7.2 C
San Pedro
martes, junio 15, 2021
spot_img

Hipótesis cruzadas sobre el destino del Tunante

Un grupo de Facebook denominado “Tunante, la verdad” revela datos sensibles. Sus creadores intentan probar paso a paso el posible derrotero del barco que llevaba a la tripulación argentina en la que había dos sampedrinos a bordo. La última comunicación, la aparición de elementos en la balsa que no fueron divulgados y otras situaciones provocaron la lógica reacción de la familia que mantiene viva la esperanza de encontrarlos.

Publicidad

 

Con poco más de 420 seguidores alguien creó una nueva página de Facebook bajo el usuario “Tunante, la verdad”. En la información de perfil definen como objetivo: “Conclusiones y análisis que surgieron del trabajo de un grupo de expertos y colaboradores que ayudaron a las familias de los náufragos del Tunante II”.

Publicidad

Allí explican la teoría de la balsa salvavidas cuyas pericias aún no han sido entregadas a la familia por los especialistas de Brasil. En un post, publican una foto en la que se observa claramente un tubo de grilón al que nadie hizo referencia tras el hallazgo. También se ocupan de morigerar la polémica tras la discusión que se desató con el grupo “Tunante II Oficial” que administra la familia, intentando analizar paso a paso lo que sucedió desde el 26 de agosto hasta la fecha.

“Vamos a tratar de ser lo más claros posibles en estos post, para que todos (expertos y no) puedan comprender las conclusiones que se fueron sacando”, comenzaron e indican no sin generar dolor: “Lo primero que debemos decir es que hay cosas ciertas y seguras y otras que son sólo hipótesis. Las cosas ciertas y seguras son las llamadas desde el Tunante II a los familiares vía los teléfonos satelitales mientras funcionaron y eso ocurrió entre el 26/8/14 y el 27/8/14. Otro hecho real es el avistamiento por parte del buque noruego Seije que los vio a flote durante varias horas, pero luego los perdió de vista (todo dentro de las primeras 48 horas) y por último lo concreto es que se encontró la balsa salvavidas con elementos adentro que pueden indicar ciertas cosas probables que pudieron haber ocurrido. El resto (como las fotos de Tomnod, no son seguras de que hayan sido del Tunante II)”.
Más adelante explican: “Hubo cosas que al principio no trascendieron pero a los dos meses sí. Por ejemplo que luego del accidente tenían agua dentro del barco hasta las rodillas, y “eso” cambia todo cálculo de estimas”.

La balsa y sus elementos

En el mismo texto señalan cuestiones que muchos de los que participaron de la búsqueda nunca supieron: “También, el ver una foto adicional de los elementos de la balsa sacada por la marina de Brasil para el peritaje. Nos ‘mostró un tubo de grilón’ que no pertenece al equipamiento de la balsa. ¿Por qué estaba allí? Un supuesto experto (Cristian Unda que asesora a la familia, pero nunca hizo una navegación oceánica, aseguró que era basura oceánica) pero nosotros, comprobamos que era un elemento del sistema de timón del barco y eso abre varias hipótesis del por qué estaría dentro de la balsa, alguna de ellas abriendo esperanzas pero confirmando que tenían roto el sistema de timón. Iremos por parte tratando de contar abiertamente todo lo que fuimos sabiendo y concluyendo racionalmente”.

Desde ese punto y aparte se permiten enumerar algunos postulados:
“En las primeras 48 horas luego del primer llamado de auxilio por el satelital, se conocieron unas siete posiciones seguras del Tunante II que coinciden con las estimas realizadas por expertos de la derrota de esas 48 horas. Haciendo una proyección de estimas hasta la segunda tormenta (aproximadamente el 3/9/2014) la balsa ‘aparece’ sobre esa trayectoria, semi-sumergida, por eso no se desplazó tanto por efecto del viento, ya que la corriente no es muy fuerte), pero… ¡30 días después! De este hecho hay dos cosas seguras: una, es que armaron la balsa por 2 cosas: O por que el barco se hundía y debían abandonarlo, o porque necesitaron un bote auxiliar para hacer reparaciones a las que solo se podía acceder desde el agua y usaron la balsa como apoyo para los que se tiraban a bucear. El tubo que descubrimos en la foto, que nos llega mucho tiempo después, indicaría una esperanza con respecto a la segunda hipótesis, ya que el mismo pertenecería al sistema de timón que los Tunantes en su primer llamado de auxilio denunciaron como que estaba dañado. ¿Por qué esto se sabe ahora? pues esa foto recién salió a la luz luego de muchísimos días luego de encontrada la balsa y los que acompañaron a las hijas a Brasil no sabían mucho de barcos, ni de navegación oceánica. Simple. ¿Mala leche? No, pero si ignorancia”.

Así concluyen el tramo más importante de las conclusiones que muchos sampedrinos esperan después de tantos meses de búsqueda.

La discusión con la familia

La Opinión y casi todos los medios hemos preferido la prudencia extrema a la hora de consultar las fuentes para no dañar lo que entiende como una búsqueda que sea cual sea el resultado debe continuar. Sin embargo no puede omitir, en principio, la debacle que terminó con el primer grupo de búsqueda en facebook que fue cerrado abruptamente como la creación de un segundo equipo bajo el nombre de Búsqueda del Tunante Oficial.

Sin conocer del tema y con la intención de colaborar transcribimos parte de la respuesta de uno de los integrantes que difunden estos datos que a simple vista resultan muy valiosos para conocer más de lo que se sabe hasta el momento. El autor de esta respuesta a Giovanna Bennozzi se llama Pablo Montes y dice: “Estimada Giovanna, repongo mi primera parte de mi respuesta a tu post donde mencionas mi nombre, pues temo que entre tanta discusión sin sentido, se pierda lo importante; espero tus respuestas sin agravios y en el sentido positivo: Primero de todo, te respondo pues entiendo que tu ‘post’, al poner mi nombre, todo lo que decís en el mismo, das por cierto que yo lo dije o participé de lo que aquí pones y acusas; antes de responderte ‘muy puntualmente’ a cada tema que expones (te aclaro que va a ser largo) te digo que respeto y acompaño tu dolor por esta tragedia desde el primer día y además soy, tal vez, uno de los pocos que aún tienen esperanza, y por las ‘evidencias concretas que se fueron sabiendo’, creen que hay una posibilidad de que el Tunante II aún esté flotando a la deriva (ya te lo expresé en un email privado a vos y a Luana Morales); claro que no dónde la fantasía popular cree, la cual es alimentada por la ignorancia o la mala leche de los que tienen el micrófono de este caso.

Espero que esto sirva para aclarar y echar luz sobre muchos malos entendidos que naturalmente se han dado a lo largo de todo este tiempo. Primero: yo nunca dije que estoy elaborando ningún informe, ya en eso faltas a la verdad; sí estoy colaborando desde el primer día en base a la información que ustedes, la familia van habilitando […]

Segundo: Vos mencionas que la foto de Tomnod del 28/9/2014 ‘daba’ un 90% que era el Tunante II. Entre las pruebas que mencionaste siempre está una carta firmada por el diseñador del barco, el Ing. Naval Néstor Volker; ¿Podrías mostrar esa carta firmada por Volker? ¿Si o no? Porque en la supuesta carta que afirma que esa foto correspondía al Tunante en un 90% no vi ninguna firma.

Tercero: Cristian Unda me dijo personalmente vía Skype que a ustedes los navegantes de La Paloma les dijeron en su viaje por esa zona, que cuando salió el Tunante de La Paloma no había ningún pronóstico de temporal y que el tiempo estaba bueno: Entonces, ¿Me podrías explicar por qué los servicios meteorológicos de todo el mundo que se ocupan de la zona decían lo contrario? y más importante aún y esta es una prueba concreta: ¿Cómo el barco recorrió la distancia entre el puerto de La Paloma y el punto de la primer llamada de emergencia desde el satelital (al Este del puerto de Río Grande do Sul) a la velocidad impresionante en que lo hizo, si es que el tiempo era bueno y no contaban con vientos de 40 a 60 nudos de promedio?.

Hay muchas más preguntas, pero podemos comenzar por estas para aclarar bien todo y armoniosamente. Espero tus respuestas sin agravios, pues lo importante es poder elaborar una hipótesis razonable de lo que ha pasado o puede estar pasando con el Tunante. Gracias.”

LO QUE NO PUBLICAMOS

Con estas preguntas y tantas incógnitas, familiares, amigos y ciudadanos que se interesaron en la búsqueda podrán tener más elementos para la conclusión. Vale aclarar que muchos uruguayos que los vieron partir tras arreglar una avería enviaron mensajes a nuestros medios lanoticia1.com y a laopinionsemanario.com.ar indicaban que fueron advertidos sobre la peligrosidad de los vientos que se avecinaban y que al menos uno de los tripulantes dudó antes de emprender la travesía.

Desde el site brasilero popa.com, una web que se dedica a cuestiones náuticas las críticas fueron durísimas. Quien escribió la nota que se publicó dos días después de conocida la desaparición del barco sostuvo “sólo a los argentinos se les ocurre pensar que pueden vencer a la naturaleza faltándole el respeto”.

El texto está en portugués pero los periodistas de este medio decidieron no publicarlo en aquel momento porque solo se trataba de una crítica despiadada sin elementos y datos consistentes más que los de la tormenta.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias