demás”, opinó un hombre de calculadora en mano al que en el HCD algunos llaman despectivamente “este muchacho”.

En enero de 2012, los ediles tenían como dieta la suma de $ 11.488,87, que a diciembre de ese año llegó a $ 14.851,23. Doce meses más tarde, ya cobraban $17.944.27. Para diciembre de 2014, la suma era de $23.679,37. Ni el sindicato de camioneros con Moyano a la cabeza logró tanto.

Los concejales votan su propia dieta cada año, cuando aprueban el Presupuesto para el cuerpo primero y el general después, que lo incluye. Allí, cada vez y sin discusión alguna ni atisbo de propuesta en contrario, levantan la mano para cobrar la máxima dieta posible: 3,5 veces el salario de un empleado municipal con 40 horas semanales.

En 2014, cuando terminaron el año con más de 23.500 pesos de “indemnización” mensual, los ediles habían tenido bajo su órbita unos 309 expedientes que ingresaron al Concejo Deliberante. De ellos, 61 fueron enviados por el Ejecutivo y 58 por particulares. Los concejales elevaron, entonces, unos 190.

De los 309 totales, 87 fueron pasados a archivo; 41 eran proyectos de comunicación, 29 de ordenanza, 40 de decreto y 40 de resolución.

El digesto muestra que se aprobaron 39 ordenanzas (había proyectos de años anteriores), 42 comunicaciones, y 40 resoluciones en 16 sesiones ordinarias, 9 extraordinarias, dos asambleas de mayores contribuyentes, una sesión de apertura y otra especial.

Los funcionarios salieron perdiendo
Los miembros del gabinete terminaron llevando “la peor parte”, si se miran los números de porcentaje de incrementos acumulados y los que corresponden al dinero que cobraron de bolsillo.

Es que Guacone dispuso que cobraran primero aumentos menores a los trabajadores y luego ningún tipo de incremento, a lo que hay que restar el descuento en las bonificaciones que les hicieron el año pasado y el que ordenó Giovanettoni ahora, cuando redujo las liquidaciones por función del 90 al 60 por ciento, con el objetivo de que nadie se lleve de bolsillo más que un concejal.

El sueldo actual de los secretarios, sumando básico y bonificación por función, quedó en marzo de este año en 24.459,21 pesos. Si se mira el punto de partida de análisis de esta página, diciembre 2011, cuando el salario era con esos dos ítems de $ 15.468,05, el aumento acumulado para ellos es de apenas el 51,8 por ciento.

En diciembre de 2012 ganaban $ 20.372,04; al año siguiente, $ 26.219,56. Desde entonces, empezaron a bajar. En enero 2014 cobraban $ 24.807,74 y en diciembre del año pasado$ 23.718,61; a marzo de este año, como se dijo, quedaron en 24.459,21 pesos. Como los concejales, no cobraron sueldo anual complementario y aún no saben cuando lo percibirán.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias