11.6 C
San Pedro
lunes, mayo 16, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Guacone y su destino kirchnerista

Los vaivenes políticos del Intendente señalan su seguro acercamiento a los gobiernos nacional y provincial que trascienden la mera “relación institucional” argumentada desde el principio de su gestión. La presencia en la visita del Ministro de Economía a Arrecifes, donde sólo fueron jefes comunales “del palo” da cuenta de ello, así como las constantes giras por ministerios y organismos. Además, se suma la ruptura del bloque oficialista y la creación de uno propio, aunque con pocos ediles. Su popularidad parece crecer tras cada acto.

 

Aunque Pablo Guacone, los miembros de su gabinete y la Presidenta de su bloque en el Concejo Deliberante Margarita Frisch sostengan discursivamente su pertenencia al Acuerdo Cívico y Social y que la relación establecida desde diciembre a esta parte con los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y Daniel Scioli son sólo a título “institucional”, el camino del Intendente hacia un destino kirchnerista está trazado.
Desde que comenzó su gestión, el Intendente se diferenció de la era Barbieri, al menos de los últimos dos años, y comenzó un romance con los gobiernos nacional y provincial que incluye obras, adelantos del tesoro, apoyos, equipamientos, subsidios y sendas visitas de funcionarios a la ciudad y del Jefe Comunal a los ministerios con mayor continuidad que los kirchneristas sampedrinos.
Las relaciones que el kirchnerismo mantiene con los intendentes que no forman parte de su espacio político son distantes y en algunos casos hasta de enfrentamiento directo. Muchas son las voces que han criticado cierto manejo discrecional de los fondos con los que desde Provincia y Nación contribuye al desarrollo cotidiano de las gestiones en los municipios. La pertenencia o no “al palo” propio suele ponerse como el eje sobre el que se determinan esas “colaboraciones”.
En ese sentido, San Pedro tiene una posición privilegiada entre las relaciones que Intendentes que no pertenecen al Frente para la Victoria o al Partido Justicialista no mantienen con el Estado en sus niveles más altos, sobre todo en casos como este, en el que pertenece al territorio de un cobista de peso.
Desde que asumió, todas aquellas obras que parecían tener que esperar eternamente como promesas a futuro comenzaron a aparecer sin problemas. Tal vez el caso más elocuente sea el de la red de gas y cloacas para Santa Lucía, un reclamo que en pleno Siglo XXI puede ser considerado histórico en esa localidad.

Publicidad

Todos con Pablo
Los principales ministros de los gobiernos de Nación y Provincia visitaron o fueron visitados por Guacone. Estuvo con Randazzo y con Boudou, con María del Carmen Alarcón y con Diego Bossio, con Franetovich y Cuartango, con Alvarez Rodríguez y Ferré, con Oporto y Mouriño, entre tantos otros miembros de los gabinetes que responden a Néstor y Cristina Kirchner. Su acercamiento lejos de deteriorar su imagen lo pone de cara a las elecciones con más simpatía de la esperada. Es frecuente escuchar que “el pase” de Guacone ha sido en beneficio de la gente y mucho más cuando se observan los pasos de la oposición. Nadie descarta que con su pertenencia a un partido vecinal logre encolumnar hasta algún sector del peronismo disidente.
El viernes hubo un encuentro en Arrecifes, encabezado por el Ministro de Economía Amado Boudou, quien conformó junto al titular de la Anses Diego Bossio, el Vicejefe de Gabinete Juan Abal Medina y el Intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde un nuevo espacio político de jóvenes que tiene la misión de captar a las clases medias del país, especialmente de la provincia.
Boudou llegó a Arrecifes para un encuentro regional del programa de Participación Popular en Defensa de la Economía Familiar. Allí, el Intendente Daniel Bolinaga recibió a los intendentes kirchneristas de la zona invitados para la ocasión: Ricardo Casi, de Colón; Aldo Carossi, de Baradero; Marcelo Carignani, de San Nicolás; Eduardo Quiri, de Rojas; Oscar Ostoich, de Capitán Sarmiento… y Pablo Guacone, de San Pedro.
El domingo estuvo en Luján, donde compartió con el Gobernador Daniel Scioli y su esposa Karina Rabolini, junto a intendentes de toda la provincia y miembros del gabinete provincial y de su propio equipo de gobierno, el cierre del III Congreso de Cultura.
Las visitas de otros miembros del gabinete municipal como Fabián Bianchi. Norberto Atrip, Dalmy Butti, Pedro Restelli, Daniel Porta, José Luis Aguilar también son constantes hacia las oficinas de funcionarios provinciales.
Ayer, Guacone continuó con sus giras por La Plata para encontrarse con el Presidente del Instituto Cultural José D’amico, el Ministro de Producción Martín Ferré y el Secretario General de la Gobernación, Daniel Mouriño, un reconocido “paladar negro” del menemismo que tras ser jefe de campaña de Menem en 2003 se pasó a las filas del sciolismo cuando el motonauta era Vicepresidente de Kirchner.
Guacone tiene un posicionamiento innegable sobre su futuro político. Los deseos de ser electo como Jefe Comunal en 2011 motorizan buena parte de todo lo que se emprende desde el Municipio y las relaciones políticas establecidas con el kirchnerismo apuntan a ello.
Además, el Intendente municipal tiene en estos ocho meses de gestión una imagen pública favorable y una gestión que moviliza acciones palpables para vastos sectores de la población, incluso con decisiones criticadas desde los ámbitos donde se cocina la rosca política pero celebrada por los vecinos.
Escoba nueva barre bien y la estrategia electoral del kirchnerismo lo sabe. Tentar a un Intendente es una de las prácticas que Kirchner y los suyos mejor saben hacer. A veces con armas válidas y otras no tanto, pero han logrado desactivar el poder del duhaldismo en la provincia a costa de ceder una cuota a los barones del conurbano y abrir la canilla de los recursos.

Oficialismo de tres concejales
El jueves pasado había sesión en el Concejo Deliberante local. Al mediodía, en un bar de Belgrano y Balcarce, se produjo la última reunión del interbloque Acción por San Pedro – Acuerdo Cívico y Social.
No se reunían desde que Guacone echó a la cúpula del gabinete barbierista. Dos meses, muchas chicanas y debates silenciosos habían pasado. El resultado: la división. Ahora hay dos bloque en el Concejo. Por un lado, el oficialista Acción por San Pedro, compuesto por su Presidenta Margarita Frisch, Norberto Mitelsky y Adrián Macenet. Por otro, el ¿ahora opositor? Acuerdo Cívico y Social, presidido por Martín Pando y compuesto además por Sergio Rosa, Noemí Bordoy, Víctor Secchi y Juan Miguel Yunes.
Las versiones sobre el cónclave son encontradas. Mientras Frisch sostuvo que fue “en buenos términos” que se decidió la ruptura del bloque, Pando aseguró que la reunión fue convocada para “decidir las nuevas autoridades del bloque” y que tras la votación, en la que él resultó electo, Frisch, Mitelsky y Macenet, en claro desacuerdo, decidieron la creación del nuevo bloque.
Así, Acción por San Pedro quedó claramente diferenciado como el partido de gobierno sobre el que se recuesta la gestión municipal, con apenas tres concejales propios en el Concejo Deliberante y una oposición peronista compuesta por tres ediles del PJ disidente y cinco del kirchnerismo, que harán valer su presencia a la hora de definir las cuestiones que el Intendente necesite como herramientas de gestión que deben pasar por el HCD.
Acción por San Pedro da así un nuevo paso hacia lo que su ex Presidente Juan Almada calificó como un “cerrarse sobre sí mismo”. A ello se sumó el lunes una carta firmada por la familia del ex Secretario de Hacienda Hugo Salviolo para que sea retirado el cartel con su nombre que está en la sede del partido, en 25 de Mayo al 300.
Salviolo fue uno de los fundadores del movimiento vecinalista que creó Barbieri en 2007 para acompañar la Concertación Plural que llevó a la fórmula “Cristina, Cobos y vos” al gobierno nacional.
Al interior de Acción por San Pedro hay quienes dicen, un poco en broma otro poco en serio, que “Guacone es un intendente kirchnerista, porque Acción por San Pedro es un partido kirchnerista. Nosotros acompañamos a Cristina en 2007, el que se abrió fue Barbieri”.
Lo cierto es que Acción por San Pedro selló en 2009 una alianza electoral con la UCR, el Gen y la Coalición Cívica para darle forma al Acuerdo a nivel local. Como toda coalición política que tiene como horizonte la próxima campaña, fracasó en San Pedro y pronto mostró las grietas.
El partido vecinalista tiene ahora en Margarita Frisch su máxima figura. Mujer de confianza y cabeza en la cabeza de las decisiones de Guacone, la Concejal avanza a paso firme como conductora de un espacio político cuyo horizonte es, también, 2011.
Aunque sigan sosteniendo que su lugar es el Acuerdo Cívico y Social, difícilmente entre las otras fuerzas que componen esa alianza estén dispuestos a jugar una interna abierta con Guacone, con quien a esta altura ya no los une ni el espanto.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias