7.7 C
San Pedro
miércoles, septiembre 22, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Guacone despide a varios allegados a Mario

El Ejecutivo planea una reestructuración del personal. Ya está el decreto con los primeros que deben irse, entre ellos un histórico operador político del barbierismo que no es “del agrado de Guacone”.

spot_img

 

En una reunión de gabinete, el Ejecutivo municipal decidió los nombres de las primeras eyecciones en el marco de un plan de reestructuración de personal que se desarrollará durante todo el año 2010. Se trata de cinco empleados municipales, entre los que se encuentra Jorge Mc Inerny, ex Inspector General, ex Concejal y uno de los operadores más importantes del barbierismo, quien hasta tuvo posibilidades de ser Diputado. Según confirmó una alta fuente gubernamental “no es del agrado de Guacone” y fue el primero que decidieron dejar afuera de la planta.
Los otros nombres son los de Enrique “Chino” Carreras, Ana Farabollini y Roberto Nadal. “Es la primera de una serie de medidas”, dijeron desde el Gobierno. “Es una planta gigantesca y la verdad es que hay un número importante que no sabe ni redactar una nota, eso hay que solucionarlo”, confió una fuente cercana a las decisiones del Gabinete. “Hay que volcar los recursos a la parte operativa, achicar la planta mediante jubilaciones y renovar algunos puestos”, detalló.

Publicidad

Los que se van
El nombre más sorprendente es sin dudas el de Jorge Mc Inerny. Su ligazón a la estructura política que armó el ahora Diputado Nacional Mario Barbieri siempre fue muy fuerte. De hecho, su rol como operador político supo dar buenos resultados en el armado político del barbierismo.
Sin embargo, el hecho de que no sea “del agrado de Guacone” apuró su salida de la planta de personal del Municipio. Hay quienes sostienen que “esta es una decisión que tenía que tomar Mario hace tiempo” y que el propio Barbieri –que está al tanto de todo– dio su visto bueno para “soltarle la mano” a su ex Inspector General y organizador de las fiestas de doma y folklore.
El ex Concejal Mc Inerny era un hombre muy cercano al ex Intendente e incluso fue su Secretario Privado cuando Ivana Vitale tomó licencia por maternidad el año pasado. Su presencia durante las campañas eleccionarias fue influyente para las negociaciones políticas y siempre hubo quienes lo ligaron a “prácticas non sanctas” en la aventura de captar voluntades en términos de votos.
“Nadie sabía bien qué hacía Mc Inerny adentro de la Municipalidad, siempre fue una especie de ‘eterno cobrador’, y no es el único, no sólo de los años de Barbieri”, dijeron en un pasillo del Palacio Municipal.
Una de sus apariciones públicas más conocidas tenía que ver con su participación activa en la organización de festivales de doma y folclore, de cuya continuidad dudan a partir de su salida.
Durante la campaña de las últimas elecciones le tocó negociar en la Segunda Sección Electoral por un lugar en la lista para Diputados provinciales del Acuerdo Cívico y Social, antes de que Barbieri garantizara la continuidad de ese espacio político con su candidatura. Entre los que tuvieron llegada a las conversaciones internas en ese período, hay quienes sostienen que Mc Inerny debía proponer el nombre de Norma Atrip y habría propuesto el propio para la lista, cosa que enojó a algunos con quienes protagonizó una violenta discusión en la que hasta habrían volado sillas. Hasta la publicación de esta página, Mc Inerny no sabía de su eyección y no se sabe cómo tomará la decisión.

El caso Farabollini
Ana Farabolini es arquitecta, docente e hija del ex Intendente Guillermo Farabollini. Trabajaba como profesional en la Secretaría de Obras Públicas, donde no tuvo un informe negativo, pero aún así su nombre aparece en el decreto que desafecta a varios empleados.
Su salida de la planta de personal del Municipio tiene que ver con “cuestiones de operatividad”: la arquitecta no habría resuelto una serie de trabajos encomendados como se esperaba y sus relaciones con algunos compañeros de trabajo no serían los mejores.

Nadal, el Cooperativista
Rubén Nadal protagonizó una larga militancia en el justicialismo, partido que lo vio competir en varias internas, aunque se “acomodó” cuando se pasó a las filas de barbierismo y accedió a la Municipalidad como empleado, tal vez en parte de pago de su tarea como histórico puntero.
Su nombre será recordado por ser a quien Barbieri habilitó como coordinador de la mutual Unión Esperanza, a cuya medida se realizó la Ordenanza de estacionamiento medido y que ocuparía a desempleados que recibían el plan Jefes y Jefas de Hogar.
Por aquel entonces, Nadal quiso hacerles firmar a los miembros de la mutual un “poder general de administración y disposición” mediante el que se lo habilitaba a múltiples tareas sobre esa organización, con facultades que excedían lo imaginable. Tal situación se desbarató cuando él mismo anunció una pelea de catch que estaba organizando en nombre de la mutual, cuyos integrantes no estaban enterados, lo que generó su alejamiento del proyecto y obligó a que se tenga que olvidar de su sueño de ser “coordinador de tránsito”.
Trabajó en el hospital como coordinador de los beneficiarios del plan Jefes que realizaban tareas allí, donde no quedaron buenos recuerdos de su paso y últimamente se desempeñaba en un archivo municipal.
En marzo de este año fue presentado como referente local de la COPEBO, Corriente de Pensamiento Bonaerense, ala peronista del macrismo, que lideraban el Diputado Lezama y Juan José Álvarez.
Su alejamiento obedece en parte a que está en edad de jubilarse y su historial no favorece a los nuevos aires que quiere imprimir Guacone a su gestión.

El “Chino” Carreras
Enrique “Chino” Carreras es un recordado empresario que estuvo al frente de una importante fábrica local de muebles de metal y que dedicó buena parte de su vida a la participación en organizaciones de la sociedad civil, entre ellas Actur, de quien fue socio fundador.
Miembro de una generación empresarial muy pujante en la ciudad, protagonizó cruzadas por el desarrollo sampedrino.
Fue el primer Director de Turismo de Barbieri y trabajó en diversas áreas municipales, donde guardan buenos recuerdos de su paso.
Ya jubilado y de avanzada edad, su salida de la planta de empleados municipales obedece a la necesidad de reestructuración y a que su condición de trabajador pasivo “choca con lo que nos pasa a diario, que hay mucha gente pidiendo trabajo, y tener un jubilado no es buena señal”, sostuvieron quienes estuvieron en la decisión, y agregaron: “Además, la edad influyó mucho”. Según esa fuente, fue el propio Intendente Guacone el que le comunicó la medida a este, él único de los eyectados que supo de la noticia antes de esta publicación.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias