4.5 C
San Pedro
jueves, junio 17, 2021
spot_img

Imputaron a los empleados municipales involucrados en el robo a la familia Oneto en Pueblo Doyle

Tras los allanamientos y el análisis de los elementos probatorios que tiene en el expediente, el fiscal Marcelo Manso imputó a los tres trabajadores del Estado local que aparecen en la investigación. Dos de ellos fueron allanados el martes. La Justicia aguarda el resultado de pericias para avanzar en la causa. El abogado particular de los imputados aseguró que pueden demostrar que "no tienen nada que ver".

Publicidad

 

La revelación que hizo en exclusiva La Opinión este miércoles respecto de los allanamientos que la Justicia ordenó en domicilios de empleados municipales que aparecen involucrados en la investigación por el violento asalto que sufrió la familia Oneto en Pueblo Doyle generó sorpresa en la ciudad y la Justicia avanzó en el caso.

Publicidad

Tras reunir elementos probatorios y analizar las pruebas que tiene hasta el momento en expediente, el fiscal Marcelo Manso decidió imputar a los tres trabajadores del Estado local que están bajo sospecha en la causa.

Ante la consulta de La Opinión respecto de si alguno de los empleados municipales fue imputado, la respuesta de Manso fue taxativa: “Sí, todos”.

Es decir que el trabajador de la Delegación de Santa Lucía propietario de un automóvil similar al utilizado por los delincuentes que asaltaron a los Oneto para huir y los dos allanados el martes están con el status procesal de imputados, lo que significa, inicialmente, que serán investigados.

Uno de los allanamientos del martes tuvo lugar en un domicilio de Liniers al 700 donde reside un trabajador municipal que se desempeña como chofer en el Centro de Monitoreo de la Secretaría de Seguridad, donde secuestraron un arma de fuego que todo indica hace mucho tiempo no se utiliza y de cuya propiedad se hizo cargo su esposa.

El otro fue en Ansaloni 1200. Allí vive un empleado municipal que cumple tareas de coordinación en un área descentralizada de atención territorial de Desarrollo Humano. En ese lugar secuestraron precintos similares a los utilizados para maniatar a la familia Oneto.

Que estén imputados significa que hay algún elemento para sospechar su eventual participación en el hecho, lo que debe ser investigado por la Justicia, etapa que recién comienza.

Si la investigación avanza lo suficiente, serán llamados a declaración indagatoria.

Para que eso suceda, el fiscal Marcelo Manso debe continuar con diversas tareas investigativas, entre ellas recibir el análisis pericial de los elementos secuestrados en los allanamientos. La investigación recién comienza y por lo pronto, el titular de la UFI 5 tiene a cinco personas involucradas.

En el entorno de los imputados aseguran que ellos no tienen nada que ver y que todo surgió a partir de una fotografía en la que se los ve a los tres juntos en la isla.

Los municipales tienen asistencia legal particular a cargo del estudio jurídico de Hugo Lima (h), abogado penalista que aseguró a La Opinión que “lo que pasó es que como nombraron a uno de los chicos, con eso hicieron los allanamientos, que dieron negativo”.

“Es perfectamente demostrable que realmente no estaban en ese lugar y que no tienen absolutamente nada que ver. pero bueno, eso se va a ver después, aseguró Lima.

La familia Oneto fue asaltada el jueves 29 de abril, alrededor de las 20.00. Cuatro delincuentes irrumpieron en su vivienda tras patear la puerta trasera. Los maniataron y los arrojaron al piso, mientras revolvían toda la casa y les pedían dinero en efectivo.

Tras media hora en el domicilio, huyeron con una mochila con elementos de la familia. Las víctimas y vecinos dieron cuenta de un Chevrolet Corsa ubicado a pocos metros de la vivienda, en el que huyeron los ladrones.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias